DISEÑO Y COMUNICACIÓN VISUAL

El diseño de “lo digital”

domingo, 03 de noviembre de 2019 · 00:07

Universidad Católica Boliviana

El diseño gráfico y la comunicación visual han coexistido como una simbiosis desde la producción de las primeras imágenes rupestres. Por tanto, no es algo nuevo, aunque no siempre se ha  relacionado o identificado al diseño como una disciplina que, a través del tiempo, ha apoyado y apuntalado los procesos creativos y tecnológicos de la humanidad.  Si tomamos en cuenta  la imprenta de Gutenberg como uno de estos ejemplos, vemos que cambió el curso de la historia de forma significativa, y el diseño gráfico, con sus amplias posibilidades, acompañó y ayudó a desarrollar esta revolución del conocimiento. En este periodo se desarrolló de forma magnífica la tipografía y el diseño editorial, entre otros  elementos, que hasta hoy   tienen un efecto e impacto decisivo en nuestra vida cotidiana.

Desde los tipos móviles en 1440, el mundo cambió para siempre. Pasaron 528 años desde la impresión de la primera Biblia y los incunables hasta que la generación X tuvo el privilegio de presenciar un nuevo salto científico, tecnológico, económico y social en el campo de la comunicación visual.  Entramos a la era digital de la mano de los ordenadores,  el Internet y las redes sociales.

¿Cómo sucedió? Como todo proceso creativo y científico, una serie de investigaciones y conexiones dio paso a la que consideramos la primera máquina de computación automática. Capaz de calcular varios conjuntos de números y hacer copias impresas de los resultados, esta máquina fue desarrollada en 1822 por Charles Babbage,  y  fue la chispa  que dio lugar a la  fabricación del primer ordenador de uso doméstico en 1968, comercializado por Hewlett Packard. No cuesta imaginar o recordar que poco después se gestó una nueva revolución cuando en 1976 Steve Wozniak y Steve Jobs vendieron la Apple I,  iniciando de forma irreversible el salto al mundo digital. 

En estos últimos 43 años, el mundo ha vuelto a cambiar. La ciencia ficción es casi una realidad cotidiana que  no nos sorprende.

Pero volviendo al mundo digital, y como diría Andrew Blum, acá empieza la analogía con la historia del huevo y la gallina. Acompañando al ordenador,  cuyo origen es una consecuencia de hechos atribuibles a distintos autores, vemos gestarse otra simbiosis entre el hardware y el software y, nuevamente, el diseño es parte trascendental de este proceso.

Internet, hoy inseparable de los dispositivos digitales, se gesta en 1947 en tiempos complejos y en plena Guerra Fría. Uno de sus  progenitores es el proyecto Arpanet del Defence Advanced Research Proyects Agency (ARPA) del gobierno de los Estados Unidos, que logró el primer enlace exitoso el 29 de octubre de 1969, entre dos laboratorios ubicados a 500 km de distancia. Y como muchas veces ha sucedido en la historia, un producto desarrollado y pensado para el campo militar pronto se abre camino con otro destino y nuevas posibilidades.

Son cuatro las universidades en Estados Unidos que empiezan a explorar las bondades del Internet con el fin de estar interconectadas. Para el año 1972 ya integraban la red 50 universidades y centros de investigación  distribuidos por Estados Unidos. En este contexto y con Arpanet consolidándose en una red científica intercontinental, Ray Tomlinson establece las bases para lo que actualmente se conoce como correo electrónico.

El año 1983 es un hito, porque con esta  red establecida se reconoce el nacimiento del Internet. A partir de este momento todo se desarrolla de forma exponencial y los procesos creativos avanzan a la par de las nuevas necesidades.

Avanzaba el año 1989 y de la mano de Tim Berners–Lee entra en nuestro mundo la “www”, la  world wide web o red informática mundial, y de esta forma nos introducimos  en un nuevo mundo con su propio   vocabulario.

La “www” generalizó el acceso a los sitios web, estos espacios digitales en que las marcas y productos pueden mostrarse como si se tratara de  escaparates virtuales  a los cuales accedemos gracias  las direcciones de dominio. Además, la “www” implicó también  el nacimiento de una serie de sucesos paralelos, provenientes de la necesidad de catalogar y ordenar el vasto catálogo de direcciones y sitios web presentes, accesibles por Internet. Es a finales de los años 2000 que comienza a gestarse una nueva forma de marketing que  desplazaría a la publicidad tradicional y que aún hoy continúa cambiando los procedimientos y estrategias comunicacionales. El impacto de las comunicaciones, la retroalimentación y los comportamientos constituyen grandes volúmenes de datos medibles.

Con apenas 15 años, un adolescente de las redes sociales llamado Facebook se ha convertido en una celebridad.  Y a la par de su creador, el ingenioso Mark Zuckerberg, representante de los millennials, es ejemplo de admiración y controversia. Así se perfila este nuevo milenio, acelerado, innovador, tecnológico, conectado e incierto.

El proceso global que se iniciara con Internet hace poco más de 36 años nos ha generado cambios culturales insospechados y ahora una nueva generación,  reconocida como nativa digital, toma la posta y se sumerge en un mundo lleno de  posibilidades, oportunidades y peligros.

Es importante  entender que este nuevo y complejo mundo digital debe ser estudiado, documentado, investigado, analizado, explorado y desarrollado. Por ello,  el Departamento de Diseño de la Universidad Católica Boliviana ha decidido involucrarse en este nuevo campo de la disciplina del diseño con una nueva propuesta académica: la Carrera de Diseño Digital, que empieza su recorrido en febrero de 2020.

Esta nueva licenciatura ha sido el resultado de un análisis de varios años, basado en un estudio de contexto y una acreditación. Esto nos permite tener el conocimiento, la solvencia y el respaldo para ofrecer una carrera diseñada para responder a los cambios continuos y a las necesidades de los usuarios, por lo que su plan de estudios es ágil, dinámico y flexible. Buscamos ser competitivos globalmente, desarrollar una capacidad crítica e innovadora y seguir siendo líderes y referentes de diseño en el país y la región.

“Habrá dos tipos de negocios en el siglo XXI: aquellos que estén en Internet y aquellos que ya no existan”. (Bill Gates, creador de Microsoft)

 

Valorar noticia