TELEVISIÓN

PREMIOS EMMY

El camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones
domingo, 23 de septiembre de 2018 · 00:13

Adrián Nieve

FOTOS AFP

La televisión no es lo que era y eso es bueno. Los límites, formatos y temáticas han evolucionado, pero el cambio más relevante ha sido la importancia del medio. Antes, una estrella de cine consideraba su carrera estancada cuando solo le ofrecían roles en televisión. Hoy en día, si le ofrecen un papel en una serie, sabe que ese puede ser el punto de quiebre esperado. Miren a Bryan Cranstono o Elisabeth Moss. A eso hay que añadir la “revolución” del streaming y el tono cada vez más arriesgado y complejo que series como Bojack horseman (que ni fue nominada, lo cual ya dice todo), The handmaid’s tale y True detective han popularizado. Entre los contenidos, los avances tecnológicos y los políticos, la televisión se ha convertido en el escenario elegido por grandes directores como David Lynch, Cary Fukunaga y Donald Glover para crear experiencias televisivas relevantes y poderosas.

Lo sabemos o lo intuimos. Y la industria televisiva norteamericana también, pero como probaron en la última edición de los premios Emmy, aún no saben cómo alcanzar a los tiempos.

Con Lorne Michaels como productor, la mente detrás de Saturday night live, los Emmy de este año terminaron siendo un espectáculo nada memorable. Pese a todos los sketchs y números musicales, no hubo grandes trucos visuales, todo se sintió apresurado y el ambiente mismo parecía tenso por las distintas coyunturas políticas bullendo. A la vez, mucho se perdió con la decisión de que los presentadores de cada premio entrasen solamente a leer los nombres de los ganadores. Ahorraron tiempo pero perdieron ese delicioso suspenso antes de saber quién ganó.

Con todo esto probaron que la industria televisiva anda muy consciente de la situación en que está su medio y su país. Sabían que tenían que criticar la falta de diversidad pero lo hicieron con temor; sabían que tenían que reírse de lo poco relevantes que son las cadenas televisivas frente a las de streaming pero lo hicieron forzadamente. Y si al menos tuvieron muchos acertados comentarios sociales, la entrega de los chistes fue mediocre.

Esto no es raro con el actual estado de la política en Estados Unidos. Con Trump metiendo la pata sin parar, las celebridades sintieron que tenían que tomar la batuta y representar a distintos movimientos, lo cual ha generado mucha conciencia, sí, pero también caos, convirtiendo a la industria del entretenimiento en otra esfera más del juego político, la plataforma idónea para que Kanye West o la Roca justifiquen sus deseos de lanzarse a la presidencia de su país.

Aunque lo peor de todo es que por esa razón los premios fueron a lo seguro. Una comedia de poca innovación televisiva como The marvelous Mrs. Maisel, ganó a la arriesgada y novedosa Atlanta. Porque las series ganadoras tienen poco contenido social, o se enfocan lo suficiente en algo que las haga relevantes en el escenario político actual sin profundizarlo (excepto Last week tonight con John Oliver, por supuesto). Las series que ganaron son favoritas del público pese a que han bajado su calidad y ya no tienen mucho que mostrar, como Game of thrones que le ganó a The handmaid’s tale, Westworld y The americans… porque la industria televisiva se sabe condenada y ni así deja de ser complaciente.

Pero no todo fue malo. Ganaron Henry Winkler, Thandie Newton, Jeff Daniels y Bill Hader. Black Mirror y Rick and Morty se llevaron muy merecidos premios, y Glow se llevó uno de los que se entrega fuera de cámaras, parte de una lista larga que tiene ganadores más dignos y sorprendentes que los vistos en 3 horas de premios Emmy de pura decadencia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

154
94

Otras Noticias