China pide calma tras el ataque estadounidense en Siria

Aboga por "una investigación independiente y completa". "Necesitamos pruebas irrefutables", dijo un portavoz.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 07 de abril de 2017 - 7:06

AFP  

China llamó este viernes a "evitar un nuevo deterioro de la situación" en Siria tras el bombardeo estadounidense contra una base militar del régimen sirio, y condenó "el uso de armas químicas, por parte de cualquier país".

Esta reacción se produce en el mismo momento en el que la agencia oficial Xinhua anunciaba que el presidente estadounidense, Donald Trump, aceptó visitar China en 2017.

Trump anunció el jueves haber ordenado bombardeos contra el régimen sirio de Bashar al Asad, al que acusa de haber "lanzado un horrible ataque con armas químicas contra civiles inocentes" en la localidad de Jan Sheijun.

"Estamos profundamente conmocionados" por el ataque en Jan Sheijun, "lo condenamos firmemente (...). Nos oponemos al uso de armas químicas por parte de cualquier país, organización o individuo, e independientemente de las circunstancias y el objetivo", afirmó Hua Chunying, portavoz del Ministerio chino de Exteriores.

Por su parte, China aboga por "una investigación independiente y completa". "Necesitamos pruebas irrefutables", destacó Hua.

Sin embargo, "en relaciones internacionales, China se opone siempre al uso de la fuerza y recomienda el diálogo para resolver pacíficamente los conflictos (...). Pedimos así una resolución política a la cuestión siria", añadió.

"Lo urgente por el momento es evitar cualquier deterioro de la situación (...), esperamos que todas las partes implicadas mantendrán la calma y evitarán cualquier escalada de tensiones", insistió la portavoz de la diplomacia china.

Preguntada por la legitimidad del presidente sirio, Hua respondió que "el presidente Bashar al Asad fue elegido por el pueblo sirio (...). Es el pueblo sirio el que tiene que determinar el futuro del país".

Esta primera operación militar estadounidense en Siria se produce cuando Donald Trump recibía el jueves y el viernes a su homólogo chino, Xi Jinping, para una primera reunión entre los dos dirigentes en su lujosa residencia de Mar-a-Lago, en Florida.

Siria es la manzana de la discordia entre las dos potencias. China, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, vetó hasta seis veces en 2011, junto a Rusia, cualquier resolución sobre Siria, oponiéndose ferozmente a toda intervención estadounidense.

El pasado 28 de febrero, un nuevo veto de China y Rusia entorpeció una resolución de la ONU que preveía sanciones contra Siria por su utilización de armas químicas en el conflicto.

El jueves por la tarde en la ONU, China se encontraba entre los diez miembros del Consejo que buscaban evitar un nuevo enfrentamiento entre Rusia y las potencias occidentales, proponiendo una resolución de compromiso que pide una investigación sobre el presunto ataque químico contra la ciudad de Jan Sheijun.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS