ENTREVISTA

Chuntu: “Lo incómodo del panorama musical boliviano es que subestima al público”

Chuntu es músico y artista audiovisual, y se nota. Su andar desgarbado, sus ojos iluminados, gritan su creatividad. Tiene una banda llamada Chicas Delfín con la que imparte el cotizado taller Historia no contada del Rock.
domingo, 15 de abril de 2018 · 00:10

por Lucía Camerati

Además de experimentar con sintetizadores y melodías andinas, Chuntu dirige el festival NUSON.


Ale Lanza lo hace posible. Gestiona y produce el NUSON Fest. A ella la vimos en varias películas nacionales (American Visa, Lo más bonito…, Quién mató a la llamita blanca). Una artista múltiple, valga la redundancia, a quien  vimos también al frente de TIMPANA, una banda de música difícil de clasificar, quizás porque es simplemente hermosa y soy fan. Estoy segura que como artista que es, en un país como el nuestro, gestionar y producir el NUSON no es lo que más disfruta pero seguro que lo hace con toda su pasión.


Conversamos con ambos.


— ¿Qué es el NUSON Fest? Porque vemos que esta vez han incluido talleres ¿Cuál es la idea en esta ocasión?


— Ale Lanza. El NUSON es una organización de artistas bolivianos que promueve el desarrollo de nueva música. Parte de las actividades es el Festival de Nueva Música. Otras actividades incluyen podcasts, compilados musicales, jam sessions, eventos “noches Nuson” y pronto un canal de Youtube.


Ahora el Festival incluye una semana de actividades llamada Semana Nuson donde habrán talleres y un concierto de apertura. A diferencia de la primera versión que se realizó en abril de 2016, esta vez lo realiza  una organización llamada NUSON, apoyado por una comunidad colaborativa. Además, esta vez tenemos bandas nacionales e internacionales y esperemos seguir creciendo para mantenerlo anual y nacional. 


—  ¿A qué llaman “nueva música”?


— Chuntu. Es música que experimenta con sonidos y nuevas tendencias musicales. Música que anda en constante evolución.


—  ¿Se podría describir esta música?, ¿cómo suena?


— C: La mejor manera de saber eso es escuchando a las bandas que vendrán este año. Los géneros son variados: algunas bandas usan loopers, otras usan efectos en las guitarras, una banda hace hip hop, low fi... 


Por ejemplo la banda Sueños Modernos de Cochabamba es una banda de cinco personas. Tienen dos guitarristas y cada uno tiene un pedal de efectos para generar delays de más de tres segundos.

Eso, más la manera de tocar nota por nota con espacios, hace que las guitarras creen un ambiente o una atmósfera que caracteriza a la música denominada shoegaze. Este efecto de delay también se le agrega a las voces. El single de la banda Sueños Modernos se llama Candy Cloud, lo cual significa “nubes dulces”; se podría decir que su música suena así.


— Si pudieras describir cada una de las bandas como sensaciones ¿qué dirías?


— C: Cristina Collazos suena al día en que los aparatos electrónicos tomen el control de la sociedad y decidan volver a sus raíces.


Visiones, de Santa Cruz, suena a la canción Hombre Lobo en París, pasada por mucha distorsión y la frustración de vivir en una sociedad que no te entiende.


Charango, de Santa Cruz, pasó por muchas etapas, pero su música es el indie rock cruceño, sensible y honesto que demuestra lo que no conocemos de Santa Cruz.


— A: Calaweras, de La Paz, suena a la vanguardia paceña, rebelde y súper creativa, desde su sonoridad de baja fidelidad hasta sus letras irreverentes que recuerdan momentos de nuestra infancia.


Ramírez Neira, de Chile, es un niño que despertó a su voz y fuego interior, pasando del folk al rock psicodélico.


— C: Ionse, de La Paz, es la música de los jóvenes de ahora: un solo integrante, una voz nueva, loopers, guitarra, pad electrónico, básicamente el futuro de los actos musicales en Bolivia.


 Sueños Modernos son la salvación del rock boliviano, nos traen todo lo nuevo que se está realizando en el rock latinoamericano. Sus influencias son el shoegaze, el dreampop, el krautrock, y la consideramos como un ejemplo a seguir para el rock en Bolivia.


— ¿Cuál es el evento, digamos “musical” que los motiva a crear el NUSON? ¿Qué les incomoda del panorama musical boliviano?, ¿se rebelan contra algo?


— Chuntu: Eventos como el NUSON hay en todo el mundo.


— A: Estamos colocando a Bolivia en el panorama actual de lo que está sucediendo en el mundo.


— C: Lo incómodo del panorama actual musical boliviano es que subestiman al público cuando se les puede ofrecer algo que va más allá de una ganancia monetaria.


— Me refería a si algún evento o situación de la música o las costumbres musicales en el país, tan arraigadas en el folclore o la música pop, los hubieran llevado a propiciar un NUSON para decir que hay mucho más que folklore o pop o…


— C: El Nuson es una manera de aprender juntos, de conocer juntos, de experimentar juntos lo nuevo que los bolivianos tenemos para ofrecer.


— Pero eso nuevo puede también incluir zampoñas o charangos...


— A: Claro. Lo que sucede es que en Bolivia hay que ampliar la diversidad de arte que existe en el país, no sólo enfocarse en el folklore y el rockpop al que estamos acostumbrados.


— C: Nueva música abarca todo, uno puede cantar o tocar como equis grupo pero ofrecer un sonido totalmente nuevo, con nueva sonoridad. Ahí es donde entra la experimentación con el sonido. Las propuestas que el festival promueve tienen estas dos características: no sólo experimentar con sonido sino con nuevas tendencias musicales. El sonido es un término muy amplio para definirlo, siempre es nuevo.


— Por ejemplo ¿qué tipo de música les gusta a ustedes particularmente?


— A: Mis gustos musicales han ido cambiando. Me ha gustado de todo pero especialmente aquello que me genere imágenes, como películas, y que me haga bailar. Por ejemplo ahora estoy escuchando a una violinista americana que se llama Sudan Archives, me vuela y revuelve todo; ella acude a influencias tribales que las fusiona con elementos electrónicos, pero su música no deja de ser muy orgánica y enraizada, además de ser dulce, misteriosa, moderna y sensual. Tiene todo lo que me gusta. 


—C: A mí me gusta todo lo que me genere explosiones emocionales. Me gusta toda la historia de la música mientras exprese un sentimiento honesto. Pero si me dan a escoger creo que me la pasaría escuchando cosas como Cocteau Twins o Can.
 

12
9