Washington anunció un paquete de $us 1.000 millones en municiones y artillería

EEUU aprueba más cooperación militar a Ucrania y ONU pide ayuda humanitaria

EEUU asegura que Rusia ha sufrido entre 70.000 y 80.000 bajas en la guerra. Naciones Unidas elevó a $us 4.300 millones su solicitud de fondos para ayuda humanitaria y apoyar a gente que quedó sin hogar.

Planeta
Ucrania - martes, 09 de agosto de 2022 - 5:00

El secretario de Estado de Estados Unidos (EEUU), Antony Blinken, anunció un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de 1.000 millones de dólares, el mayor concedido hasta ahora. Mientras que la ONU solicitó más recursos como ayuda humanitaria.

En un comunicado, Blinken indicó que la asistencia incluye armas, municiones y otro tipo de equipamiento castrense.

El subsecretario de Defensa para Política, Colin Kahl, precisó en una rueda de prensa en el Pentágono que el paquete incluye municiones para los Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (Himars, en inglés), que EEUU ha dado en el pasado a Ucrania y que son proyectiles de largo alcance. Asimismo, la nueva ayuda engloba 75.000 piezas de artillería de 155 milímetros y 20 sistemas de morteros de 120 milímetros.

Kahl agregó que el paquete cuenta con 20.000 municiones para sistemas de misiles aire-tierra, además de 1.000 proyectiles antitanque Javelin y 50 vehículos blindados con equipamiento médico.

El responsable de Defensa subrayó que “estas son capacidades críticas para ayudar a los ucranianos a repeler la ofensiva rusa en el este” de Ucrania y para afrontar la evolución de la situación en el sur del país.

Con esta cantidad, EEUU. ha destinado 9.800 millones de dólares en ayuda castrense a Ucrania desde que el presidente Joe Biden llegó a la Casa Blanca en enero de 2021, de los que 9.100 millones de dólares han sido desde el inicio de la guerra en Ucrania en febrero de este año.

Ayuda humanitaria

La ONU elevó a 4.300 millones de dólares su solicitud de fondos para ayuda humanitaria en Ucrania durante este año, unos 2.000 millones más de lo que había pedido el pasado abril a los donantes.

Según la organización, ese aumento responde al empeoramiento de la situación en el país y a las perspectivas de un invierno muy difícil debido a la destrucción de viviendas y a la falta de acceso a gas y electricidad en muchos lugares como resultado de daños en infraestructuras.

En total, Naciones Unidas calcula que al menos 17,7 millones de personas -más de la cuarta parte de la población de Ucrania- necesitará ayuda humanitaria durante los próximos meses.

Se trata de 2 millones de personas más de lo previsto anteriormente y, según la coordinadora humanitaria de la ONU en el país, Denise Brown, la situación podría agravarse cuando llegue el frío. “Tememos que sea todavía peor durante el invierno, dado que probablemente más gente se desplace desde zonas donde no tienen acceso a gas, combustible o electricidad para calentar sus hogares”, señaló Brown en un comunicado.

Hasta ahora, los donantes han facilitado 2.380 millones de dólares para dar asistencia humanitaria a Ucrania, un apoyo “sin precedentes”, según la ONU, que animó a la comunidad internacional a seguir respaldando a la población del país.

Además, Naciones Unidas volvió a reclamar a las partes del conflicto acceso seguro y sin trabas para los trabajadores humanitarios.“Desde el inicio de la guerra, el acceso ha sido extremadamente complicado en áreas fuera del control del Gobierno de Ucrania”, señaló Brown, que recordó que las partes, según la legislación humanitaria internacional, tienen la obligación de asegurar que se puede dar apoyo a todos los civiles necesitados.

Bajas en Rusia

El Pentágono calcula que Rusia ha sufrido entre 70.000 y 80.000 bajas, lo que incluye muertos y heridos, desde el inicio de la invasión a Ucrania, el pasado 24 de febrero.

El subsecretario de Defensa para Política de EEUU, Colin Kahl, dijo que el número de bajas es “notable” dado que Rusia no ha conseguido “ninguno” de los objetivos que tenía al comienzo de la invasión.

Kahl no quiso precisar el número de víctimas que han sufrido las fuerzas ucranianas desde el inicio del conflicto.

El director de la CIA, William Burns, indicó a finales de julio que la agencia que dirige estima que unos 15.000 rusos han fallecido y unos 45.000 han resultado heridos durante el transcurso de la contienda en Ucrania.

Según un recuento elaborado por el medio ruso independiente Mediazona y BBC News Russia, a fecha del 29 de julio, 5.185 rusos habrían perdido la vida durante el conflicto.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró en junio que el número de soldados rusos muertos en su país iba a alcanzar ese mes los 40.000. Al igual que Rusia, Ucrania tampoco informa de sus militares muertos. En abril, Moscú aseguró que había matado a unos 23.000 soldados ucranianos.

Respecto a los civiles, de acuerdo a las cifras ofrecidas por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos al 1 de agosto, al menos 355 ucranianos han perdido la vida y 1.100 han resultado heridos desde el inicio de la guerra.

Rusia aumenta presión y Ucrania admite alto costo de resistir

Las tropas rusas aumentan la presión en los frentes este y sur de Ucrania, pero Kiev asegura que controla la situación en el campo de batalla, aunque a costa de un alto precio en vidas y riesgo de desastre nuclear.

“La situación en el Donbás sigue siendo muy difícil. Nuestro ejército está haciendo todo lo posible para detener el terror ruso e infligir las mayores pérdidas posibles a los invasores”, manifestó ayer el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

El mandatario ucraniano aseguró que los combates más intensos se libran en dirección a Avdiivka, Marinka y Bajmut, en la región de Donetsk, que se llevan “los principales esfuerzos” de los militares y “lamentablemente, muchas vidas”. Agregó que la situación es muy complicada en el sur del país, incluido Jersón, donde el enemigo continúa concentrando fuerzas.

Zelenski insistió en que lo principal ahora para las Fuerzas Armadas de Ucrania es recibir más ayuda militar de los socios occidentales.

“Las armas para nuestra defensa que mandan los socios sigue siendo clave”, indicó el mandatario . (EFE).

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS