La primera potencia mundial afronta un remezón político

EEUU pasa de la guerra en Siria a la batalla por el presupuesto

El Consejo de Seguridad de la ONU frenó la iniciativa militar del presidente Barack Obama.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - sábado, 28 de septiembre de 2013 - 18:59

José M. Sanz /  Washington
En exactamente un mes la primera potencia mundial, Estados Unidos, pasó de amenazar con un ataque militar a Siria  a temer por una crisis en el Congreso que puede paralizar el Gobierno.   
En cuatro semanas, el presidente Barack Obama vio cómo su iniciativa belicista en Siria para derrocar a Bashar al Asad quedaba en nada cuando el viernes el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad el desarme químico de Siria, en función del acuerdo entre Washington y Moscú que no incluye una acción militar. Al menos no inminente.
Sin embargo, Barack Obama hizo una lectura diferente.
"Sinceramente, dudo de que hubiéramos llegado a este punto, de no haber existido la amenaza creíble de una acción por parte de EEUU como respuesta a la horrible tragedia que tuvo lugar el 21 de agosto, en la que más de mil personas murieron por armas químicas, incluidos más de 400 niños”, afirmó  el propio Obama  con la perspectiva de un conflicto armado alejándose en el horizonte.
El frente doméstico
Mientras el panorama del frente foráneo se aclaraba, Obama volvió a dirigir el foco hacia su prioridad nacional, el restablecimiento de la economía y la reconstrucción de la clase media, pero se topó enseguida con la total oposición de un Partido Republicano que no está dispuesto a darle ninguna tregua.
En menos de tres días, el Gobierno federal dejará de tener dinero suficiente en la caja para seguir funcionando, y apenas 15 días después el país habrá alcanzado su techo de endeudamiento.
Lo que en otras circunstancias habrían sido dos trámites parlamentarios casi rutinarios -la aprobación de un presupuesto temporal y la elevación del límite de la deuda pública- se convirtió en pretexto para una batalla partidista que puede llevar a EEUU, por primera vez en su historia, a la suspensión de pagos.
Esta vez el castigo republicano, promovido por los radicales del Tea Party, es muy serio, porque condiciona sendos acuerdos sobre el presupuesto y la deuda a la supresión de los fondos para la reforma sanitaria, cuya aplicación entrará el martes en una fase, definitivamente,  decisiva.
La reforma sanitaria de 2010, que pretende extender la cobertura médica a casi 40 millones de estadounidenses carentes de seguro, es el mayor logro de Obama y cualquier intento de hacerla descarrilar va a ser combatido por los demócratas con uñas y dientes. "Déjenme repetirlo: eso no va a ocurrir”, dijo Obama, aunque sabe que la batalla no ha hecho más que empezar. (EFE).

 

 En  Washington
 Pugna La oposición republicana estadounidense, mayoritaria en la Cámara de Representantes, decidió ir al choque con el presidente Barack Obama y los demócratas en el debate sobre el presupuesto, tres días antes de un eventual cierre del Estado federal.
   Rechazo  John Boehner, presidente de la Cámara, anunció que rechazaba un complejo  proyecto de ley de finanzas adoptado  por el Senado, donde los demócratas cuentan con mayoría.
Reforma Si bien  se evitaría con el  plan presupuestario  el  cierre temporal del Gobierno federal, se retrasaría un año  la entrada en vigor de la reforma sanitaria, el Obamacare.

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS