La Agencia de Seguridad Nacional buscaba sospechosos en casos de terrorismo

   Inteligencia investigó relaciones sociales en EEUU

Redacción Diario Página Siete
Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - sábado, 28 de septiembre de 2013 - 19:04

EFE / Washington
 La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) usó  desde 2010 su recolección masiva de datos para crear una serie de gráficos que ilustran las relaciones sociales de algunos estadounidenses, una práctica que anteriormente sólo aplicaba a ciudadanos extranjeros, informó ayer  el diario The New York Times.
La agencia comenzó a permitir en noviembre de 2010 que los datos procedentes de llamadas telefónicas y correos electrónicos que recopilaba se usaran para estudiar los lazos de estadounidenses con sospechosos de terrorismo en el extranjero, según documentos proporcionados al diario por el excontratista de la NSA Edward Snowden.
De acuerdo con uno de esos documentos, un memorándum de la NSA de enero de 2011, la agencia recibió autorización para llevar a cabo "análisis gráficos a gran escala de conjuntos muy grandes de metadatos de comunicación sin tener que comprobar la calidad de extranjero” de cada una de las direcciones de correo o números telefónicos.
Hasta noviembre de 2010, esa práctica se había permitido sólo para vigilar a los objetivos de las agencias de inteligencia en el extranjero, pero la agencia decidió ampliarla para "descubrir y seguir la pista”  a las conexiones entre esos sospechosos fuera del país y los estadounidenses.
La práctica permite a la NSA enriquecer los datos que recopila con materiales de fuentes públicas o comerciales, incluidos códigos del banco, información de seguro médico, perfiles de Facebook, listas de pasajeros en los aviones, registros de votantes o información de localización por GPS, según los documentos.
 La NSA optó por la prudencia ante las revelaciones.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS