IDENTIKIT

Centinela

domingo, 24 de marzo de 2019 · 00:08

Texto y foto  Ismael Carvajal Vogtschmidt

La casa que remata en una torre, una torre circular que parece abrazar las calles Ingavi y Montes. Una torre que termina en una cúpula hermosa que hace de centinela recibiendo y despidiendo a quienes llegan o se van de La Paz. Sus molduras intactas esconden el paso del tiempo y se ocultan entre los tintes verdes descoloridos de sus muros quemados a diario por el sol despiadado. Una fina baranda de hierro forjado, no menos descuidada, invita a recorrerla con la vista hasta llegar a la casa.

Siempre me pregunté a quién le perteneció, siempre quise conocer su historia, los motivos de su impronta y su esbelta presencia, la razón de su torre y su cúpula, una de las pocas que quedan en el centro, y una de las pocas que podemos disfrutar a tan corta distancia. 

Su presencia es sobresaliente. Siempre la vi, y la entendí como una especie de faro, casi como una torre de vigilancia. Mirarla es para imaginarse miles de historias.
 

Otras Noticias