Muere Jiang Zemin, el artífice del regreso de China al escenario internacional

El exdirigente chino falleció el miércoles a los 96 años.

Planeta
AFP
Por 
Pekín - miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 7:39

El exdirigente chino Jiang Zemin, que piloteó la transformación del país desde finales de los años 1980 hasta el inicio del siglo XXI, falleció el miércoles a los 96 años, informó la agencia de noticias oficial Xinhua.

Jiang tomó el poder luego de la represión de la plaza Tiananmen y lideró al país más poblado del mundo hacia su surgimiento como una potencia global.

“Jiang Zemin murió de leucemia y fallo multiorgánico en Shanghái a las 12:13 p.m. del 30 de noviembre de 2022 a la edad de 96 años, se anunció el miércoles”, indicó Xinhua.

Xinhua afirmó que el anuncio se realizó mediante una carta dirigida a todo el Partido Comunista, las fuerzas militares y el pueblo chino.

“El camarada Jiang Zemin fue un líder excepcional... un gran marxista, un gran revolucionario proletario, estadista, estratega militar y diplomático, un luchador comunista de larga data y un líder excepcional de la gran causa del socialismo con características chinas”, afirmó Xinhua, citando la misiva.

La muerte de Jiang tiene lugar en momentos en que China vive las protestas más importantes desde 1989, motivadas por las estrictas políticas para luchar contra la pandemia de Covid-19.

Cuando Jiang reemplazó a Deng Xiaoping como líder en 1989, China se encontraba aún en la primera etapa de su modernización económica.

Jiang Zemin fue presidente durante dos mandatos de cinco años (1993-2003). Cuando abandonó su cargo como presidente sucedido por Hu Jintao, China era miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), había obtenido la organización de los Juegos Olímpicos de 2008 y avanzaba hacia su papel de superpotencia.

Los analistas afirman que Jiang y su grupo conocido como “Shanghái Gang” continuó influyendo en las políticas comunistas mucho tiempo después de que abandonase el poder, incluyendo la elección de Xi Jinping como presidente en 2012.

Un lento ascenso

Sin embargo, su poder se fue disolviendo a medida de que XI se afirmó como nuevo líder.

Xi se convirtió en el dirigente chino más poderoso desde Mao Zedong y recientemente se aseguró un tercer mandato como líder del Partido Comunista.

Oriundo de la provincia de Jiangsu (este), Jiang nació en 1926 en una familia relativamente rica de la ciudad de Yangzhou y creció bajó la ocupación japonesa durante la guerra.

Tras participar en movimientos estudiantiles clandestinos, se sumó al Partido Comunista en 1946. Luego se formó como ingeniero en Moscú y más tarde se distinguió en la industria estatal.

En el inicio de su carrera, Jiang carecía de credenciales revolucionarias y del prestigio de Deng Xiaoping, que lo impulsó para encabezar una nueva generación de líderes.

En 1985 se convirtió en el alcalde de Shanghái y más tarde en el jefe del Partido Comunista local, lo que lo impulsó a nivel nacional.

Visto por muchos como una figura de transición, Jiang fue elogiado por frenar las manifestaciones en Shanghái de manera pacífica en la época de la represión de Tiananmen.

Tras una gira de Deng en 1992 por las provincias del sur de China en plena desarrollo económico, Jiang se convirtió en un firma defensor de la “reforma y apertura” propiciada por su jefe para sacar al pueblo chino de la pobreza.

“Sin ocuparse primero del problema (de la supervivencia económica), será difícil lograr cualquier otro derecho”, afirmó Jiang en 1997.

El control estatal de la economía se desmanteló aún más con su primer ministro Zhu Rongji (1998-2003) y las relaciones exteriores -en particular con Estados Unidos- mejoraron de manera significativa.

Jiang Zemin estaba casado con Wang Yeping, con quien tenían dos hijos, que lo sobreviven.


La libertad no tiene precio.

El periodismo independiente defiende las libertades y los derechos otorgados por la Constitución. Suscríbase a Página Siete, ayúdenos a realizar esa importante labor.

 

Hacer click

 

MÁS DE

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS