Ojo al parche

CARTELERA

domingo, 03 de marzo de 2019 · 00:05

Adrián Nieve

Para empaparse en carnaval

 DE qué se trata el carnaval? Bueno, en realidad puede tratarse de muchas cosas. Para algunos será emborracharse, para otros será devoción, o parrilladas, o ver Friends por enésima vez en Netflix, pero si hay algo que todos compartíamos en esta época mágica era mojarnos. Una buena mojazón con baldes, globos, chisguetes y todas esas cosas con las que puedes empapar a alguien de pies a cabeza. Pero, como dijo Bob, los tiempos están cambiando. El cambio climático –aunque el señor Trump no quiera admitirlo– de verdad pesa en el presente y el futuro, y por eso ya no es viable que nos mojemos como en el carnaval de antaño. 

Por eso hoy les traigo una cartelera lacrimógena. No, no es para que nos lamentemos porque perdimos nuestro mar, digo, carnaval; es para que podamos mojarnos de la manera más ecológica posible y de paso tengamos un feriado diferente. Y, bueno, no se preocupen. Voy a intentar evitar lo trágico nivel Dancer in the dark o Umberto D y procuraré darles algo triste nivel ese montaje de Up.

Por lo mismo, voy a empezar con una triste de verdad, cruda, en realidad. Estoy hablando de Blue Valentine (2010, Derek Cianfrance. Drama), la película que llegó a límites interesantes para representar algo que sucede todos los días: el desamor. En ella seguimos a Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) durante todo el enamoramiento y la separación. No, no son spoilers, la magia de esta película no está en el principio, o en el final, sino en el viaje mismo. Cianfrance es uno de los mejores directores de nuestra época. Si ven la película y se ponen a investigar cómo fue que Derek logró muchas de las escenas en el filme, se darán cuenta que un buen director es aquel que sabe cómo inspirar a su elenco, que sabe cómo lograr que una interpretación sea más que sólo un trabajo y que más bien sea toda una experiencia de vida. 

Es una película difícil de mirar. Y no por el lado técnico, que es impecable, o las actuaciones, que son perfectas. Es difícil porque lo que se logró en este filme es vivir, en dos horas, todos los sinsabores de un amor fracasado. Para ello Cianfrance hizo que Gosling y Williams vivieran juntos por un mes, luego de haber filmado las escenas del enamoramiento, antes de filmar las escenas del matrimonio y la ruptura. Derek les ordenó que durante ese mes peleasen mucho cada día, de cualquier cosa y el resultado fue un montón de momentos inolvidables como cuando Gosling se quiebra a llorar… un momento casi tan poderoso e inolvidable como los últimos minutos de la película.

Así que, por favor, empápense con esta obra maestra. Y si quieren algo menos crudo, ahí les dejo películas y episodios de series graciosas que te arrancan un lagrimón.

6 pelis para decir que te entró una basurita al ojo

1A monster calls. 2016, J. A. Bayona. Drama. ¿Cómo aprende un niño lo que es el duelo? Este filme explora esa pregunta con gran tino visual y con una historia profunda, enternecedora y nada cursi.

2 The Champ. 1979, Franco Zeffirelli. Drama. Estoy más que seguro que si no la vieron, después de llorar con la escena final pensarán en cierto filme de Disney y llorarán todavía más. Excelente clásico. 

3 Awakenings 1990, Penny Marshall. Drama. Pacientes catatónicos encuentran una nueva vida en este filme que junta a Robin Williams con Robert De Niro. Otro clásico que merece más atención de la que recibe.

4 Bridge to Taribithia. 2007, Gábor Csupó. Drama. Un niño hace una amiga que le ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva; todo a través de un mundo lleno de fantasía. ¿No le ven lo triste? Sólo denle tiempo.

5 Plague dogs. 1982, Martin Rosen. Drama. Otro clásico, uno que nos deja con el corazón hecho un chuño durante toda la película y que nos hace sentir vergüenza de pertenecer a la raza humana.

6 Big fish. 2003, Tim Burton. Drama. Más allá de la fantasía y de todo lo que decimos, así, entre líneas, está lo que pasa de verdad. Y si bien esta película trata sobre lo fantasioso, entre líneas se lee una historia tan hermosa como dura de aceptar.

5 episodios de una comedia, que hacen llorar

1 How I met your mother. 2005–2014, Episodio 13, Temporada 6. Bad News es un episodio que se sabe predecible y juega con ello, de tal manera que, como en un buen truco de magia, te distrae tanto del golpe final que, cuando llega, sientes las lágrimas mojando el dorso de tus manos.

2 Bojack Horseman. 2016–, Episodio 11, Temporada That’s TooMuch, Man es quizá el episodio más duro en una serie que se ríe de la depresión, mostrándonos sus momentos más bajos. Lo que sucede, sucede tan silenciosamente que es difícil no sentir algo ante ello.

3 Futurama. 1999–2013, Episodio 2, Temporada 5. Jurassic Bark es Hachiko desde la perspectiva del dueño, pero eso lo hace más potente. Hay algo hermoso, pero también trágico en ver qué pasa con un dueño que no sabe qué pasó con su mascota. 

4 Scrubs. 2012–, Episodio 4, Temporada 1. My Old Lady es una gran forma de enseñarle al público algo que los médicos saben muy bien: los pacientes mueren, más de lo que a uno le gustaría. Y si bien Scrubs puede ser cursi, igual terminas llorando mientras suena Hallelujah.

5 Doctor Who. 2016– , Episodio 10, Temporada 5. Vincent and the Doctor es un episodio que adapta bien la dinámica de Doctor Who con una figura brillante y depresiva, como fue el famoso pintor. El final es más tierno que triste, pero es compararlo con la realidad lo que le da el toque.
 

 

4
5

Otras Noticias