RascaCielos

Migrar a ciegas: La historia de L.

Esta es la historia de “L.”, cuyo nombre no quiere que se sepa, aunque sí su historia. Los prejuicios todavía pesan demasiado. Por lo tanto, algunos nombres se han mantenido y otros no. Llamémosla, entonces, Lupe.

RascaCielos

Padre hay más de uno

El primero tocó el timbre, dejó un juguete, le acarició la cabeza y se marchó. El segundo era adicto a la lectura y al alcohol. El tercero es un gran tipo que cree que cuando uno la caga en grande, hay que volver a empezar. El cuarto es el que verdaderamente importa.

RascaCielos
Ver más noticias