IDENTIKIT

Javier, el inspirador

domingo, 07 de julio de 2019 · 00:09

Texto y foto Isabel Navia

Conocí a este orureño de mirada alegre en la clausura de un proyecto donde él exponía lo que había aprendido. Orondo y sonriente, ofrecía para degustar a quien se acercara sendas empanadas rellenas de carne, su obra.

Las salteñas tenían un color distinto al habitual. “¿Por qué se ven de ese tono?”, le pregunté, “pruebe, le va a gustar”, dijo. Fue así que probé las salteñas de quinua, una creación que Javier presentó como parte final del proceso de capacitación en el que su vida había dado un giro de 180 grados.

“Yo antes era transportista, manejaba micro (bus), pero pasado el tiempo me fue mal y tuve que cambiar de rubro”. Javier cuenta que hace unos años la gastronomía no era una posibilidad real de trabajo como lo es ahora y gracias al proyecto de la cooperación internacional en el que fue admitido pudo dedicarse a este oficio que lo apasiona.

“Entré de curioso, porque siempre hay que aprender algo, ¿no? Me gustó bastante, aprendí manejo de negocios, contabilidad, todo eso”.

Su especialidad son las salteñas, con las que se inscribió para concursar en un evento de Expoteco, presentando una idea nueva. “Los abuelos comían quinua y por eso inventé mi salteña de quinua”, cuenta, con el brillo del orgullo en su rostro.

Ahora tiene seis carritos propios en distintas zonas de la ciudad de Oruro. Tiene personal a su cargo y está convencido de que puede crecer mucho más, que quiere y va a crear más fuentes de empleo en su comunidad. 
 

 

 

60
4