RETRATO

Pizza, tabla, vida

domingo, 01 de diciembre de 2019 · 00:10

Jean Claude Eiffel
Fotografía de Antonio Suárez Weise

La pizza de anchoas es su favorita. Y con una copa de vino tinto, claro. Reencontrarnos hace que los sabores sean distintos, diferentes, sazonados con el placer de escucharla.

Invariablemente vienen a la mente imágenes de mitad de los años ochenta. Saliendo de una pequeña oficina llena de papeles, latas de película y envuelta por un agradable aroma a vainilla y chocolate que Pedro, su compañero de vida, dispersaba por todo el ambiente, Norma bajaba las gradas presurosa cargando unos papeles que debía repartir en diarios y radios. Era la programación de uno de tantos ciclos de cine que se exhibían en aquella sala llena de recuerdos de la calle Pichincha esquina Indaburo: la Cinemateca Boliviana. Allí la conocí, intimidado por esa voz gruesa y con timbre argentino que con el correr del tiempo se convirtió en puerta de entrada a su calidez y desprendimiento. Había veces que, robándole unos minutos a su atareado trajín matinal por las calles de esta ciudad que la abriga, le preguntaba acerca del arte, de la nueva obra de teatro que preparaba o del futuro de la vieja Cinemateca, su Cinemateca, aquella en la que mecía su alma. 

 Las imágenes de Charlot o de Juana de América son suyas, la pasión por la actuación es su motor. Y la fortuna de trabajar con ella, invaluable. 

Es viernes, noche de pizza, en una pizzería conocida o por conocer. Ordenar la de anchoas es motivo para recibir de sus enormes ojos calor de hogar, fino humor y buena charla, retribuidos con la íntima felicidad de mimarla... para brindar por su vida.

 Norma Merlo (Argentina, 1934)  es  actriz de teatro, cine y televisión.