Ojo al parche

CARTELERA

domingo, 14 de abril de 2019 · 00:04

Adrián Nieve

Para no extrañar Game of Thrones

¿Cómo superar un duelo? Es una pregunta difícil, especialmente cuando hablamos de un ser querido, alguien con quien hemos compartido mucho, poco, o casi nada. No importa, igual afecta. Y, curiosamente, también pasa con los personajes ficticios. Todavía recuerdo cómo me sentí cuando leí por primera vez la Boda Roja en Canción de Hielo y Fuego. Fue un momento tan brutal, que todo se detuvo. Y ahora que estamos en las puertas del final de Game of Thrones, no imagino cómo será, cómo quedaremos. Lo único que sé es que no importa cuánto suframos, tendremos ganas de más. 

Por eso traigo algunas sugerencias para que llenen el vacío que GoT dejará en nuestras vidas. Series y películas que tienen un poco de la esencia que hizo a esta serie tan popular, esos detalles que uno cree que no verá en ninguna otra parte. Y solo para que vean que hablo muy en serio, voy a hablarles de una obra maestra: Seven Samurai (1954, AkiraKurosawa). 

Seven Samurai fluye como sólo las películas de Kurosawa lo hacen. Nadie aún ha logrado la “completitud” que tienen las películas de este japonés. El uso de la cámara, los personajes tan pintorescos, las actuaciones convincentes, ese sentimiento exagerado pero completamente ilustrativo de la historia. En Kurosawa todo está al servicio de la historia y el movimiento. Aún en las escenas lentas no deja de existir algún tipo de acción que le da una vitalidad particular a todo tipo de escena. Y eso no lo logra cualquiera. Eso lo logró Kurosawa. 

En Seven Samurai seguimos a un grupo de samurais que son contratados para defender una villa de granjeros de unos bandidos ladrones. Es una historia simple y, si no fuera por la maestría visual de Kurosawa, hasta predecible. Pero es tan atrapante la forma en que se nos presenta a los personajes y el desarrollo de los mismos, que pronto estamos sumergidos en la defensa del pueblo y todo lo que esto trae. 

En 208 minutos de filme podemos pasar de la risa al llanto, sin dejar de estar conmovidos y entretenidos. No es una película que genere un simple sentimiento y eso la hace grande. De hecho, eso fue lo que hizo grande a una serie como GoT: tener la suficiente complejidad como para hacernos sentir algo, para hacer que sus personajes nos atraigan lo suficiente como para seguirlos cada domingo. Seven Samurai es todo lo que GoT fue y más, porque lo hizo en menos tiempo y hace muchos años. Sé que le estoy tirando muchas flores, pero no lo puedo evitar. Conozco a muy poca gente inmune a esta película, porque lo único que se necesita para apreciarla es detenerse y admirar algo hermoso. 

Adiós GoT, vas a hacernos falta. Pero entre Seven Samurai y la lista que les traigo, el duelo se hará más ligero. 
 

6 pelis para no extrañar Game of Thrones

1 Black death. 2010, Christopher Smith. Acción, drama. Ned Stark versus Melissandre. Si alguna vez quisieron ver este enfrentamiento, esta es su oportunidad. Una película no muy buena, pero entretenida, con personajes muy parecidos a los que luego encarnaron.

2 Kingdom of Heaven. 2005, Ridley Scott. Bélica. Casi nadie amó esta película llena de licencias artísticas con la historia, pero los fanáticos de Jon Snow deberían darle una chance. Orlando Bloom bien podría haber sido el distímico bastardo.

3 Mongol. 2007, Sergei Bodrov. Bélica. George R. R. Martin basó a los dothrakis en los mongoles. Y ninguna película los ha retratado como en esta sorprendente y romántica perspectiva sobre la vida del terrible Genghis Kahn. 

4Agora. 2009, Alejandro Amenábar. No es un secreto que en Game of Thrones vimos a un montón de poderosos personajes femeninos viviendo historias de poder y tragedia, pero siempre sobresaliendo por cómo piensan o actúan. Para no extrañarlas les dejo a otra mujer poderosa: Hipatia. 

5Small crimes. 2017, E. L. Katz. Jamie Lannister es uno de los personajes mejor desarrollados de GoT y Nikolaj Koster–Waldau supo encarnarlo muy bien. Quizá no sea tan famoso, pero eso no ha impedido que la rompa en roles como el de este desigual filme.

6Lord of the Rings. 2001–2003, Peter Jackson. La trilogía que marcó a toda una generación, tal como Martin fue marcado por los libros que la inspiraron. No necesitan ser recomendadas, solo necesitamos recordarlas y ceder ante el antojo de volver  verlas. 
 

4 series para sustituir Game of Thrones

1Vikings. 2013–2020, Michael Hirst. De entre todo lo que puedo recomendar para lidiar con el síndrome de abstinencia, esta serie es lo más parecido a GoT que hay.  Buenísima, bajo sus propias reglas. 

2Roma 2005–2007, Bruno Heller. Es una lástima que esta serie sobre la Roma de Cayo Augusto no tenga más que dos temporadas. Sí, fue corta, pero voló. Y bien alto. Tienen que verla. 

3Peaky blinders. 2013, Steven Knight. Si ya para el final de GoT detestaban los temas más fantasiosos del show y extrañaban la crudeza, la política y todo lo verosímil, entonces este show será perfecto para ustedes. Buenísimo. A veces hasta mejor que GoT. 

4Preacher. 2016– , Sam Catlini. ¿Qué harían ustedes si tuvieran la voz de Dios? De la mente del genial Garth Ennis, llega esta divertida y morbosa adaptación que, sin embargo, no logra ponerse a la altura del cómic en el que se basa. Igual logra muchas cosas en el intento. 

5A song of ice and fire. 1996, George R.R. Martin. Y, finalmente, solo queda decir lo obvio. Si van a extrañar GoT, lo mejor que pueden hacer es leerse los libros, llenos de pequeños detalles que hacen de la historia aún más inolvidable. ¿Y luego? Sentarse a esperar a que Martin termine de escribir el resto, rogando para que no se muera antes de lograrlo.
 

 

Valorar noticia