Los problemas de salud de Jair Bolsonaro desde 2019

La mayoría de las hospitalizaciones del mandatario están relacionadas con la puñalada que recibió durante la campaña presidencial.
martes, 4 de enero de 2022 · 05:00

AFP / Río de Janeiro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de 66 años, ha sufrido varios problemas de salud desde que asumiera el poder en 2019, en su mayoría relacionados con la puñalada que recibió en 2018, durante un acto de campaña.

Bolsonaro, de vacaciones en el estado de Santa Catarina (sur), fue trasladado e internado de urgencia en Sao Paulo ayer por una obstrucción intestinal y se realiza exámenes para una “posible cirugía”.

El presidente afirmó en Twitter que fue internado en la madrugada y publicó una foto en la que aparece recostado en la cama del hospital Vila Nova Star, con una sonda en la nariz.

“Me colocaron una sonda nasogástrica. Me realizarán más exámenes para una posible cirugía de obstrucción interna en la región abdominal”, tuiteó el mandatario, que empezó a encontrarse mal “después del almuerzo del domingo”. 

El médico Antonio Luiz Macedo, responsable del equipo que trata a Bolsonaro y que lo ha operado en otras ocasiones, se encontraba fuera del país y ya está camino a Brasil, agregó el mandatario. 

El hospital informó más temprano que el presidente padece “un cuadro de suboclusión intestinal” y que se encuentra “estable, en tratamiento”.

Imágenes de TV Globo mostraron al mandatario desembarcando de madrugada del avión presidencial a pie en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo, procedente de Santa Catarina. 

Historial de salud

El  6 de septiembre de 2018,  un mes antes de la primera vuelta de las presidenciales, Bolsonaro es apuñalado en el abdomen en medio de la multitud durante un acto de campaña en Juiz de Fora, estado de Minas Gerais (sureste de Brasil). Su atacante, un hombre con problemas mentales, le perfora varias veces el intestino, lo que le hace perder más de dos litros (40%) de sangre. Lo operan de urgencia en un hospital local, antes de transferirlo al Hospital Albert Einstein de Sao Paulo.

El 12 de septiembre de 2018, Bolsonaro es operado nuevamente debido a adherencias en su intestino delgado. También le reparan una fístula en una sutura de la primera cirugía.

El 29 de septiembre de 2018, 22 días después del ataque y faltando una semana para las elecciones, Bolsonaro sale del hospital. No participa en ningún debate televisivo con otros candidatos.

El 28 de enero de 2019,  casi un mes después de su investidura como presidente, es sometido a una nueva operación para retirarle la bolsa de colostomía que debió usar tras el atentado. La cirugía se revela más larga (siete horas) y más compleja de lo previsto debido a numerosas adherencias intestinales.

El 8 de septiembre de 2019, se interna  nuevamente y le realizan una cuarta cirugía, esta vez para corregirle una hernia abdominal en la cicatriz de la operación anterior.

El 6 de julio de 2020 el presidente es diagnosticado con Covid-19. Presenta síntomas leves y asegura “estar mejor” después de tomar hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria probadamente ineficaz contra el nuevo coronavirus.

El 14 de julio de 2021 ingresa en el hospital para tratar una obstrucción intestinal y una crisis de hipo que ya le dura diez días. Los médicos optan por un “tratamiento conservador”, sin cirugía.

Me colocaron una sonda nasogástrica. Me realizarán más exámenes para una posible cirugía de obstrucción interna en la región abdominal

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias