Socialdemócratas ganan en Alemania por ventaja mínima

Después de años de coaliciones de dos partidos, en esta ocasión podrían ser necesarios tres frentes para alcanzar una mayoría y así conformar gobierno.
lunes, 27 de septiembre de 2021 · 05:00

Agencias  / Berlín

Los socialdemócratas alemanes de Olaf Scholz lograron en las elecciones de este domingo una mínima ventaja sobre los conservadores de Armin Laschet, que sufrieron una gran pérdida de votos, pero el escaso margen deja muy poco claro quién gobernará el país tras Angela Merkel.

Liderados por el ministro de Finanzas y vicecanciller saliente Olaf Scholz, los socialdemócratas del SPD recabarían entre el 25,9% y el 26% de los votos, mientras que la alianza conservadora de la Unión Cristiano-Demócrata (CDU) de Angela Merkel y su aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, obtendría entre el 24,1 y el 24,5% de los sufragios, según las estimaciones.

Se trata del peor resultado de la historia del bloque conservador, formado por la  CDU y la CSU de Baviera mientras que el SPD gana cinco puntos con respecto a las generales de 2017.

Para la formación de gobierno será clave cuál de los dos partidos que están al frente pueda llegar a un acuerdo con Los Verdes, que alcanzan un 14,7%, y el Partido Liberal, con un 11,5%.

Tanto el candidato socialdemócrata, Olaf Scholz, como su rival conservador, Armin Laschet, han declarado su disposición a intentar formar una coalición de gobierno.

La ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) volvió a entrar en el parlamento con un 10,9%, mientras que la Izquierda alcanza un 5,0% , justo en el borde del umbral para entrar en el parlamento.

“Será una noche electoral larga, eso seguro”, declaró Scholz tras el anuncio de los resultados de los sondeos a boca de urna. “Pero esto es cierto: muchos ciudadanos (...) quieren que haya un cambio en el gobierno y (...) también quieren que el próximo canciller se llame Scholz”, apuntó.

Pero los conservadores, pese a su resultado “decepcionante”, también prevén formar el próximo gobierno, advirtió no obstante Armin Laschet. “Haremos cuanto podamos para construir un gobierno dirigido por la Unión” CDU-CSU, aseguró el candidato democrisitano.

Esta competición podría sumir a la primera economía europea en un largo periodo de parálisis política mientras duren las negociaciones entre partidos.

Tanto Olaf Scholz como Armin Laschet afirmaron que desean que las negociaciones terminen “antes de Navidad”. No obstante, tras las últimas elecciones, en 2017, se necesitaron más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

Para los democristianos, las “pérdidas son amargas”, admitió Paul Ziemak, número dos de la CDU. Su partido nunca había caído por debajo del 30% de los votos. En 2017, recabó el 32,8%.

En una muestra de este declive, la circunscripción de Angela Merkel, en la que había sido elegida diputada desde 1990, cayó en manos del SPD. En cambio, los resultados que se van perfilando en Alemania presentan un renacimiento inesperado del partido socialdemócrata, dado por moribundo hasta no hace mucho.

Si la tendencia se confirma, Scholz podría estar en posición de suceder a Merkel.

 

La ultraderecha pierde terreno
La ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) perdió terreno en las elecciones generales de este domingo con respecto a su resultado de hace cuatro años, pero los representantes de la cúpula se han declarado satisfechos con lo logrado.
“Se habló de que cuatro años después estaríamos fuera del parlamento y estamos otra vez por encima del 10%, es un éxito”, dijo la copresidenta del grupo parlamentario, Alice Weidel.
Weidel señaló que había sido una campaña difícil en la que se había intentado aislar a AfD tanto desde los otros partidos como desde los medios de comunicación, pese a lo cual habían quedado claramente por encima del umbral del 5,0%.
La AfD, según las últimas proyecciones de la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD), obtuvo el 10,9 % de los fotos, 1,7 puntos menos que hace cuatro años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias