Ojo al parche

CARTELERA

domingo, 26 de mayo de 2019 · 00:05

Adrián Nieve

De vuelta a 2014

El año 2014 fue bastante duro, aún dejando de lado todo lo político en el panorama mundial. Nada más hay que recordar que ese año murieron Philip Seymour Hoffman, Gabo, Robin Williams y Joan Rivers; fue el mismo año en que Game of Thrones estaba en su emocionante cuarta temporada y la televisión empezaba a pintarse más y más como el nuevo escenario de las grandes actuaciones y producciones. 

Por eso hoy quería escribir sobre las mejores películas y series de ese año, pero como vi que son tantas, decidí mencionar en un párrafo las mejores series estrenadas y hacer un ranking de las mejores películas de ese año (según yo, obviamente).

2014 marcó el estreno de The 100 (que fue buena hasta la temporada 2), The Flash (que sólo fue buena ese año), Gotham (ídem), la excelente Fargo, la genial Gomorra, la divertidísima Sillicon Valley, la brutal Penny Dreadful, la interesante The Strain, la hermosísima Cosmos, la divertida Broad City y la terrible Young & Hungry. Y lo más importante de todo, los estrenos de BoJack Horseman y True Detective. Dos series que hablan por sí mismas. 

Por su parte, las películas superaron con creces a todas estas geniales series. Me animo a empezar mi ranking de películas con Inherent Vice (2014, Paul Thomas Anderson. Suspenso, comedia), basada en el libro del mismo nombre de Thomas Pynchon. ¿Alguna vez leyeron a ese autor? Si lo hicieron, saben que adaptarlo es prácticamente imposible. El lenguaje fluye de tal forma que confunde mientras construye la historia. Nos perdemos en su pensamiento interno, en las historias detrás de cada personaje, en el manejo del lenguaje. Cada libro de Pynchon es un triunfo, y esta última frase se aplica a las películas de P.T. Anderson.

Inherent Vice (la película) se vive como un “buen viaje”. Es  su ritmo (o flow, si prefieren), son los diálogos casi calcados del libro, son las situaciones y cómo todo combina en un filme desconcertante, con su excelente cinematografía y la locura visual y narrativa a la que nos vemos expuestos. Porque esta película es así. No la miras, estás expuesto a ella, a su rareza y a las geniales actuaciones de  las cuales la mejor es la de Joaquin Phoenix. Y cuando acaba puede que no la hayas entendido del todo, pero de eso se trata. No es una película para entender, es una película muy compleja que merece algo más que sólo lógica. 

¿Y por qué es la mejor del 2014? En un año lleno de excelentes películas  gana la que, además de todos los méritos técnicos, también se animó a ser la más rara sin dejar de ser divertida y profunda. 

A continuación les dejo el resto. Véanlas todas, así pueden estar en desacuerdo.

8 pelis de 2014 que vale la pena ver 

1 Snowpiercer. 2014, Bong Joon–ho. Acción, drama. Este es un filme casi perfecto. Puede ser leído en varios niveles y la cinematografía y trabajo de cámaras es impecable. Tiene algo interesante tanto para quienes aman el cine pipoquero como para quienes aman el cine independiente.      

2 Nightcrawler. 2014, Dan Gilroy. Suspenso, drama. Jake Gyllenhaal entrega una de las mejores actuaciones de su carrera encarnando a un sociópata que empieza a trabajar como una suerte de paparazzi. Es una película fuerte, directa y bien puesta. 

3 Whiplash.  2014, Damien Chazelle. Drama. Esta película es como una canción de jazz. No hay palabras que puedan vendértela tan bien como escucharla lo hace. Es así de buena.   

Blue ruin. 2014, Jeremy Saulnier. Drama, suspenso. Las películas de venganza suelen tener una fórmula específica. Ésta no es tan diferente pero su realización es tan peculiar y sorprendente que la separa de otras películas de su género.         

5 Captain America: The Winter Soldier.  2014, Hermanos Russo. Acción. ¡Qué año para Chris Evans! No solo estuvo en la genial Snowpiercer, también brilló en la mejor película pipoquera del 2014. Una de espías, pero con superhéroes.    

Interstellar. 2014, Christopher Nolan. Drama, sci–fi. Muy visual y emocional. Así resumiría esta película que se manda un elenco de primera, que en ningún momento es opacado por todo lo vemos en su desarrollo.     

7 Birdman (or The Unexpected Virtue of Ignorance).  2014, Alejandro G. Iñárritu. Drama. Actuaciones increíbles en un filme que dialoga con lo que se estaba convirtiendo en popular en aquellos tiempos. Con un formato diferente, te reta a pensar un poco el cine que consumes.      

Get on up. 2014, Tate Taylor. Drama, biográfica. Antes de ser Black Panther, Chadwick Boseman interpretó a un verdadero rey, al rey del soul James Brown, en una película no lineal que captura todo lo que este hombre significó para la música.  

Menciones honoríficas: Two Days One Night, The Grand Budapest Hotel, A Most Violent Year, Frank, X-men: Days of the Future Past, The Lego Movie y 22 Jump Street.

1
1