DISEÑO Y COMUNICACIÓN VISUAL

El receptor de diseño

Hay una sola cosa importante en el diseño de la comunicación y ésta es su capacidad de incidir sobre los comportamientos del público. Jorge Frascara
domingo, 12 de mayo de 2019 · 00:08

Ronald Shakespear*

No EXISTE AÚN un arte fáctica para medir la polución visual de nuestras ciudades. Podemos saber a ciencia cierta en qué grado están contaminados los ríos, el aire, o los alimentos. Pero no es posible –¿o sí?– determinar científicamente cuánto se ha degradado nuestro paisaje cotidiano, ni de qué manera el aluvión de estímulos en forma de carteles, señales, graffitis, vidrieras, cables e instrumentos urbanos agreden al lóbulo derecho de nuestro cerebro, dedicado a las labores visuales.

Para mí, como creo que para la inmensa mayoría, sería difícil imaginar la ciudad despojada de estimulación activa, de las grandes carteleras públicas que procuran persuadirnos a determinados hábitos o costumbres.

Tampoco parece acertado especular con una civilización sin la cultura del auto y, por ende, sin las autopistas y carteles que son su correlato inmediato. Por otro lado, el consumo genera desperdicios, y la visión de la mayoría de las ciudades del primer mundo que tanto veneramos, semeja a la de los grandes basurales. La gente que se siente marginada protesta pintando en el inocente pizarrón urbano. Es una odisea leer una póliza de seguro, bucear en una guía telefónica no está permitido a personas con dificultades de percepción y, en general, todos los documentos e instrumentos públicos no están diseñados para ser leídos y, menos aún, comprendidos.

Carteles, basurales, pintadas de protesta, excitación visual, ¿es ese el paisaje que hemos pergeniado con tanto esfuerzo? ¿Cómo medir su incidencia en nuestra sensibilidad, en nuestros comportamientos? Por otro lado, ¿cómo medir la fealdad del mobiliario urbano? ¿Somos capaces de imaginar la alternativa?

¿Cómo corregir el analfabetismo visual? ¿Es éste el diseño que la sociedad requiere? ¿Se parece este diseño a la sociedad que lo padece?

En un intento, vano por cierto, de aprehender la realidad, los racionalistas intentaron la vanguardia, la del orden, que en términos de diseño gráfico se llamó La Escuela Suiza (Gerstner, Brockmann y Hoffman entre otros), procurando resolver los problemas de la gente con una férrea disciplina de estructuración de los elementos en el plano gráfico, para facilitar su comprensión. Naturalmente, el orden generó una estética que fue insuficiente para generar apetencia y resultados en un mundo altamente competitivo y sobrepasado de oferta.

En términos pragmáticos, deberíamos acostumbrarnos a ver la comunicación como una transacción entre el que emite y el que recibe. En una transacción habrá, seguramente, ventajas. Algo se gana. Hay un negocio en aprender a ver.

La razón de introducir la idea de diseño es que no puede construirse nada sin él, desde un castillo de arena hasta la cápsula de Apollo.

TEMAIKÈN BIOPARQUE, IMAGEN DEL SUBTE Y SEÑALÉTICA DE BUENOS AIRES (diseño shakespear).

¿Quién decide que un televisor de tecnología de punta se coloca sobre una mesita estilo francés? Estas decisiones se toman todo el tiempo. ¿Cuántas de estas decisiones se ejecutan sobre el afán de emulación social y cuántas sobre la evaluación del diseño y su pertinencia?

 

(*) Ronald Shakespear nació en Rosario en 1941. Fue Profesor Titular de la Cátedra de Diseño FADU/UBA y Presidente de ADG, Asociación de Diseñadores Gráficos de Buenos Aires. Fundó su Estudio hace 50 años. Hoy dirige Diseño Shakespear con su hijo Juan. Este texto fue tomado de su libro Señal de diseño, memoria de la práctica.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Otras Noticias