Donald Trump y Kim Jong-un preparan una histórica reunión

EEUU y Norcorea han vivido fuertes tensiones desde la Guerra de Corea, con cortos períodos de acercamiento; su historia la marcan más de 70 años de tensiones.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - sábado, 10 de marzo de 2018 - 0:04

AFP  / Washington


El presidente estadounidense Donald Trump aceptó una propuesta del norcoreano Kim Jong-un para sostener una histórica reunión sobre la desnuclearización de la península coreana, en un giro inesperado tras meses de gran tensión entre ambos líderes. 


El sorprendente anuncio fue formulado el jueves en uno de los jardines de la Casa Blanca por el asesor de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, luego de una reunión con Trump. 


No fueron revelados, sin embargo, el lugar o la fecha exacta del encuentro, aunque se espera para fines de mayo. Semejante reunión era hasta hace pocas semanas impensable ante la espiral de tensión entre Washington y Pyongyang por los programas balístico y nuclear de Corea del Norte. 


Chung, quien la semana pasada se encontró con Kim, transmitió al mandatario estadounidense que, en esa conversación, Kim le expresó “su deseo de reunirse con el presidente Trump lo antes posible”. 


En respuesta, Trump dijo que “se reuniría con Kim Jong-un de aquí a mayo para lograr la desnuclearización permanente” de la península, explicó Chung. 


La Casa Blanca confirmó instantes después que Trump había aceptado la oferta de un encuentro en un lugar y momento a ser definido. La portavoz Sarah Sandres agreó que Washington desea “la desnuclearización de Corea del Norte pero que todas las sanciones y la máxima presión deben continuar”. 


Trump saludó en Twitter los “grandes progresos” en los esfuerzos para convencer a Corea del Norte de abandonar su programa nuclear. “Kim Jong-un ha hablado de desnuclearización con la delegación surcoreana, no apenas de un ‘congelamiento’. Tampoco habría pruebas misilísticas en Corea del Norte en ese período”, destacó el mandatario. “¡La reunión ya está siendo planeada!”, añadió. 


El secretario de Estado Rex Tillerson dijo desde Yibuti que Pyongyang “ha cambiado (...) su posición y de una forma bastante espectacular. Y muy francamente, ha sido una sorpresa para nosotros que se haya mostrado tan abierto en las discusiones con la delegación surcoreana”. 


El vicepresidente Mike Pence estimó, en tanto, que la invitación de Kim es evidencia de que la estrategia de Estados Unidos de aislar con sanciones económicas a Corea del Norte está funcionando y agregó que la “campaña de máxima presión continuará hasta que Corea del Norte tome medidas concretas, permanentes y verificables para poner fin a su programa nuclear”.


El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que  aprecia “enormemente el cambio de Corea del Norte de comenzar las conversaciones sobre la premisa de una desnuclearización”.  En tanto, China, que asegura el 90% del comercio exterior norcoreano, apeló a la “valentía política” de Washington y Pyongyang para tomar las buenas decisiones. 


La cumbre es para Rusia “un paso en la buena dirección y  necesaria para normalizar la situación” dijo su canciller Serguéi Lavrov.

Un trato “de igual a igual”


 Desde hace años, Corea del Norte quiere que Estados Unidos lo trate de igual a igual. Al aceptar una posible cumbre con Kim Jong-un, Donald Trump podría hacer realidad el sueño del líder norcoreano sin obtener nada a cambio, estiman los expertos. El anuncio de una reunión histórica es la última sorpresa hasta la fecha de una serie de acontecimientos diplomáticos en la península, desde que Pyongyang –contra todo pronóstico– decidiera a principios de año participar en los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang. 


Si se realiza, la reunión podría conducir a un acuerdo sobre los programas nucleares y balísticos de Corea del Norte, cuyo desarrollo pese a las sanciones ha alimentado las tensiones regionales. 


Pero varios analistas estiman que aceptar el principio de una cumbre entre dirigentes, mientras no se ha negociado nada tras bambalinas, significa de alguna manera una concesión a las aspiraciones de Corea del Norte.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS