Un “colaborador” de Assange es detenido en Ecuador

Ola Bini, un sueco de 36 años, fue detenido el jueves cuando intentaba viajar a Japón. Ese mismo día Quito le retiró el asilo a Assange y permitió su detención.

Planeta
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - domingo, 14 de abril de 2019 - 0:00

AFP / Quito

La Fiscalía de Ecuador acusó ayer del delito de ataque a sistemas informáticos a un sueco detenido el jueves, al que las autoridades señalan como colaborador del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Ola Bini fue detenido cuando intentaba viajar a Japón el mismo día en que Quito le retiró el asilo a Assange, quien permanecía desde 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres. “La Fiscalía General del Estado formuló cargos en contra de un ciudadano sueco, de 36 años, por su presunta participación en el delito de ataque a la integridad de sistemas informáticos”, señaló el ente acusador en un comunicado.

Agregó que un juez “dispuso prisión preventiva al procesado y la inmovilización de sus cuentas bancarias”, mientras se realiza la instrucción fiscal que podría demorar hasta 90 días. Sin mencionar a Bini, la ministra del Interior, María Paula Romo, denunció el jueves que una persona próxima a Assange estaba implicada en un plan de desestabilización contra el presidente Lenín Moreno y que había realizado viajes al exterior con el excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

La funcionaria también señaló a dos hackers rusos que viven en Ecuador y que están vinculados con “ataques sistemáticos” al gobierno ecuatoriano, sin que las autoridades hayan confirmado si son aliados de WikiLeaks.

El viernes Romo indicó que Bini es una “persona cercana a WikiLeaks” y que en los últimos años visitó al menos en 12 ocasiones la embajada ecuatoriana en Londres. “Hay sospechas de que está interfiriendo en comunicaciones privadas o está usando sus conocimientos, su experticia para irrumpir en teléfonos, en correos electrónicos, en comunicaciones. Eso es un delito no importa si se hace en contra de un gobierno o en contra de un ciudadano común y corriente”, dijo la ministra en declaraciones difundidas por el canal Teleamazonas.

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012, cuando enfrentaba en Suecia una investigación por presuntos delitos sexuales, que luego fue archivada. El entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa (2007-2017), le concedió asilo diplomático al fundador de Wikileaks. Pero Moreno, su sucesor y exaliado, retiró el asilo y también la nacionalidad ecuatoriana concedida en 2017.

Anonymous advierte

“Liberen a Julian Assange o lo pagarán”. Así de directo fue el mensaje que el grupo de  hackers  Anonymous le envió a Reino Unido, Estados Unidos y “todos los que participaron en la captura del fundador de WikiLeaks”.

“Cada uno de los poderosos que haya firmado esta orden debería estar temblando, porque la fuerza de Internet está a punto de ser desatada en su contra”, aseguró el grupo en un video difundido en la red.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS