Condena por caso Theranos preocupa a Silicon Valley

Silicon Valley tiene un largo historial de convertir en millonarios a gente que abandonó los estudios, pero pudo desarrollar una idea.
jueves, 6 de enero de 2022 · 05:00

AFP / San Francisco

La condena a Elizabeth Holmes, fundadora de la empresa de biotecnología estadounidense Theranos, causa preocupación entre los empresarios de la Silicon Valley debido al riesgo de que las promesas incumplidas sean en adelante pasibles de penas de cárcel, apuntan analistas.

Pero, agregan, la cultura del engaño no va a desaparecer tan pronto en el sector de la tecnología, con inversores que buscan la gran oportunidad en una industria que mueve miles de millones de dólares.

“Cualquier fundador de una ‘startup’ que cree que su tecnología no está lista pero tenía fe en que lo estaría en algún momento, debe estar muy nervioso”, comentó Aron Solomon, principal analista legal de Esquire Digital.

“Apuesto que muchos fundadores de empresas (...) vieron el juicio y pensaron que probablemente hicieron algunas de las mismas cosas que Elizabeth Holmes”, agregó.

Holmes, de 37 años, fue declarada culpable de fraude por mentir a los inversionistas sobre un aparato de análisis de sangre que, según ella, transformaría esa industria y los haría inmensamente ricos.

La empresaria caída en desgracia aseguró que estaba desarrollando un aparato que podía diagnosticar varias enfermedades con unas pocas gotas de sangre, lo cual permitiría acelerar el tratamiento de pacientes con cáncer o VIH.

El juicio contra Holmes puso en evidencia la tenue línea entre la osadía y el engaño que algunos dicen que caracteriza a Silicon Valley.  Holmes declaró en su juicio que una nueva generación de su máquina de pruebas de sangre, que estaría cerca de ser concluida, habría cumplido como se esperaba. El problema con el modelo se produce cuando, como en el caso de Holmes, la promesa de éxito es una quimera, según el analista Patrick Moorhead.

Buenas ideas

Silicon Valley tiene un largo historial de convertir en millonarios a gente que abandonó los estudios pero consiguió desarrollar una buena idea.

Titanes del capitalismo moderno, de Bill Gates (Microsoft) a Jeff Bezos (Amazon) o Larry Page (Google) hasta, quizás el más famoso de todos, Steve Jobs (Apple), se enriquecieron con una idea. Pero por cada Jobs hay cientos cuya idea brillante termina en nada.

Inversionistas de riesgo que buscan multiplicar su capital suelen escuchar decenas de propuestas de estas personas.

Con tanto dinero en juego, estirar la verdad es un modo de vida para muchos en el sector de las startup. “Todo probablemente siga igual” después del juicio, anticipa Wesley Chan, de Felicis Ventures.

Kristin Carey, de la startup Extended Reality Group, dijo que las empresas nuevas posiblemente tengan que responder más preguntas de los inversionistas tras el juicio de Holmes, pero advirtió que eso no es necesariamente positivo.

Quizás, sugirió, lo que necesitan es libertad para impulsar su idea. “Si alguno de los fundadores de las actuales empresas exitosas hubieran tenido este escrutinio, ¿estarían aquí?”, cuestionó.

Elizabeth Holmes

  • Veredicto La fundadora de la empresa de biotecnología estadounidense Theranos, Elizabeth Holmes, fue declarada culpable por fraude este lunes en un tribunal de California, en un caso que ha puesto en evidencia la cultura de negocios del Silicon Valley. A sus 37 años enfrenta la posibilidad de pasar varias décadas en la cárcel, pero la sentencia final aún no está definida.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias