PIRUETA NEGRA

Coreógrafos residentes. Un caballo de fuerza para la danza

El Contrato del Género, de Santiago MacLean, obra inspirada en los escritos de Judith Butler e impulsada por la teoría queer, estará en el FITCRUZ 2019.
domingo, 14 de abril de 2019 · 00:12

Camila Rocha Scardino

Hay una apuesta lanzada hace siete años en Santa Cruz de la Sierra: hacer de la danza contemporánea un pilar esencial de las artes en Bolivia. Son dos los protagonistas: Diego Guantay y Norman Chacón, junto a su Centro de Formación Artística FASES. Ahí nacen diversas propuestas que nutren la danza contemporánea desde la formación, la producción, la creación y las alianzas estratégicas con festivales como Danzénica. Son, además, fundadores del Festival Internacional de danza contemporánea de Santa Cruz de la Sierra, inaugurado en 2018. 

Coreógrafos residentes lleva por nombre uno de los programas más exitosos y nutritivos que se ha creado en FASES el año 2017 y que sin duda construye país desde la danza. Una plataforma de estímulo a la creación y producción permanente de obras, que posiciona la producción nacional en un marco de calidad de exportación hacia encuentros y festivales internacionales tanto en el país como en el exterior. Un espacio de libre manifestación creativa para coreógrafos nacionales e internacionales, y un proceso rico de formación a través de la creación para los elencos conformados por convocatoria abierta. 

Son tres ya las obras producidas dentro este programa, y todas aún vigentes en carteleras nacionales y proyectos de giras internacionales, gracias al incesante trabajo de FASES. 

Este año se estrenará la cuarta obra de Coreógrafos residentes, y será en el marco del Festival Internacional de Teatro FITCRUZ aportando así a esta fiesta escénica la danza contemporánea de alta calidad que se viene generando en el país. Santiago MacLean es el coreógrafo invitado, cruceño y licenciado en danza contemporánea por el conservatorio de Boston, actualmente radicado en Nueva York. Él propone  una obra inspirada en parte por los escritos de la filósofa estadounidense Judith Butler e impulsada por la teoría queer. “El trabajo abarca la temática de los preconceptos y establecimientos psicosociales a los que somos expuestos desde que nacemos –en relación a la identidad de género– y propone un quiebre de estos”, explica MacLean. La pieza se sumerge en metáforas de observación, cautiverio, poder y rebeldía, proponiendo que el género se construye y se forma en un lugar más íntimo que la superficie de la piel. 

El Contrato del Género titula la obra de MacLean, y podremos disfrutarla el 28 de abril en el CCP-SCZ junto a un elenco de lujo: Andrea Cornejo, Stephanny Thaine, Hider Montero, Gisele Castro y Mariana Morales, “todos con un talento excepcional y una curiosidad inquisitiva”, comenta MacLean. Disfrutemos entonces, y celebremos a Diego Guantay y Norman Chacón por ser los caballos de fuerza en este programa, y tantos otros que alimentan e impulsan la formación, creación y producción en danza contemporánea en el país. Aún queda mucho por contar de la inmensa labor y aporte que hacen ambos a Bolivia con su trabajo. ¡Bravo y eternamente gracias!