Al menos seis antivacunas murieron a causa de la covid

El último activista que murió a causa del virus es el británico David Parker (56), quien creía que había una conspiración entre los medios y las farmacéuticas.
sábado, 7 de agosto de 2021 · 05:04

Página Siete y agencias

Son al menos seis activistas antivacunas que en los últimos meses del año perdieron la batalla contra el coronavirus. La última persona escéptica de la efectividad de la vacuna que falleció debido a la Covid-19 es el británico David Parker, de 56 años, dueño de un club nocturno y un frecuente crítico de la vacunación.

Durante la pandemia, Parker se convirtió en un activista antivacunas en el Reino Unido. En varias de sus publicaciones en las redes sociales se mostraba desconfiado de los biológicos y creía que había una conspiración entre los medios de información y las farmacéuticas para difundir sus bondades frente a esta enfermedad, según medios internacionales.

El británico fue hasta el final frecuente crítico de la vacunación. Semanas antes de su fallecimiento compartió publicaciones burlándose de las farmacéuticas e insinuando una “conspiración”. 

“Siento la necesidad de publicar información aquí para las personas que no están recibiendo el otro lado de la historia debido a que los medios no son imparciales. Cuando se investiga quién financia a los medios, se llega a las empresas farmacéuticas. Quién sabe quién tiene razón o quién está equivocado. Si me equivoco, levantaré la mano, pero no me quedaré en silencio”, dijo en una oportunidad desde su cuenta de Facebook.

En otras ocasiones posteaba en sus redes  memes y caricaturas en las que se burlaba de las personas que publican fotografías de su registro de vacunación.

El británico no tenía enfermedades de consideración previas y era el gerente del Club Louis en Catterick Garrison, North Yorkshire y esta semana, el establecimiento anunció su muerte en un comunicado. 

“Con enorme pesar tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro jefe, David Parker. Estaba siendo tratado por los efectos de Covid en el Hospital Darlington Memorial, pero perdió su lucha esta tarde”, señala el comunicado según medios.

La familia de David se siente devastada y tras la tragedia pidió a  otros escépticos que se vacunen contra el virus. “Su familia está devastada, eran muy cercanos y se amaban mucho. Pero a pesar de su terrible pérdida, les gustaría que se supiera que están animando a todos a que se vacunen porque no quieren que otros sufran como ahora”, dijo un amigo de David, Steve Wignall, a The Sun. 

Wignall, que trabaja como director en el Club Louis, también contrajo la enfermedad el mismo día que su colega pero él sí se había vacunado, a diferencia de Parker.

Otros casos similares

Las historias devastadoras de personas que rechazaron la vacuna y  murieron debido al virus también dieron la vuelta al mundo en los últimos meses, a pesar de ser relativamente jóvenes y no presentar comorbilidades.

El británico John Eyers, que amaba escalar montañas y levantar pesas, murió por la Covid-19 la semana pasada después de rechazar también la vacuna.

El hombre de 42 años fue descrito como un “excelente deportista” por su hermana gemela Jenny McCann, informó LBC. Ahora Jenny comparte  su historia en redes sociales.

 “Era la persona más sana y en forma que conozco. Estaba escalando montañas galesas y acampando salvaje cuatro semanas antes de su muerte”, contó y reveló que John enfermó gravemente porque “no quería poner una vacuna en su cuerpo”. 

Antes de ser intubado debido a su delicada situación, confesó a los médicos que le habría gustado escuchar y vacunarse a tiempo, informaron los portales.

Otro caso es del  abogado Leslie Lawrenson, de 58 años, que murió  en su casa en Bournemouth el 2 de julio, después de haber estado internado solo nueve días. Previamente, había rechazado la vacuna porque creía que su sistema inmunológico era fuerte. Ya enfermo, publicó videos en Facebook expli cando cómo se sentía y que la Covid-19 no era algo a lo que la gente debería temer.

Otra historia es la Stephen Harmon, miembro de la megaiglesia de Hillsong, se había opuesto de manera abierta a las vacunas. “Tengo 99 problemas, pero la vacuna no es uno de ellos”, tuiteó el hombre de 34 años en junio pasado.

En los días previos a su muerte, Harmon documentó su lucha por mantenerse con vida, publicando fotos de sí mismo en la cama de hospital y además continuó diciendo que volvería a rechazar ser vacunado, ya que su fe religiosa lo protegería. Su historia se hizo viral. 

El italiano Marco De Veglia (55), un negacionista de Covid y antivacunas, también perdió la batalla contra el virus y pasó sus últimos días negando la realidad y apostando por las teorías conspirativas. Era autor de libros de éxito y experto en marketing de renombre, y vivía en EEUU.

Michael Freedy, de 39 años y natural de Las Vegas (EEUU) murió por coronavirus a finales de julio. Horas antes había escrito un mensaje a su mujer arrepintiéndose por no haberse vacunado. “Debí haberme puesto esa maldita vacuna”, escribió el hombre a su prometida horas antes de que los médicos le sedaran en la UCI. Él y su esposa no se habían vacunado por miedo a los efectos secundarios del fármaco.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
51
45