UE acusa a Rusia de “chantaje” por cortar el gas a Polonia y Bulgaria

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó que la suspensión de las entregas es consecuencia de “unas acciones inamistosas sin precedentes” de esos dos países, miembros de la OTAN y de la UE.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 28 de abril de 2022 - 5:00

AFP / Bruselas

La Unión Europea (la UE) acusó ayer a Rusia de “chantaje” por cortar el suministro de gas a Polonia y Bulgaria, en tanto que Moscú aseguró que destruyó arsenales de armas enviadas por los países occidentales a Ucrania.

El conflicto, que entró en su tercer mes, se intensifica sobre todo en el este y el sur de Ucrania.

El ministerio ucraniano de Defensa informó que las tropas rusas habían tomado varias localidades del este, tanto en la región de Járkov como la de Donetsk.

Rusia bombardeó también hangares en Zaporiyia (sureste), destruyendo “gran cantidad” de armas suministradas por los países occidentales, indicó el Moscú el Ministerio de Defensa, sin precisar el tipo de armamento que se hallaba en el lugar.

El gobernador de esta región afirmó sin embargo que “ningún depósito de municiones y armas fue alcanzado en Zaporiyia”.

Después de más de dos meses de guerra, las potencias occidentales se muestran menos cautelosas a la hora de respaldar con armamento a Ucrania para resistir la invasión rusa.

Estados Unidos reunió a 40 de sus aliados en su base de Ramstein, en Alemania, y dijo que estaba dispuesto a “remover cielo y tierra” para conseguir que Ucrania se imponga en la guerra.

Ese mismo día, un consejero del ministro del Interior ucraniano subrayó que las tropas rusas apuntaban ahora a puentes y vías ferroviarias para ralentizar la entrega de armas occidentales a Kiev.

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que cualquier intervención externa en la operación militar rusa recibiría una “respuesta fulminante”.

“Chantaje” gasífero

El grupo ruso Gazprom suspendió sus entregas de gas a Bulgaria y Polonia, alegando que esos dos países no pagaron los envíos en rublos, como lo ordenó el mes pasado el presidente Vladimir Putin.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó sin embargo que la suspensión de las entregas es consecuencia de “unas acciones inamistosas sin precedentes” de esos dos países, miembros de la OTAN y la UE.

Bulgaria y Polonia, sumamente dependientes del gas ruso, aseguraron que sus suministros se mantenían gracias a otras fuentes.

Para la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el anuncio de Gazprom constituye “un nuevo intento de Rusia de chantajearnos con el gas”.

Y les avisó a las empresas importadoras que ceder a medidas que no están previstas en los contratos sería “un incumplimiento” de las sanciones adoptadas contra Rusia.

Cerca del 97% de los contratos firmados por empresas y países europeos para comprar gas ruso establecen pagos en euros o dólares, según Von der Leyen.

La jefa del Ejecutivo de la UE aseguró que el bloque de 27 países estaba “preparado” para una eventual interrupción de la llegada de gas ruso y que elaboraba “una respuesta coordinada” para ese tipo de escenario.

El gas ruso representa el 45% de las importaciones del fluido en la UE, que hasta ahora solo ha impuesto un embargo a la compra de carbón ruso, pero no de gas ni de petróleo.

Una casa destruida en la ciudad de Severodonetsk.
Foto: AFP

Ofensiva rusa en el este

Los combates continúan en el este y el sur de Ucrania, objetivo prioritario de Rusia.

Las fuerzas rusas desalojaron al ejército ucraniano de Velyka Komyshuvakha y Zavody en la región de Járkov y tomaron el control de Zarichne y Novotoshkivske, en la región de Donetsk, informó el Ministerio ucraniano de Defensa.

Y al menos tres personas murieron y 15 resultaron heridas en bombardeos cerca de Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, indicó el gobernador regional Oleg Synegubov.

El objetivo de Rusia es crear una conexión terrestre entre la anexionada península de Crimea y los territorios separatistas de Donbás, donde las tropas de Kiev luchan contra los separatistas prorrusos desde 2014.

Pero recientemente, un general ruso afirmó que la ofensiva pretendía crear incluso un corredor hacia la región separatista moldava de Transnistri.

“Si cae Ucrania, mañana las tropas rusas estarán a las puertas de Chisináu”, la capital moldava, escribió en Twitter Mijailo Podoliak, asesor del presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Las autoridades de Transnistria aseguraron que un pueblo fronterizo con Ucrania, que aloja un importante depósito de municiones del ejército ruso, fue blanco de disparos.

El lunes y el martes, la zona registró una serie de explosiones y el gobierno mondavo anunció medidas para reforzar su seguridad.

En ese contexto de Guerra Fría, el exmarine estadounidense Trevor Reed, condenado a nueve años de prisión en Rusia por violencia, fue intercambiado con un piloto ruso encarcelado en Estados Unidos desde 2010. Pero según Washington, el canje no tiene “ningún” impacto en las relaciones entre ambos países.

 

ONU en Ucrania
  • Visita El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llegó ayer a Kiev, donde se reunirá con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.
  • Reunión El martes, Guterres se reunió con Putin en Moscú para tratar de encontrar la manera de evacuar a los civiles de Mariúpol, la ciudad del sureste de Ucrania asediada y bombardeada desde hace dos meses por las fuerzas de ocupación rusas.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS