Embajadora de la UE en Nicaragua abandonó el país tras ser declarada no grata por Ortega

La salida de Bettina Muscheidt se produce en medio de fuertes cuestionamientos de Daniel Ortega contra la UE, que ha pedido reiteradamente el cese de represión contra opositores y aplicado sanciones contra el círculo cercano del mandatario.

Planeta
AFP
Por 
Managua - sábado, 01 de octubre de 2022 - 16:58

De acuerdo con fuentes diplomáticas, la embajadora de la Unión Europea (UE) ante Nicaragua, Bettina Muscheidt, abandonó este sábado el país, tras ser declarada non grata por el gobierno de Daniel Ortega.

Muscheidt, quien había asumido el cargo hace un año, viajó a México, de donde partirá hacia París, indicaron a la AFP fuentes diplomáticas, que aseguran que la embajadora permaneció vigilada por la policía en su residencia hasta su salida en el aeropuerto.

El gobierno no se pronunció oficialmente sobre la expulsión de Muscheidt, quien se supo fue citada el miércoles por la cancillería nicaragüense para notificarle verbalmente que debía abandonar el país.

“Va para afuera por non grata”, tuiteó sin embargo el diputado oficialista Wilfredo Navarro.

La salida de Muscheidt se produce en medio de fuertes cuestionamientos de Ortega contra la UE, que ha pedido reiteradamente el cese de represión contra opositores y aplicado sanciones contra decenas de funcionarios, allegados y familiares del mandatario.

Coincide, además, contra la fuerte arremetida del gobierno contra la OEA, la ONU, Estados Unidos, el Vaticano y países que han cuestionado el cuarto mandato consecutivo que Ortega obtuvo en 2021, con sus rivales presos o en el exilio.

En ese contexto, Ortega anunció el viernes la ruptura de relaciones con Países Bajos, a los que acusó de “intervencionistas” por criticar su democracia y suspender el financiamiento para un hospital.

“Nicaragua ante la reiterada posición injerencista, intervencionista y neocolonial colonialista del reino de los Países Bajos (...) comunica al Gobierno de ese país nuestra decisión de descontinuar inmediatamente las relaciones diplomáticas”, informó la cancillería.

Poco antes, Ortega había asegurado en un acto oficial que su gobierno no quería tener relaciones “con ese gobierno intervencionista”.

“La ruptura de las relaciones diplomáticas es un paso excepcional y muy inusual. Tampoco es el deseo de los Países Bajos”, afirmó este sábado a la AFP un portavoz, quien lamentó la reacción “desproporcionada” de Managua.

La ruptura ocurrió luego de que la embajadora holandesa para América Central, Christine Pirenne, dijera el jueves durante una visita a Managua que no financiarían el hospital.

La medida molestó a Ortega, quien exclamó: “¡Afuera!... Que vaya a gritar lo que quiera, todas sus miserias... afuera”.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS