MÚSICA

El holotour de Frank Z appa

No, no es ciencia ficción. Frank Zappa llegó desde el más allá como holograma para girar con su música en el tour The Bizarre World.
domingo, 26 de mayo de 2019 · 00:12

Marco Basualdo

Las primeras y explosivas impresiones al aproximarse a la vida y obra de Frank Zappa son su extravagante mostacho candado y su voz de tinte renegrido. Si a ello se le añade que es el genio y locura de la música contemporánea que ha coqueteado con el blues, rock, jazz, reggae, tango, hard core, gospel, vals, electrónica, country y otros etcéteras, además de incursionar en el audiovisual y ser una consecuente figura política, es hablar del combo lisérgico de un artista con todos los brillos; de un personaje turbulento que hoy, desde el más allá que nos lo robó hace ya 25 años, vuelve a los escenarios en formato de holografía con el tour The Bizarre World of Frank Zappa, en una serie de presentaciones que, gracias a la tecnología 3D, permitirán ver su regreso desde aquel universo que sólo él supo concebir.

Sucede que el perfil de este lunático personaje (Baltimore, 1940-Los Angeles, 1993) lo ha marcado como el verdadero outsider del rock, una megaestrella fuera de todo catálogo. Agresivo, irreverente, crítico y transgresor, el profeta hippie de un movimiento peleado con los sellos de rock, las empresas discográficas y hasta con sus propios colegas de la farándula –que lo circunscribió a un círculo alejado de la onda FM y las cadenas de videoclips–, dejó una huella insuperable por su virtud de inclasificable. Es Zappa, el mago del sonido.

La biografía del bigotudo habla de una niñez problemática debido a su ascendencia italofrancesa en una sociedad anglosajona. El pequeño Frankcito nunca había podido adaptarse a la escuela ni al colegio, lo que engendró una actitud privativa, solitaria, pero de intensa dedicación a la lectura, al cine y otras experiencias como intentar volar un pequeño cohete en su vecindario cercano a una fábrica militar. Todo esto además de cantar y ejecutar el bajo, batería, teclados, guitarra, synclaver y percusión de manera autodidacta.

Como compositor, y una vez formado su grupo The Mothers of Invention (Madres de la invención), donde él hacía de fructífero padre, esa suerte de improvisación imposible y asincopada fue su sello anarquista, producto de las escuelas serias de Stravinsky y Varese, como siempre confesó. Solo él moldeó esa propuesta difícil de comparar, ya que también era un científico que se encerraba horas en su estudio de grabación experimentando. Y como letrista, fue un crítico con lo políticamente correcto, con la religión, con los poderes que manejan el mundo. Además, criticó la pose en el mercado de la música y hasta tuvo el atrevimiento de desafiar a los intocables The Beatles haciendo sarcasmo de una de sus portadas en el disco We Are In It Only For The Money (Estamos en esto sólo por el dinero). Dicho comportamiento le valió la censura en más de una ocasión, pero a él nunca le importó.

Dejó más de 60 discos, y aunque la tarea de elegir a los mejores es complicada, se sabe que los más sonados son One Size Fits All (Una medida adecuada a todo), Apostrophe (Apóstrofe), Sheik Yerbouti, Frank Zappa in New York, The Man From Utopia (El hombre de Utopía), Jazz From Hell (Jazz desde el infierno) y Hot Rats (Ratas calientes), en los que reúne a músicos prodigios como el tecladista George Duke, el violinista Jean Luc Ponty y hasta el mismísimo violero Steve Vai bajo su batuta, en oníricas y a veces hasta incomprensibles composiciones que lograron ser difundidas en el medio local casi en exclusivo por radio Chuquisaca, pionera boliviana con la cultura del rock. 

La gira que lo trajo a la vida por algunos instantes, acompañado de músicos al vivo, empezó el 19 de abril y por ahora sólo contempla las principales ciudades del país que tanto amó y criticó (Estados Unidos, donde entre otras cosas también candidateó para ser su presidente) y algunos países europeos, en un itinerario que pretende ser mundial y que también se espera aterrice por estos lares. La última fecha marcada fue el 17 de mayo, en Amsterdam. 

Zappa, aquí y hasta el universo. 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

155
96