Ciudades ucranianas, entre ellas Kiev, están sin electricidad ni agua

Rusia destruye infraestructuras
de Ucrania y provoca cortes de luz

El Ejército ruso, ante la imposibilidad de doblegar a su enemigo, opta por maniatar a Ucrania con el martilleo constante de sus infraestructuras de cara al invierno.

Planeta
Por 
Kiev - viernes, 25 de noviembre de 2022 - 0:30

Rusia prosiguió el miércoles su estrategia de bombardear las infraestructuras de Ucrania, provocando cortes en el suministro de agua y electricidad de varias ciudades, y se dijo segura del “éxito” de su ofensiva, pese a sus reveses en nueve meses de guerra.

Rusia disparó “unos 70 misiles de crucero” contra Ucrania y 51 de ellos fueron interceptados, informó la Fuerza Aérea ucraniana. Además, “cinco drones suicidas de tipo Lancet fueron derribados en el sur del país”, añadió.

En una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Ucrania, su presidente Volodimir Zelenski denunció estos ataques como un “notorio crimen contra la humanidad”.

“Cuando tenemos temperaturas por debajo de cero, y decenas de millones de personas sin suministro de energía, sin calefacción, sin agua, esto es un notorio crimen contra la humanidad”, dijo en un mensaje.

Los bombardeos, que dejaron al menos seis muertos y 36 heridos según las autoridades ucranianas, azotaron la ya maltrecha red eléctrica del país y provocaron la desconexión de tres centrales nucleares.

Esta ofensiva contra la infraestructura energética se produce tras una serie de retrocesos rusos en el campo de batalla, incluida la retirada de sus tropas de la ciudad de Jersón (sur).

Pero, Rusia se muestra confiada en el desenlace de esta invasión iniciada el 24 de febrero.

“No cabe la menor duda sobre el futuro y el éxito de la operación especial”, aseguró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, recurriendo a la terminología con la cual Moscú se refiere a la ofensiva militar en Ucrania.

Sin luz ni agua

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, informó que “tres personas” murieron en Kiev, entre ellas una joven de 17 años.

Reporteros de AFP en uno de los ataques sobre Kiev pudieron ver los restos de dos coches calcinados y los cuerpos de dos personas muertas en la explosión.

El suministro de agua quedó suspendido en la capital y el gobernador regional, Oleksi Kuleba, indicó que “toda la región” estaba sin luz.

Las autoridades lograron, sin embargo, restablecer la electricidad en una parte de la ciudad.

En Leópolis (oeste), la electricidad volvió de manera parcial a última hora de la tarde, según las autoridades. La segunda ciudad del país, Járkov, en el noreste, seguía por su parte sin luz.

Los bombardeos repercutieron en la vecina Moldavia, que dio parte de “apagones masivos en todo el país”.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, dijo que Rusia podría verse obligada a limitar sus operaciones en Ucrania en el futuro, ya que sufre de una “escasez significativa” de municiones de artillería.

Washington anunció una ayuda adicional de 400 millones de dólares a Ucrania, que incluye “armas, municiones y equipos de defensa aérea”.

Este nuevo apoyo lleva la ayuda total de Estados Unidos a más de 19.000 millones de dólares desde el inicio del conflicto.

Rusia busca doblegar a Kiev

El Ejército ruso, ante la imposibilidad de doblegar a su enemigo en el campo de batalla, opta por maniatar a Ucrania con el martilleo constante de sus infraestructuras de cara al invierno para obligar a Kiev a cumplir sus exigencias, según Kremlin.

Ucrania “tiene todas las posibilidades de llevar la situación a un cauce normal, de arreglar la situación de modo que se cumplan las demandas de la parte rusa y poner fin, por tanto, a los todos los posibles sufrimientos de la población civil”, señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Intentó justificar los bombardeos con el argumento de que “no hubo ni hay ataques contra instalaciones sociales” cuando fue preguntado cómo se correspondían los ataques de las últimas semanas contra la infraestructura energética ucraniana con las declaraciones del presidente ruso, Vladímir Putin, sobre la necesidad de evitar sufrimientos a la población civil.

Según el portavoz, los objetivos elegidos por los militares rusos para sus ataques “están vinculados de modo directo o indirecto al potencial militar, y correspondientemente, deben ser aniquilados”.

Ataque a una maternidad y días sin luz

Ataques En Vilniansk, una ciudad en la región sureña de Zaporiyia, que alberga la mayor central nuclear de Europa bajo control ruso, un recién nacido murió en las últimas horas en un bombardeo ruso que golpeó una maternidad. “Un edificio de dos pisos que albergaba una maternidad fue destruido por un ataque con cohetes en el sector del hospital local”, afirmaron los servicios de socorro ucranianos. En el lugar se encontraban, además de la criatura, la madre y un médico.

Acciones Los últimos ataques de envergadura en Kiev se remontan al 17 de noviembre, cuando Rusia bombardeó varias ciudades, dejando a más de 10 millones de ucranianos sin luz, según el presidente Volodimir Zelenski.

Peligros Los ataques también tuvieron consecuencias en la vecina Moldavia, donde hubo “cortes masivos de electricidad”.

Luto En Kiev, donde ayer cayó una lluvia helada, con temperaturas cercanas a los cero grados, alrededor del 70% de la población sigue sin luz.


Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS