Alerta que bancos centrales del mundo empujan a la recesión global

Unctad: Latinoamérica sufrirá la peor caída del PIB por la crisis

Este año la región sólo crecerá 2,6% y el siguiente años sólo 1,1% frente al 6,6% de 2021. La carga de la deuda externa es uno de los problemas que más preocupa.

Planeta
EFE
Por 
Ginebra - martes, 04 de octubre de 2022 - 0:00

La desaceleración que sufrirán este año y el próximo las economías de Latinoamérica será la más grave entre las regiones de países en desarrollo, según un análisis efectuado por expertos de la ONU sobre la situación de la economía mundial.

“En Latinoamérica y el Caribe, muchos países están soportando una presión más y más fuerte en sus posiciones de deuda externa y el aumento del coste de la vida es un problema que se agrava”, dijo la jefa de la Agencia de Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (Unctad), Rebeca Grynspan.

Este organismo presentó uno de los documentos más completos producidos hasta el momento sobre los factores que se han superpuesto en los últimos años -pandemia, perturbaciones en las cadenas de suministro, guerra en Ucrania e inflación- para crear las condiciones para una profunda recesión.

De todas las regiones, la economía latinoamericana experimentará una de las caídas más pronunciadas y crecerá solo un 2,6% este año, frente al 6,6% de 2021 (recuperación luego del fondo que tocó en 2020 por la pandemia), aunque la situación será aún peor en 2023, cuando el crecimiento será de tan solo 1,1%, según estas proyecciones.

El panorama latinoamericano seguirá el patrón que determinarán sus tres mayores economías. Las peores previsiones son para México y Brasil, que tendrán un crecimiento calculado en 1,8% en cada caso este año, aunque las perspectivas son aún más negativas para este último en 2023 (0,6%).

Argentina, la tercera gran economía de la región, crecerá más, un 4,1% en 2022, aunque en los tres casos el crecimiento será menos de la mitad de lo que fue en 2021. En Centroamérica y el Caribe, el crecimiento caerá al 4,1% este año frente al 7,8 % del ejercicio 2021, mientras que en Sudamérica (excluyendo Brasil y Argentina) la ralentización económica será más aguda: 3,1% frente a 9,1%.

La carga de la deuda externa es uno de los factores que más preocupa a la Unctad en relación con el futuro inmediato de Latinoamérica, con países (especialmente en el Caribe) que están al borde de una situación impago, mientras que otros países están pagando una prima de riesgo muy elevada.

La conclusión de los economistas del organismo es que endurecer más la política monetaria en Latinoamérica puede ayudar a moderar la inflación y la volatilidad de las monedas frente al dólar, pero al mismo tiempo puede deprimir todavía más la demanda interna, conducir a la recesión y a estallidos sociales.

Recesión global

La prioridad que han puesto los países industrializados en frenar la inflación, a través de la subida de intereses y de ajustes fiscales, puede precipitar lo que justamente se desea evitar, una recesión global que puede empujar a muchos países al impago de sus deudas soberanas.

Un destacado grupo de economistas de la ONU presentó un informe que analiza si las medidas que se están tomando realmente ayudarán a evitar una nueva crisis económica global y que concluye que las decisiones de los grandes bancos centrales están acercando al mundo a un abismo. “Debemos advertir al mundo que podemos estar al filo de una recesión mundial inducida por las políticas que se están adoptando”, dijo la jefa de Unctad, Rebeca Grynspan.

El peligro concreto es que lo que se avecina sea peor que la crisis financiera de 2008 y la pandemia de Covid-19, con unos costes sociales inaceptables que empujarían a millones de personas adicionales a la pobreza extrema.

Los responsables de las políticas se han centrado en rebajar las presiones inflacionarias mediante políticas monetarias restrictivas con la esperanza de que los bancos centrales puedan lograr un aterrizaje suave y evitar una gran recesión, pero el remedio podría ser peor que la enfermedad”, se señala en el documento de análisis elaborado por los expertos.

Los riesgos

PIB • La Unctad estima que el crecimiento de la economía global será del 2,5% este año, menor al que pronosticó el FMI (2,8%), aunque las perspectivas empeoran en 2023, cuando se cree que la desaceleración será más pronunciada (2,2).

Inflación • La subida de precios es una preocupación grave, como lo indica un gráfico del informe en el que figuran 69 países con una población total de 2.100 millones de personas y que en junio de este año tenían una inflación de dos dígitos, frente a 23 países en esta situación hace un año.

Alerta El riesgo de una crisis de deuda capaz de extenderse por los países en desarrollo.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS