ZONA A LA CARTA / COCINAS BOLIVIANAS

Sabores andino–amazónicos con influencia asiática

“Jardín de Asia es un restaurante boliviano que nace bajo la premisa de conjugar una gastronomía creativa con un servicio de excelencia y un ambiente único”. Con esta explicación se abre el menú de Jardín de Asia La Paz, una franquicia que desde su apertura, en septiembre de 2013, ha trabajado un concepto de identidad culinaria andino-amazónica con influencia y técnicas asiáticas.
domingo, 07 de julio de 2019 · 00:08

Sumaya Prado Gustu Gastronomía SA

Aunque ofrece un menú  de cocina fusión similar al restaurante principal ubicado en Santa Cruz, la evolución de este  restaurante en La Paz se ha hecho evidente con el liderazgo de Sandra Doria Medina, quien  desde hace dos años decidió profundizar el uso de productos nativos bolivianos. “El patrimonio alimentario boliviano es la base de nuestra cocina, la base de nuestra inspiración para cada menú” dice Sandra, “estamos orgullosos de la tierra que nos vio nacer y nos sentimos inspirados por nuestros productores locales, por la revalorización de nuestros ingredientes nativos y la increíble diversidad de nuestra gente y sus tradiciones. Cada receta se desarrolla con pasión, con significado, explorando nuestros aromas, sabores y texturas para compartir nuestra visión de amor y respeto por Bolivia”.

Esta joven abogada paceña cree que cocineros y emprendedores se han dado cuenta que es posible utilizar nuestros productos “trabajando con técnicas gastronómicas avanzadas para presentar una oferta de alta calidad con identidad propia”.  Asimismo destaca que en el sector gastronómico “trabajar juntos no es sólo posible, sino necesario” y que si se logra que la gente pruebe todas las excelentes opciones que existen, “seremos un gran destino para el gastroturismo tanto interno como externo. Si dejamos de vernos como competencia y colaboramos, nos va mejor a todos”.

Con una infraestructura amplia y un singular diseño, Jardín de Asia La Paz ofrece un ambiente íntimo en que todo es parte de un concepto: los focos que representan las constelaciones, las fuentes de agua, los ajacaís que conectan el techo con el piso representando la unión de la tierra y el cielo, etc. A cinco años de su apertura, este restaurante es reconocido como uno de los mejores de la ciudad, según Sandra, gracias al talento y el compromiso de su equipo de profesionales. 

Ese equipo, liderado por Bernardo Resnikowski y Marcelo Sáenz, ha diseñado un menú innovador y variado que incluye propuestas como el ceviche de locoto o el de ají amarillo ahumado, la causa acevichada de papa pintaboca; diferentes espacialidades al wok, una impresionante barra de sushi con una decena de opciones, una diversidad de rolls y nigiris; entradas como el dim–sum de cerdo achifado con salsa huancaína a base de ají amarillo ahumado; platos principales como el arroz meloso con verduras bebés salteadas, salsa de huacataya, papel de yuca y tierra de hongos; la trucha del lago Titicaca en vinagreta de shiitake con puré de tunta y coco, y bolsones de pak choi rellenos de ensalada de palmito fresco y aire de castaña amazónica; el paiche amazónico a la plancha con aroma de limón servido con cangrejitos del Guadalquivir, mariscos, papas nativas y hierbas andinas en concentrado de pescado; el pato braseado a la leña sobre mezclum de hierbas andinas servido con ajacaí de majadito y tierra de shiitake; el pato nikkei ahumado al cilindro con arroz al wok en salsa de maní y huacataya; o el lomo salteado al wok con vegetales, marinado en jengibre y soya, acompañado con pasta de quinua a la huancaína. La experiencia de sabores se completa con la oferta de postres como el parfait de coco y vainilla con helado de yogurt natural y gelatina de miel; el tatín de manzana con crema a la vainilla y helado de leche; la crema fría de arroz con leche y canela y la maceta de chocolate silvestre de Baures.

Ir a Jardín de Asia, desde pasar por la puerta, te brinda una experiencia no sólo de sabores sino también visual y auditiva. “El talento de nuestro equipo ha desarrollado sabores que no pueden encontrarse en ningún otro lado, y el compromiso de nuestro personal de servicio garantiza una experiencia espectacular. Es impresionante tener la seguridad  de que cada vez que vas a nuestro restaurante vas a tener la misma experiencia, el mismo nivel. Nos esforzamos por mantener una consistencia a la altura de las expectativas de cada uno de nuestros clientes”, afirma orgullosa esta empresaria que en el futuro cercano ve a Jardín de Asia La Paz con la imagen consolidada de una propuesta boliviana diferente.

 

 

10
1