LA CALLE

La chiflera

domingo, 23 de junio de 2019 · 00:11

Diego López Koehnke

Si la chiflera ve por conveniente exponer sus cosas en plena acera, no lo hace por capricho, sino por una imperiosa necesidad, habida cuenta que precisamente su tienda está muchas veces atestada hasta más no poder y allí ya no hay campo para nada. 

Y si adueñándose de la acera se supone que atenta contra el derecho de los demás, su propio sentido de la medida, siempre cabal y preciso, le dirá que no hay tal, y hete aquí a la chiflera con la conciencia tranquila, toda vez que sus actos respondan a una justa ponderación no sólo de sus propios derechos, sino también de los ajenos. 

La chiflera posee extraños y singulares conocimientos en materia de magia y de medicina; por lo general emparentada con brujos y adivinos, y también con callahuayas, conoce a fondo las propiedades de cada una de las hierbas y substancias y demás efectos que vende, pudiendo recetar correctamente el correspondiente remedio según la dolencia o la necesidad del cliente que, para comprar, ha formulado la respectiva consulta. 

Con mucha razón se ha dicho que la chiflera profesa una religión muy suya; pues tal ocurre efectivamente con la gran mayoría de nuestra población, y sobre todo en la meseta del kollao. En realidad la chiflera, por una parte, es decididamente católica, mientras que por otra, y sin duda obedeciendo al ancestro, no ha dejado de practicar la hechicería, y naturalmente, ha seguido siendo supersticiosa. 

Hay una cosa cierta: la chiflera es una mujer que desde chica ha aprendido a curar y a ser bruja.

Quien busca al médico pudiendo acudir buenamente a la chiflera para aliviar sus males, de seguro que no sabe lo que hace –sencillamente no tiene fe, es lo que pasa. 

La verdad sea dicha: la chiflera tiene fe; y en último término, todo el secreto está en tener fe en la fe de la chiflera.
 

Del libro Imágenes paceñas, de Jaime Sáenz, Difusión, La Paz, 1979.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

79
10