Alemania acepta a opositores a Putin; Estonia, República Checa y Lituania negarán asilo

Queman centros de reclutamiento en Rusia y en Europa rechazan desertores

Se informó de ataques contra al menos cuatro centros de reclutamiento en San Petersburgo, Nizhni Nóvgorod, Orenburg y Zabaikal de gente que rechaza la convocatoria del Kremlim a enlistarse a la guerra.

Planeta
Por 
sábado, 24 de septiembre de 2022 - 5:00

Varios centros de reclutamiento militar en Rusia han sufrido ataques con cócteles molotov desde el inicio de la movilización parcial decretada por el presidente ruso, Vladímir Putin, informaron medios locales. Mientras que Finlandia anuncia que limitará ingreso de rusos y Europa evalúa restricciones para acoger a desertores. Como resultado de uno de los ataques en una oficina de alistamiento de la ciudad de Jabarovsk, en el lejano oriente ruso, ardieron dos habitaciones, aunque no hubo heridos.

Según el canal de telegram Baza, unos desconocidos también intentaron prender fuego a una oficina de alistamiento en la región de Amur, limítrofe con China. Dicho ataque dañó la fachada del edificio.

Ayer se informó de ataques contra, al menos, cuatro centros de reclutamiento en San Petersburgo, Nizhni Nóvgorod, Orenburg y Zabaikal.

Además, también han lanzado cócteles mólotov contra los edificios de la administración en varias ciudades del país.

Miles de rusos intentan abandonar este país desde que Putin anunciara el miércoles por la mañana la movilización parcial, que afectará en principio a 300 mil reservistas.

Más de 1.300 personas fueron detenidas el miércoles en varias ciudades en las protestas contra la guerra, lo que no impidió que la oposición al Kremlin haya convocado una nueva protesta nacional para hoy sábado.

El Ministerio de Defensa considera prioritaria la movilización de tiradores, tanquistas, artilleros, conductores y mecánicos.

Serán movilizados los soldados rasos y sargentos no mayores de 35 años, y los oficiales de menos de 55 años, pero no estudiantes que cursen estudios presenciales ni reclutas.

Serán eximidos informáticos, empleados de banco, especialistas en comunicaciones y periodistas, además de trabajadores de empresas de la industria militar, padres de familias numerosas, aquellos que estén a cargo de inválidos y enfermos, y rusos que vivan en el extranjero.

Limitaciones en Finlandia

Un comité compuesto por el presidente, la primera ministra y los principales ministros de Finlandia decidió “restringir significativamente la entrada de ciudadanos rusos y la entrega de visados”, alegando el “grave daño” que estas entradas suponen “para la posición internacional de Finlandia”, explicó el gobierno en un comunicado.

El miércoles, ese país había comunicado su intención de endurecer las entradas, en una medida similar a la adoptada por Polonia y los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania).

La decisión de Finlandia coincide también con la orden de movilización parcial de reservistas anunciada el miércoles por el presidente ruso, Vladimir Putin.

Desde entonces, el número de entradas de rusos a Finlandia se duplicó, aunque sigue siendo limitado, según los guardias fronterizos fineses.

El destino de los rusos que escapan de la movilización de reservistas para la guerra en Ucrania provoca una clara división en la Unión Europea (UE), con países dispuestos a apoyar a los opositores a Putin y otros que temen por la seguridad del bloque. En ese escenario, Alemania afirma estar lista a recibirlos, los países bálticos se manifiestan en contra y la Comisión Europea (brazo ejecutivo del bloque) afirma que “acompaña atentamente la situación”, de acuerdo con un portavoz.

Los representantes permanentes de los países del bloque mantendrán el lunes una reunión de emergencia en Bruselas para tratar esta cuestión. Por ahora no se conocen cifras concretas de la magnitud de la llegada de rusos a países de la UE tras el anuncio de movilización de reservistas.

La situación representa un difícil desafío para los países de la UE, ya que si bien cada país es responsable por la gestión de sus fronteras, la normativa europea hace que todos ellos deben garantizar el ejercicio del derecho de asilo. La obtención de ese estatus, sin embargo, no es automática y es resultado de un examen caso a caso.

El ministro de Relaciones Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, apuntó en Twitter que “muchos rusos que huyen de Rusia a causa de la movilización estuvieron de acuerdo en matar ucranianos”. Por ello, añadió, “no deberían ser considerados objetores de conciencia”.

“Existen considerables riesgos de seguridad al recibirlos, y hay muchos otros países a los que ir fuera de la UE”, agregó.

El ministro de Defensa de Lituania, Arvydas Anusauskas, dijo que el servicio militar obligatorio no era “una razón suficiente” para obtener asilo político. Estonia también se niega a ofrecer protección a los desertores rusos. “Sería contradictorio con el propósito de nuestras sanciones hasta ahora, que (apuntan) a la responsabilidad colectiva de los ciudadanos rusos”, dijo el ministro estonio de Interior, Lauri Laanemets.

La República Checa está en la misma línea, y adelantó que no emitirá visas humanitarias a desertores rusos.

Detenidos por protestar deben elegir la guerra o la cárcel

Mijail Suetin esperaba ser detenido al ir a manifestarse en Moscú contra el envío de centenares de miles de reservistas a Ucrania. Pero lo que no previó fue que le entregaran una orden de movilización para ir al frente.

Horas después de que Vladimir Putin anunciara el miércoles la movilización de 300 mil hombres y mujeres, Mijail, músico de 29 años, fue a protestar a la avenida Arbat. Igual que otras 1.300 personas en todo el país, fue detenido

“Me esperaba los procedimientos habituales: la detención, la comisaría de policía, el tribunal, pero que me digan: ‘Mañana te vas a la guerra’, (...) eso sí que fue una sorpresa”, dice. “O firmas esto o pasas diez años en la cárcel”, lo amenazaron, asegura.

Andrei, que cumplió 19 años la semana pasada, también fue a manifestarse el miércoles a Moscú. Fue arrestado y se le presentó también una convocación para ser movilizado.

Contrariamente a Suetin, el adolescente firmó bajo “amenaza” el documento. Andrei, que aún busca un abogado, finalmente decidió no acudir a la oficina de movilización a la hora fijada, y no sabe cuáles serán las consecuencias.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS