Se estima que 261 mil ciudadanos abandonaron el país y cruzaron la frontera

Caos, miedo y errores en reclutamiento de rusos y se eleva éxodo a otros países

El Kremlin admitió ayer que hubo “errores” con el llamado indiscriminado a las filas de personas sin experiencia militar, enfermos o mayores de edad. Ante la salida de rusos no se decidió aún cierre de fronteras.

Planeta
Por 
Rusia - lunes, 26 de septiembre de 2022 - 20:07

Transcurridos cinco días del anuncio de movilización de tropas y reclutamiento en Rusia hay caos, miedo y errores del Gobierno que aclaró que aún no ha tomado decisión sobre el cierre de fronteras ante la protesta y salida de ciudadanos que huyen de una mayor escalada de la guerra con Ucrania.

Las llegadas de rusos a las fronteras de Noruega y Finlandia se incrementaron este fin de semana, indicaron las autoridades de ambos países ayer, después de que Moscú anunciara una movilización parcial para enviar combatientes a Ucrania.

“El pasado fin de semana fue el de mayor afluencia en términos de tráfico en la frontera oriental”, declaró a la AFP Mert Sasioglu, de la guardia fronteriza de Finlandia.

La agencia de fronteras afirmó que cerca de 8.600 rusos entraron en Finlandia por la frontera terrestre el sábado y que unos 4.200 la cruzaron en sentido contrario. El domingo, más de 8.300 rusos llegaron y cerca de 5.100 se fueron.

“El ratio de llegadas es casi del doble de lo que era hace una semana”, dijo Sasioglu.

“La principal razón es la movilización pero esto también se explica en parte por el hecho de que tanto Finlandia como Rusia suavizaron las restricciones que habían impuesto por el Covid-19 durante el verano”, agregó.

Por su parte, Noruega, que no es miembro de la Unión Europea pero sí forma parte del espacio Schengen (un área de 26 países europeos que abolieron sus controles fronterizos), también dijo que se registró un leve aumento de las llegadas desde Rusia a punto fronterizo de Storskog, en el norte. El domingo, 243 personas entraron en Noruega desde Rusia, de los que 167 tenían visados Schengen, mientras que 91 salieron hacia Rusia, según la policía noruega.

Finlandia anunció el 23 de septiembre que estaba planeando “restringir significativamente la entrada de ciudadanos rusos” y que tomaría una decisión al respecto en los “próximos días”. Unos 261 mil rusos habrían cruzado ya la frontera en los últimos días para eludir la movilización, según fuentes del FSB citadas por el diario digital “Nóvaya Gazeta. Europa”.

En la frontera con Georgia hay colas kilométricas, al igual que en la frontera con Finlandia, Kazajistán y Mongolia

El Kremlin admitió ayer que hubo “errores” durante el proceso de movilización de reservistas para la acción militar en Ucrania y afirmó que no hay una decisión tomada sobre el cierre de las fronteras.

“Hay casos en los que el decreto fue violado. En algunas regiones los gobernadores están trabajando activamente para corregir la situación. Esperamos (...) que todos los errores sean corregidos”, indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Respondiendo a preguntas de los periodistas, Peskov dijo que, a pesar de que algunos rumores indican lo contrario, no se ha tomado ninguna decisión para cerrar las fronteras externas de Rusia e imponer la ley marcial en algunas regiones fronterizas.

“No sé nada de esto. No hay decisiones” tomadas sobre el cierre de las fronteras, precisó.

Tras las manifestaciones del miércoles y el fin de semana, Rusia continuaba hoy expresando su descontento con intensas protestas en Majachkalá y Nálchik, capitales de las repúblicas rusas de Daguestán y Kabardino-Balkaria, que fueron reprimidas por la policía, que ha usado porras y gas lacrimógeno.

Ya el domingo la policía disolvió por la fuerza una protesta en Majachkalá, y en la localidad daguestana de Endiréi disparó tiros al aire.

El llamamiento indiscriminado a las filas de personas sin experiencia militar, con problemas de salud, con familias numerosas o con edades mayores a las establecidas ha atizado la indignación popular.

Tras el anuncio de la movilización parcial, cientos de miles de personas han protagonizado protestas en las que han sido detenidos más 2.300 manifestantes, según OVD-Info, una organización que hace seguimientos de arrestos en Rusia.

El rechazo ciudadano se torna violento: el jefe de la oficina de reclutamiento de la ciudad de Ust-Ilimsk, en el extremo oriente de Rusia, fue herido hoy de un disparo, según informó el gobernador de la región de Irkutsk, Igor Kóbzev.

Una decena de oficinas de alistamiento han sido atacadas en los últimos días, muchas de ellas con cócteles mólotov, y se han producido ataques contra edificios de la administración local y sedes del partido del Kremlin, Rusia Unida.

El presidente de la Duma rusa, Viacheslav Volodin, criticó la actitud de algunos funcionarios que alistan sin filtro a ciudadanos incluso si nunca han llevado armas o están enfermos, “porque la capacidad combativa de nuestras Fuerzas Armadas (...) depende de su efectividad”.

El líder de la república rusa de Yakutia (extremo oriente del país), Aysén Nikoláyev, prometió devolver a casa a más de 120 reservistas “movilizados por error luego de reunirse con madres y esposas.

Fuerzas de Ucrania presionan para recuperar territorios

Tres semanas después de un fulgurante avance en el noreste de Ucrania, que le permitió recuperar miles de kilómetros cuadrados, las fuerzas ucranianas mantienen su presión sobre el ejército ruso en la cuenca del Donbás, que Moscú quiere anexionarse.

Rusia organizó eunos “referendos” de anexión en las regiones de Ucrania que controla total o parcialmente, pese a que los países occidentales amenazaron con imponer más sanciones.

En la región de Járkov, en el noreste, mayoritariamente arrebatada a los rusos durante una ofensiva perpetrada en las últimas semanas, los ucranianos controlan gran parte de la ciudad de Kupiansk, donde se encuentra una importante encrucijada ferroviaria que Rusia solía utilizar para abastecer a sus tropas desplegadas más al sur.

Moscú sigue controlando una estrecha franja de tierra en la orilla oriental del río Oskil, por lo que los ucranianos no pueden avanzar hacia la región de Lugansk, controlada por autoridades prorrusas. El fin de semana, cayeron unas lluvias tan fuertes que la tarea de las tropas de Kiev se vio entorpecida, reportó AFP.


Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS