PREMIO DE CRÓNICA RASCACIELOS

Premio Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela: Una estatuilla impresa, no tallada

domingo, 04 de agosto de 2019 · 00:07

Cecilia Lanza Lobo

No es casual la referencia que hace Sergio Vega a la obra de Marina Núñez del Prado cuando describe la estatuilla diseñada para este premio, como resultado del trabajo entre sus estudiantes de la carrera de Diseño Gráfico y la carrera de Ingeniería Megatrónica de la Universidad Católica Boliviana de La Paz.

Porque Marina Núñez del Prado fue parte fundamental del modernismo latinoamericano con sus esculturas moldeadas de tal manera que parecían amasadas más que talladas, pero además llenas de movimiento. Pero lo fundamental es recordar el contexto del modernismo, la modernidad de aquel fin de siglo y principio de otro (XIX y XX) cuando, debido al desarrollo industrial, el mundo comenzó a avanzar a tal velocidad que las personas vivimos/vivieron una gran incertidumbre y desazón. Nada era lo que había sido hasta entonces. El cambio asustaba y demandaba aferrarse a algo. Los artistas hicieron dos cosas al mismo tiempo: añorar la naturaleza que se transformaba irremediablemente, y renovar el propio arte, sus formas, sus modos, casi como mecanismo de defensa.

Así sucede en la historia cada cierto tiempo. Así sucedió con el posmodernismo en la posmodernidad y sus casi arrebatos, ya sumergido el mundo en la era tecnológica. Y ahora ¿qué le llamamos a este tiempo en que un rockero muerto hace una década resucita hoy convertido en holograma?

Ese aire respiran  los jóvenes ahora. Así han diseñado Manuel Apaza y Sergio Salazar la estatuilla del premio Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela (BAOV): rescatando al tatarabuelo de la crónica colonial, con la pluma que cuenta y el ojo de la mirada única. Con la sensibilidad de este siglo en el que todas las formas parecen posibles y parecen también viajar en el tiempo, atrás o adelante. Pero lo han hecho, además, con las herramientas de hoy: la ingeniería mecánica y la electrónica. El resultado es que su diseño bidimensional ha pasado luego a la impresión en 3D. Diseño, innovación y tecnología en una estatuilla que, efectivamente, nos recuerda a Marina. 

Manuel Apaza y Sergio Salazar, estudiantes de la carrera de Diseño Gráfico/ Sergio Vega, responsable del  proyecto/ Gabino Díaz, director de la  carrera de Ingeniería Megatrónica /  Universidad Católica Boliviana, La Paz.
 

2
1