Ojo al parche

CARTELERA

domingo, 09 de junio de 2019 · 00:06

Adrián Nieve

Unita de superhéroes

Sí, sí. El cine de superhéroes es el peor y todo eso que se dice por ahí. Es cierto, a su manera. Las películas de superhéroes han sido hechas para vender y vender y hacer que el ratón, eventualmente, se corone como el supremo emperador de este planeta. Y eso les sucederá a los hijos de nuestros hijos. Ellos pagarán por nuestro pecado: el entretenimiento. 

Pero eso es tema para otro texto. Por ahora quiero centrarme en esto: las películas de superhéroes no son lo mejor del séptimo arte, pero eso no significa que no tengan valor (más allá de los efectos especiales). La gran prueba de ello es SpiderMan: Into the Spider–Verse (2014, Paul Thomas Anderson. Suspenso, comedia), una película que me hizo llorar de la mera alegría. Porque para alguien que lee los cómics de Spidey desde pequeño, esta película representa no solo el mejor homenaje, también el punto más alto de las historias del arácnido. En lo visual, en la trama, en los personajes escogidos. Este filme toma la amplia historia de Spidey para hacer con ella una carta de amor, tanto para los fanáticos más viejos, como para los más jóvenes y, de paso, genera otros que quedan fascinados con el filme y su preciosa animación, fruto de un trabajo arduo y detallado a no dar más. 

En ella seguimos a Miles Morales y su transformación en un nuevo SpiderMan, uno más apto para estos tiempos, uno que les pertenece más a los niños pequeños que a los niños grandes, un héroe que recibe la tea del ya conocido Peter Parker, a quien nos presentan como un ser fallado, deprimido, un adulto que se resiste a crecer y que necesita de esta nueva generación para avanzar. Y eso se lo representa en lo estético. Las imágenes tienen toda la apariencia de lo moderno, pero un pequeño filtro con estilo de cómic le da un aire que ningún otro filme de superhéroe tiene.

Into the Spider–Verse es una joyita técnica, es un homenaje, es un experimento, es la película de SpiderMan que nunca supimos que queríamos, pero de la que ahora queremos más y más. Es el fin a la discusión de cuál es la mejor peli de Spidey, o cuál es el mejor SpiderMan. 

Así que hay que darle una oportunidad. Más que nada porque también muestra que las películas de superhéroe son algo que hay que ver desde lo emocional. Vivirlas con esa intensidad las hace pasables y, a la vez, memorables. Y a veces ver cine se trata de eso. 

A continuación, les dejo mi ranking de las mejores películas de superhéroes, donde la número 1 sería, obviamente, Into the Spider–Verse.  

9 pelis de superhéroes que vale la pena ver

1 The Dark Knight. 2008,  Christopher Nolan. Acción, drama. Es innegable, ésta debe ser la mejor película del género de superhéroes. Nolan trajo un gran villano, muy buenos giros y supo crear un balance que influenció al género y que no ha podido ser igualado.

2 Avengers: Infinity War. 2018,  Hermanos Russo. Acción. Marvel creó su fama y hasta un formato. Todas sus películas se parecen. La gran virtud de esta peli es que continuó con esa fórmula, pero sus giros la hicieron diferente, entregando a uno de los mejores villanos de este género. 

3 Guardians of the galaxy. 2014,  James Gunn. Comedia. A veces necesitas dejar todo de lado y dedicarte a cantar y divertirte. James Gunn hizo eso y cambió toda la estética y tono de la Marvel con esta película. Divertida, enternecedora y memorable. La mejor en mi corazón. 

4 Captain America: The Winter Soldier. 2014,  Hermanos Russo. Suspenso, acción. El Capi es un ideal y es un idealista. Es alguien que cree, alguien que se ve obligado a enfrenar un mundo cínico y paranoico. En este filme vemos esa lucha con impresionantes coreografías y un balance entre acción y trama que la diferencia de otras del género.   

5 Thor: Ragnarok. 2017,  Taika Waititi.Comedia. Marvel / Disney no sabía qué hacer con Thor hasta que llegó Waititi y le puso algo de su toque enternecedor–cruel–gracioso, dejando una comedia sobre crecer y lo que significa pertenecer a una familia. Linda peli.  
6 X–Men: Days of the future past. 2014,  Bryan Singer. Acción. Los X–Men ahora son de Disney, pero siempre nos quedará esta película. Un triunfo para todos lo lectores de los X–Men a lo largo de los años.  
 

7 Deadpool. 2016,  Tim Miller. Comedia. Cuando llega una película que se burla de su género, significa que una revolución está por llegar. Sucedió en el western, pasará con los superhéroes. 
 

8 Logan. 2017,  James Mangold. Drama, western. Este filme es un western con superhéroes. Un tributo al revisionismo de ese género, un tributo al personaje y un tributo al actor que lo encarnó durante varios años.  
 

9 Captain America: The First Avenger. 2011,  Joe Johnston. Acción. Cursi. Muy cursi. Pero hermosa. Es la historia de un idealista y cómo terminó en un mundo cínico. Romantico a no dar más.

 

 

3
1

Otras Noticias