FOTOS: Sudáfrica prolonga los homenajes a Mandela y prepara su entierro

El mayor homenaje del día se lo rindieron otros miles de ciudadanos que acudieron a la capilla ardiente instalada en la sede del Gobierno en la capital, Pretoria.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 11 de diciembre de 2013 - 12:05

Los sudafricanos continuaron hoy recordando la figura de Nelson Mandela con homenajes de todo tipo en cada rincón del país, mientras que en Qunu, la pequeña aldea rural en la que pasó su infancia, ya han comenzado los preparativos para el entierro, que espera reunir a miles de personas.

El mayor homenaje del día se lo rindieron otros miles de ciudadanos que acudieron a la capilla ardiente instalada en la sede del Gobierno en la capital, Pretoria.

Entre las 12.00 y las 17.00 horas locales (10.00 y 15.00 GMT), el complejo gubernamental de "Union Buildings" fue atravesado por una interminable fila de personas que querían verle por última vez, y la celebración de su legado que caracterizó los días precedentes se tornó en tristeza y emoción ante la visión de sus restos mortales.

La capilla, que también fue visitada por centenares de mandatarios y de personalidades públicas, se volverá a instalar mañana y el viernes entre las mismas horas.

El otro gran acto del día tuvo lugar en el estadio de fútbol de Ciudad del Cabo, donde se celebró un multitudinario concierto en honor al expresidente sudafricano en el que actuó la cantante y activista británica Annie Lennox, además de otros artistas locales.

Horas antes de la apertura de puertas del estadio, prevista para las 14.00 hora local (12.00 GMT), había ya largas colas para asistir a una conmemoración con un carácter mucho más popular que el oficio religioso que se ofreció ayer en Johannesburgo, donde los largos parlamentos de los jefes de Estado acabaron por vaciar las gradas.

Y al tiempo que los homenajes se sucedían -como una lectura de poemas en el Market Theatre de Johannesburgo, organizada por la Comunidad de Artistas Sudafricanos- también se aceleraban los preparativos para su entierro, un acto que desbordará la pequeña población de Qunu, en la provincia del Cabo Oriental.

Decenas de operarios están concluyendo la instalación de una gran carpa sobre un terreno rural propiedad del expresidente, bajo la cual se llevará a cabo el sepelio.

En declaraciones a la agencia sudafricana de noticias SAPA, el alcalde de la localidad, Nomakhosazana Meth, aseguró hoy que la población "está lista" para acoger este acto.

Según Meth, a partir del jueves se declarará una zona de exclusión aérea sobre el aeropuerto de Umtata -a unos 30 kilómetros de Qunu y custodiado ya por el Ejército- para poder recibir a los jefes de Estado que acudirán al entierro de Mandela.

También habrá cierres de carreteras en Qunu y en Umtata para evitar las aglomeraciones, por lo que el alcalde pidió que se tomaran rutas alternativas que serán debidamente señalizadas.

La carretera N2, que es la principal vía de acceso y salida a Qunu, será cortada unos kilómetros antes y después de la casa de Mandela.

El gobierno local habilitará once espacios con pantallas para poder seguir el sepelio, indicó el alcalde, quien instó a los ciudadanos a acudir a esos lugares.

Qunu y las localidades de sus alrededores albergan una población aproximada de 40.000 habitantes que, según las previsiones de las autoridades, podría elevarse a 70.000 durante el próximo fin de semana por el entierro del expresidente de Sudáfrica.

La inminencia del funeral en el remoto pueblo de Qunu ha disparado los precios del alojamiento y de otros servicios en la zona.

Familias locales pedían hoy a los periodistas extranjeros hasta 300 euros por noche y persona, cuando todos los hoteles de la aldea y sus inmediaciones están reservados ya a precios muy superiores a los habituales. Ante esta situación, el departamento de turismo de la provincia del Cabo Oriental, donde se encuentra Qunu, ha pedido a los locales que fijen "precios de residentes" para los días del funeral.

Pese a que el país parece paralizado por el duelo y la celebración de Mandela, los delincuentes no descansan, y la casa de Ciudad del Cabo del premio Nobel de la Paz Desmond Tutu fue asaltada ayer durante su estancia en Johannesburgo, donde participó en el servicio religioso oficial en memoria de Madiba.

EFE

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS