Declaraciones confusas y contradicciones han marcado las operaciones de búsqueda

Qué se sabe y qué no de la desaparición del reportero británico y del indigenista

La búsqueda del periodista británico Dom Phillips y del experto indigenista Bruno Pereira, desaparecidos en una región remota de la Amazonia brasileña, entró en su décimo día en medio de interrogantes.

Planeta
AFP
Por 
Atalaia - miércoles, 15 de junio de 2022 - 5:00

La búsqueda del periodista británico Dom Phillips y el experto indigenista Bruno Pereira, desaparecidos en una región remota de la Amazonia brasileña, entró ayer en su décimo día en medio de interrogantes y una persistente presión internacional para resolver el caso.

Los desaparecidos

Phillips, de 57 años, es colaborador del periódico británico The Guardian y trabaja en Brasil desde hace 15 años.

Apasionado por la Amazonia, de la que escribió decenas de reportajes, el periodista se encontraba en la región hacía varios días trabajando en un libro sobre conservación ambiental y desarrollo local, con apoyo de la fundación estadounidense Alicia Patterson.

Pereira, de 41 años, un experto de la agencia gubernamental de asuntos indígenas de Brasil (Funai) y reconocido defensor de los derechos de estas comunidades, lo acompañaba como guía, en su segundo viaje en la región desde 2018.

Su trabajo en defensa de los pueblos indígenas le valió frecuentes amenazas de los grupos criminales que actúan en la zona.

Las circunstancias

Phillips y Pereira fueron vistos por última vez el domingo 5 de junio por la mañana en la comunidad Sao Gabriel, no muy lejos de su destino, Atalaia do Norte, hacia donde navegaban.

Viajaban en una lancha nueva, con suficiente combustible para llegar a destino. Su periplo había empezado días atrás en el lago Jaburu, donde habían entrevistado a moradores.

Una región “compleja”

El periodista y el experto desaparecieron en el Valle de Javarí, una densa zona de selva amazónica donde viven 26 pueblos indígenas, muchos de ellos aislados.

Las autoridades advirtieron de la “complejidad” del entorno debido a la presencia de mineros, madereros y pescadores ilegales que invaden las tierras protegidas para explotar sus recursos.

Además, el narcotráfico ha tenido una presencia cada vez mayor en los últimos años, utilizando la región como un importante corredor para el transporte de drogas producidas en Perú y Colombia, países que allí comparten frontera con Brasil.

Un detenido y hallazgos

Las búsquedas son conducidas por grupos indígenas y por las fuerzas de seguridad.

Estas últimas hallaron el domingo pertenencias personales de ambos: una mochila, ropa, calzado y la tarjeta de salud de Pereira. Según los bomberos, los objetos fueron hallados sumergidos cerca de la casa de Amarildo da Costa Oliveira, único detenido hasta ahora relacionado con el caso.

Este pescador de 41 años fue visto por testigos en una lancha siguiendo a alta velocidad la embarcación en la que se desplazaban Phillips y Pereira, antes de desaparecer.

La policía halló un rastro de sangre en una embarcación del detenido, que niega estar involucrado.

La sangre y un material “aparentemente humano” encontrado en el área de búsqueda están siendo analizados. Los resultados se esperan esta semana.

El presidente Jair Bolsonaro afirmó este lunes que “vísceras humanas fueron halladas flotando en el río”, cosa que “lleva a creer que hicieron alguna maldad” con Phillips y Pereira.

Críticas y confusión

La búsqueda de los dos desaparecidos continúa, así como la de su embarcación.

El lunes se instaló una gran confusión después de que familiares del reportero fueran informados por un diplomático brasileño en Londres sobre el hallazgo de dos cuerpos que aguardaban identificación.

La Policía Federal, portavoz oficial de las investigaciones, desmintió esa información. Indígenas que participan en la búsqueda también negaron el hallazgo de dos cadáveres.

El gobierno federal ha recibido críticas de activistas, organismos internacionales y de la justicia brasileña por la supuesta lentitud y falta de coordinación en los trabajos de búsqueda.

Bolsonaro había dicho inicialmente que Phillips y Pereira se habían embarcado en una “aventura no recomendable” por circular sin escolta por un área peligrosa, suscitando la ira de organizaciones civiles que salieron en defensa del trabajo de ambos en favor de la preservación de la Amazonia.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS