CRONIQUITA / PENALES

¡25 años!: Bolivia en el Mundial de 1994

Un momento clave en que los bolivianos estaban en sintonía. Un mundial en que, por fin, nos ganábamos nuestra participación. ¿Cuántas historias pueden contarse de este despliegue de patriotismo?
domingo, 16 de junio de 2019 · 00:12

Mario Roque Cayoja

Hace 25 años el país estaba paralizado. Bolivia era protagonista del estreno de la Copa del Mundo que se jugó en Estados Unidos. Alemania, el último campeón del mundo, fue el adversario en la jornada inaugural en el estadio Soldier Field, de Chicago.

Bolivia jugó por invitación de los organizadores en los Mundiales de Uruguay 1930 y Brasil 1950. La única vez que clasificó en cancha fue para el torneo de Estados Unidos en 1994 cuando jugó contra Alemania, Corea del Sur y España por el Grupo C.

El proceso fue largo para poner a punto a un equipo que tuviera lo mejor del fútbol boliviano. La mayoría fueron formados en la Academia Tahuichi Aguilera, de Santa Cruz de la Sierra y en la Escuela Enrique Happ, de la ciudad de Cochabamba. Además, hubo el aporte de jugadores nacionalizados (Carlos Leonel Trucco, Gustavo Quinteros, Luis Héctor Cristaldo y Darío Rojas). 

FOTOS TOMADAS DEL LIBRO “EL SALTO AL FUTURO”

Una larga preparación en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Barcelona, España y una seguidilla de partidos de preparación sirvieron para que el español Xabier Azkargorta eligiera a los hombres para la cita mundialista.

El sistema de juego elegido por Azkargorta era de 1–3–6–1. “Trucco. Rimba–Quinteros–Sandy. Borja-Melgar– Cristaldo– Platini– Baldi– Etcheverry. Ramallo. De memoria y trabajada la idea”, reveló El Vasco años después por Twitter.

Infernal estreno

El viernes 17 de junio de 1994 era un día de calor. El show de apertura fue inolvidable con el canto de Diana Ross y Jon Secada. Los caporales de Bolivia en pocos segundos conquistaron a todos. Luego aparecieron las banderas bolivianas en las tribunas. La emoción subió al límite cuando ingresaron los seleccionados de Alemania y Bolivia. Ni qué decir durante la ejecución de los himnos de ambos países.

Las voces bolivianas explotaron con “morir antes que esclavos vivir...”. Y el grito ¡Viva Bolivia! se hizo sentir en todo el Soldier Field que acogió a 67.113 espectadores.

Luego todas las miradas al verde césped. Bolivia mostró aplomo, coraje y técnica. Fin del primer tiempo, cero a cero. A los 16 minutos del complemento hubo un resbalón del arquero Carlos Leonel Trucco, que fue aprovechado por el goleador Jürgen Klinsmann. Festejo alemán, tristeza boliviana.

“No merecíamos perder ante Alemania. El árbitro mexicano nos hizo una mala jugada (expulsión de Etcheverry), y ese césped mojado nos descontroló”, evaluó Carlos Trucco al final del partido.

El defensor Marco Antonio Sandy, formado en la Escuela Enrique Happ, relató “que en el primer tiempo utilizamos tapones altos. La cancha estaba dura y optamos por cambiar de tapones para el segundo tiempo. Pero en el descanso habían mojado el césped. No pudimos adaptarnos y por desgracia pasó el resbalón de Trucco”.

Roja al Diablo

En el minuto 79 apareció El Diablo Marco Antonio Etcheverry en el Soldier Field. Era el as que guardaba Azkargorta para romper a la defensa alemana. Pero tres minutos después fue expulsado por el árbitro mexicano Arturo Brizio Carter, por un incidente con el capitán alemán Lothar Matthäus. 

Lo cierto es que hubo alevosía y premeditación del germano por dañar la pierna de El Diablo que había sufrido grave lesión el 14 de noviembre de 1993 durante el clásico ColoColo (2)–Universidad de Chile (1) en el estadio Nacional, de Santiago de Chile.

Etcheverry sufrió rotura de ligamentos cruzados. Su recuperación fue contrarreloj para jugar en el Mundial de 1994. “Nadie sabe que yo entrenaba cuatro a cinco turnos al día para recuperarme. Sé lo que entregué para recuperarme. Me enojé muchísimo con la acción de Lothar Matthäus. No sabía que iba a jugar contra Alemania porque suponía que estaría unos minutos en el tercer partido ante España”, contó El Diablo.

También sorprendió a los alemanes la expulsión de Etcheverry. “El comportamiento mezquino del árbitro me asombró. La expulsión del jugador boliviano no estaba justificado, en mi opinión”, sostuvo el primer ministro bávaro Edmund Stoiber a la Agencia Alemana de Prensa (dpa).

La Gazzetta dello Sport de Italia criticó al futbolista alemán por su comportamiento. “Lothar Matthäus recibió un perdón demasiado bueno” destacó el rotativo italiano.

La derrota y la expulsión del Diablo se completó con un tremendo susto en el aire en el retorno de Chicago a Boston porque hubo un tornado. “Fue el peor vuelo de mi vida. Ese avión se sacudía de un lado a otro. Logramos aterrizar. Cuando bajábamos por las gradas el viento nos quería hacer volar. Pasamos un susto terrible”, recapituló el goleador William Ramallo.

Empate y primer gol mundialista

Con Corea del Sur se igualó sin goles el 23 de junio de 1994 en Boston. Fue el primer punto obtenido por Bolivia en un mundial. Esa noche el estadio Foxboro estaba repleto de bolivianos y coreanos. Resultó impresionante e inolvidable el canto del himno boliviano a todo pulmón (el mejor que oí en mi vida). Y hasta hoy sigo sorprendido del desperdicio de Julio César Baldivieso ante el arco de Corea del Sur.

Luis Héctor Cristaldo fue expulsado en el minuto 82 por doble amonestación ante Corea del Sur. 

Pero faltaba el gol. Y llegó en el minuto 67 del encuentro con España en el estadio Soldier Field de Chicago y frente a 63.089 espectadores.

Erwin Platiní Sánchez en el minuto 22 del segundo tiempo remata al pórtico del español Zubizarreta. El balón toca levemente en un defensor y se clava al ángulo izquierdo del arco. Era el primer gol de Bolivia en la Copa del Mundo. El futbolista cruceño entraba en la historia.

Los españoles terminaron venciendo por 3–1 a los bolivianos el 27 de junio de 1994. Los goles fueron marcados por Pep Guardiola y Pérez Caminero en dos ocasiones.

El seleccionado boliviano retornó a su concentración del Hampton Inn, en Dartmouth, ubicado a dos horas de la ciudad de Boston, donde utilizó los predios de la universidad de Dartmouth que fue fundada en 1769. Después se produjo el viaje a Bolivia. Azkargorta y varios jugadores se quedaron en Estados Unidos. El colofón mundialista se tiñó de luto con la muerte de una mujer en accidente de tránsito que involucró a Baldivieso, Miguel Ángel Rimba y Daniel Aliaga Forgues El Chasqui.
 

 

27
4

Otras Noticias