El “Belgorod” porta el misil nuclear denominado Poseidón

OTAN alerta de la movilización de submarino con arma nuclear

Estados Unidos descubriría a tiempo si Rusia estuviera preparando un ataque nuclear en Ucrania y a Moscú le interesaría que se conozca, señalan los expertos.

Planeta
Por 
Ucrania - lunes, 03 de octubre de 2022 - 5:00

La Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN) alertó de la movilización del submarino ruso Belgorod, portador del Arma del Apocalipsis. Expertos en Estados Unidos (EEUU) señalan que el país lo descubriría a tiempo si es que Rusia estuviera preparando un ataque atómico.

La OTAN remitió una nota de inteligencia a sus países miembros en la que alerta de la movilización del submarino nuclear ruso K-329 Belgorod, portador del misil nuclear Poseidón, también conocido como el Arma del Apocalipsis, según informa el diario italiano La Repubblica, reportó ayer Europapress.

El nuevo submarino fue botado en julio y ahora se habría sumergido en aguas del Ártico tras su posible implicación en el sabotaje de los gasoductos Nord Stream, según distintas fuentes extraoficiales.

La OTAN teme que su misión sea ahora realizar una prueba del súpertorpedo Poseidón, un proyectil con capacidad para desplazarse hasta 10.000 kilómetros bajo el agua y luego hacer explosión cerca de la costa para causar un tsunami radiactivo.

El torpedo nuclear fue presentado en 2018 por Rusia como la vía para garantizar la supremacía militar rusa, aunque los expertos nucleares han argumentado que se puede lograr el mismo efecto con un misil intercontinental como los que están en funcionamiento desde la década de 1960.

Estados Unidos ha activado la red de satélites para hacer el seguimiento de torpedos que aprovecha el gran calor que desprenden los proyectiles cuando se activan. Pero no son capaces de detectarlos bajo el mar.

El Belgorod tiene 184 metros de eslora y 15 de manga y puede viajar a unos 60 kilómetros por hora bajo el agua.

Se estima que puede pasar hasta 120 días sin tener que regresar a la superficie. Entre su arsenal cuenta con el súpertorpedo Poseidón, un proyectil de 24 metros con capacidad para portar una cabeza nuclear de unos dos megatones, señala la nota de Europapress.

Estados Unidos descubriría a tiempo si Rusia estuviera preparando un ataque nuclear en Ucrania y Moscú bien podría querer que se supiera, dicen expertos en armas nucleares.

El presidente ruso, Vladimir Putin, habló de recurrir a las armas nucleares si advierte amenazas a la “integridad territorial” o la existencia de Rusia.

La declaración de Moscú del viernes de anexionar cuatro regiones parcialmente ocupadas de Ucrania significaba que Rusia baraja recurrir al armamento nuclear en caso de ataques en el territorio reclamado.

Esa eventual escalada se haría probablemente con un arma nuclear táctica pequeña, tal vez lanzada en un misil balístico Iskander de corto alcance, según los expertos.

Aunque analistas militares restan de momento importancia a las amenazas de Moscú y funcionarios estadounidenses dicen que no advierten señales de ese tipo, varios países Occidente observan de cerca si surgen verdaderas amenazas atómicas.

La preparación de un ataque sería evidente, dijo a la AFP Pavel Podvig, investigador del Instituto de Investigación sobre Desarme de la ONU en Ginebra.

El instituto trazó en 2017 un mapa de 47 lugares de almacenamiento nuclear en toda Rusia. Esos sitios son vigilados constantemente por satélites de inteligencia y vigilancia militar de Estados Unidos y otros países.

Podvig dice que Rusia desplegó sus cabezas nucleares estratégicas o de largo alcance en tierra, en misiles, bombarderos y submarinos. Pero sus armas nucleares no estratégicas o tácticas, que serían unas 2.000, se almacenan y no se montan en vehículos lanzadores como el Iskander, según Podvig. “No hay Iskanders rodando por ahí con cabezas nucleares. Estas armas están almacenadas”, dijo.

“Confío en que EEUU percibiría la preparación rusa para el uso de armas nucleares”, dijo a la AFP Mark Cancian, un exfuncionario estadounidense que trabajó en temas nucleares y actualmente integrante del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Las señales también provendrían de acciones preparatorias de las fuerzas terrestres, como la entrega de equipos de protección, por ejemplo. “Todo eso sería visible”, apuntó.

Podvig dijo que Moscú, al igual que Washington, aplica desde hace décadas una gestión disciplinada de sus ojivas nucleares, y ese sistema de gestión es bastante sólido y visible.

“Técnicamente se pueden sacar sigilosamente un par de bombas de los depósitos”, sostuvo. Pero eso implica riesgos, incluyendo ataques preventivos de Occidente.

“Los rusos no tendrán certeza de que no fueron detectados. Es una suerte de juego de azar”, añadió Podvig.

Los riesgos

Alerta • Semanas antes de la invasión del 24 febrero, Estados Unidos advertía a Kiev y sus aliados de las intenciones rusas de invadir Ucrania con el aparente propósito de disuadir a Moscú.

Alarma ¿Advertiría Washington al mundo si detectara que Rusia planea un ataque nuclear? Hacerlo podría generar pánico no sólo en Ucrania, sino en otras zonas que podrían ser afectadas por una posible lluvia radioactiva.

Tensión La alarma, además, podría tener alcance mundial si la gente espera una escalada hacia una guerra nuclear transcontinental. EEUU advertiría a sus aliados y a otras potencias para disuadir a Rusia.


La libertad no tiene precio.

El periodismo independiente defiende las libertades y los derechos otorgados por la Constitución. Suscríbase a Página Siete, ayúdenos a realizar esa importante labor.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS