Seguidores del exmandatario acudieron a su lujosa residencia para expresar su furia

Tormenta política en EEUU tras el allanamiento de la mansión de Trump

En EEUU se preguntan si la redada tiene que ver con las cajas que se llevó Trump cuando dejó la Casa Blanca, con la investigación al asalto al Capitolio o sospechas de fraude financiero. El FBI declinó comentarios.

Planeta
EEUU - miércoles, 10 de agosto de 2022 - 0:00

El allanamiento de la residencia de Donald Trump por el FBI crea división en Estados Unidos: para unos es un primer paso hacia un juicio y para otros, una “persecución política”, en medio de una gran polarización y cuando el expresidente considera volver a ser candidato a la Casa Blanca.

Nunca alguien que fue inquilino de la Casa Blanca tuvo tantos problemas con la justicia.

¿La redada de la Policía federal tiene que ver con las cajas de cartón que Donald Trump se llevó cuando se fue de la Casa Blanca en enero de 2021?, ¿con la investigación sobre su presunta responsabilidad en el asalto al Capitolio?, ¿o con las sospechas de fraude financiero que pesan sobre la Trump Organization en Nueva York?

La AFP contactó con el FBI, pero este declinó hacer comentarios. Trump se declara inocente en cada uno de estos casos y se considera blanco de una cacería de brujas.

En un comunicado denunció duramente el allanamiento de su mansión de Florida, al que no asistió. “Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación”, dijo. “Esta incursión no anunciada en mi casa no era necesaria ni apropiada”, añadió.

“Nadie está por encima de la ley”, “ni siquiera un expresidente de Estados Unidos”, declaró la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en NBC. Como la mayoría de los demócratas, Pelosi lleva años pidiendo que el magnate rinda cuentas. La escalada judicial parece haber unido más al Partido Republicano en torno a Trump, hasta el punto de erigirlo en mártir.

“Guerra civil”

Nada más conocerse el allanamiento, un grupo de simpatizantes de Trump acudió a la lujosa residencia del exempresario para dar rienda suelta a su furia.

Algunos de ellos ondeaban banderas en las que se leía “Biden no es mi presidente”, un recordatorio de que más de un año y medio después de la derrota electoral de Trump, muchos estadounidenses siguen convencidos de que le “robaron” las elecciones presidenciales de 2020. En las redes sociales, algunos simpatizantes de Trump abogaban por un “divorcio”, en este país con divisiones tan profundas que pueden parecer irreconciliables.

“Este es el tipo de cosas que suceden en países en guerra civil”, tuiteó Marjorie Taylor Greene, una congresista de Georgia conocida por sus exabruptos que pidió el desmantelamiento del FBI. “¡¡¡La persecución política DEBE PARAR!!!”.

Los republicanos podrían recuperar el control del Congreso en las elecciones legislativas intermedias de noviembre.

El líder de los conservadores en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, denunció una “instrumentalización intolerable con fines políticos” del Departamento de Justicia y prometió una investigación sobre su funcionamiento en cuanto los republicanos vuelvan al poder.

Mientras la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, negó categóricamente que el presidente Joe Biden haya sido informado con antelación del allanamiento en la mansión de Trump. “El presidente Biden ha sido muy claro, antes de ser elegido y desde el inicio de su mandato, sobre el hecho de que el ministerio de Justicia lleva a cabo sus investigaciones de forma independiente. Cree en el Estado de derecho”, declaró.

Trump, quien podría anunciar su candidatura a un nuevo mandato en cualquier momento, saltó sobre la ocasión para pedir más donaciones a sus seguidores. “No fue solamente una casa la que fue atacada, es el domicilio de cada uno de los estadounidenses por los que luché”, lamentó en un correo dirigido a sus partidarios, sugiriendo donaciones de 5 a 5.000 dólares para enfrentar una “cacería de brujas”.

Declaración de impuestos

Un tribunal de apelaciones autorizó a un comité de la Cámara Baja de EEUU acceder a las declaraciones de impuestos del expresidente.

La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, en el que se encuentra la ciudad de Washington, desestimó el alegato de la defensa de Trump, que sostenía que, según los estatutos, cuando un comité del Congreso solicita las declaraciones de impuestos debe tener “un propósito legislativo legítimo”.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS