Éxodo en la devastada Mocoa tras avalancha

Redacción Diario Página Siete
Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 07 de abril de 2017 - 0:00

AFP / Mocoa

 Claudia Navarro, su esposo y su hijo son los últimos de una familia de 16 personas en abandonar la ciudad colombiana de Mocoa, arrasada por un alud que dejó más de 300 muertos. 

Aunque su casa está en pie, se van por el temor a enfermedades. La terminal de transporte fue una de las centenares de construcciones destruidas por la fuerza de las riadas el pasado viernes a medianoche, y el paradero improvisado desde donde salen ahora pequeños buses y camionetas es un hervidero de personas. 

La mayoría se va a casa de familiares en otras ciudades para ponerse a salvo de los problemas que generó la tragedia, en una ciudad cuya reconstrucción puede tomar hasta dos años. 

El barro se seca en las calles y genera polvareda. "Me voy por evitar alguna enfermedad para el niño, hay mucho polvo y la calidad de la poca agua que hay es mala y le ha afectado el estómago”, cuenta Navarro a la AFP antes de abordar una camioneta hacia el Alto Putumayo, como se conoce a la parte noroccidental del departamento del Putumayo, del que Mocoa es capital. 

Su hijo Matías, de tres años, patea piedras en la calle mientras esperan por el transporte y Navarro.
 
"Vamos a la casa de una familiar, la única que tenemos fuera de Mocoa. Ya otros 13 de la familia han viajado, nosotros somos los últimos”, comenta. 

La tragedia causó la muerte de 301 personas, de las cuales 92 eran niños, y dejó damnificadas, sin vivienda y con necesidad de ayuda humanitaria  a 3.240, según el más reciente balance de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS