Adeptos de Sendero Luminoso encontraron apoyo en Bolivia

Representantes del Movadef, brazo político del grupo, lograron obtener el apoyo de grupos afines al MAS. En redes también se ensalzó la figura de Abimael Guzmán.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 05:05

Página Siete  /  La Paz

Adeptos de Sendero Luminoso encontraron apoyo en Bolivia. En 2019, grupos afines al MAS  acogieron a seguidores del grupo terrorista peruano Sendero Luminoso, agrupados en el Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), quienes llegaron al país para denunciar persecución y acoso por parte de las autoridades peruanas durante las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llevadas a cabo en Sucre ese año.

Sin embargo, desde otras trincheras, también se reivindican las ideas del recientemente fallecido terrorista.

El Movadef fue creado en 2009 y pide la liberación de los civiles, policías y militares implicados en la guerra interna desatada en el país por el grupo de ideología “marxista-leninista-maoísta”  que buscaba el poder por medio de la lucha armada.

“Nosotros hemos adoptado una línea ideológica marxista-leninista-maoísta-pensamiento Gonzalo y a partir de ahí hay toda una campaña sistemática de discriminación y persecución”, indicó Natalia Osco, miembro del Movadef, en   la televisión boliviana.

Asimismo, Álex Puente, vocero del grupo de letrados senderistas, calificó a los terroristas condenados como “presos políticos”, reportaron los medios peruanos en ese tiempo.

En ese entonces, la Organización No Gubernamental (ONG) Waynakuna Perú denunció que integrantes del MAS apoyaron las demandas que hizo el Movadef en Bolivia.

“El apoyo que tiene Sendero en Bolivia no ha de sorprendernos. Corresponde a la simpatía de este grupo terrorista con el chavismo, cuestión que le ha permitido operar en Bolivia y que le ha servido como puerta ideológica para poder infiltrarse en varios espacios del vecino país altiplánico”, señaló en 2019 Luis Alberto Sánchez, director de la ONG Waynakuna.

Durante las sesiones de la CIDH,  los brazos políticos del grupo terrorista  acusaron al Gobierno peruano de persecución, discriminación y exclusión de la sociedad peruana, además de pedir la libertad del subversivo Abimael Guzmán.

Los medios peruanos también  hicieron eco de un documento titulado “Carta de solidaridad y apoyo”, firmado por integrantes de las Juventudes MAS y otras federaciones sindicales juveniles de Bolivia, que respaldan el reclamo de la Asociación de Familiares de Presos Políticos Desaparecidos y Víctimas de Genocidios por la demolición del mausoleo terrorista que fuera construido en el distrito de Comas, en la capital peruana.

La Cancillería peruana protestó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por la participación de Sendero Luminoso en las sesiones de la CIDH.

Días después, Movadef, a través de su abogado Alfredo Crespo, respondió y envió a la OEA una carta en la que pedía que no se dejen sorprender por el reclamo del Estado peruano.

Apología del terrorismo

Álex Chamán Portugal es un docente peruano representante del Movadef, radicado en Bolivia desde  la década de los años 90, al estar en el radar de la Policía por sus vínculos con el senderismo, señala una publicación del diario Perú21.

El medio peruano reportó que el día del deceso de Guzmán, Álex Chamán usó sus redes sociales para homenajearlo. Hasta le dedicó una conferencia virtual que había convocado para esa fecha para hablar sobre las condiciones carcelarias en las que estaba recluido Guzmán.

“Dadas las circunstancias, si bien vamos a abordar el tema, lo vamos a hacer en forma de homenaje considerando que hoy a las 6:40, hora de Perú, lamentablemente falleció el doctor Abimael Guzmán Reinoso, muy conocido por el proletariado, sobre todo por las organizaciones genuinas, democráticas, revolucionarias, socialistas y comunistas”, exclamó.

Página Siete revisó el perfil del Chamán en Facebook y pudo constatar que cambió su foto de perfil por una en la que aparece Abimael Guzmán con el puño alzado. En otra publicación se solidarizó con la terrorista Elena Iparraguirre, esposa del cabecilla senderista, a quien calificó de “presa política”.

Sendero Luminoso  en Bolivia

  • Terroristas Sendero Luminoso fue un grupo terrorista peruano  de orientación “Marxista-Leninista-Maoísta” a principios de la década de los años 80 en el departamento de Ayacucho, en la sierra central del Perú. De acuerdo con datos del informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) de Perú, Sendero Luminoso, en sus años de mayor actividad, fue responsable de al menos 30.000 muertes de las cerca de 70.000 víctimas del conflicto interno armado,
  • Estación Según reportes policiales peruanos, ya el año de 1989 se había detectado la presencia de Sendero Luminoso en Bolivia, que  era utilizada como su zona transitoria para sus heridos, enfermos, de reposo, mientras que en años posteriores se utilizó como base para atracos para financiar la lucha armada.
Manifestante  en una marcha contra el terrorismo.
Foto: AFP

Homenajes serán considerados apología

El Ministerio de Justicia de Perú advirtió que toda manifestación pública que rinda homenaje a líderes terroristas, como Abimael Guzmán, fallecido el  sábado anterior, será considerado un delito de apología del terrorismo, penado con hasta 15 años de cárcel.

Horas después del anuncio del deceso de Guzmán, a los 86 años, en la prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua por terrorismo, el Ministerio de Justicia se adelantó a la posibilidad de que algunos simpatizantes del fundador de la banda armada Sendero Luminoso puedan manifestarse en su apoyo.

“Recordamos a la ciudadanía que toda manifestación pública que respalde o enaltezca alguna agrupación terrorista o justifique sus actos, así como rinda homenaje a sus líderes o cabecillas, como Abimael Guzmán, es considerado delito de apología al terrorismo”, indicó la cartera estatal en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Justicia agregó que este delito es sancionado con penas que fluctúan entre los cuatro y 15 años de prisión.

“También es apología al terrorismo toda propaganda, discurso o justificación favorable, que se haga a través de cualquier medio de difusión social”, puntualizó.

La muerte de Guzmán ha generado una ola de manifestaciones de rechazo por la violencia que desató la lucha de  Sendero Luminoso contra el Estado peruano entre 1980 y 2000 en el país, que causó la muerte de más de 69.000 personas y millones de soles (moneda de Perú) en pérdidas en la infraestructura y entidades públicas que fueron blanco de atentados con explosivos y armas de grueso calibre durante el conflicto interno.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos