PIRUETA NEGRA

#ImillaDev, en una caja y en tu mano

“¿Sabías que los humanos parpadean 20 veces por minuto, pero frente a la pantalla pueden reducir el número a 7 parpadeos?”, Lupe Canaviri Maydana atrapa a su público en un parpadeo.
domingo, 08 de septiembre de 2019 · 00:08

Camila Rocha Scardino

Vemos una caja blanca que traduce la idea de límite y no límite. Una puesta que va de la soledad conceptual a la existencial y evoca ese desierto de sal que sabemos reconocer. Una programadora web de El Alto está encerrada ahí dentro. Cubos blancos sostienen monitores y dispositivos que la acompañan. #ImillaDev es su hashtag y nombre de red abierta, que te invita a conectarte con ella desde tu celular a través de un software que supo desarrollar. Te da instrucciones desde una grabación para acceder a mirarla desde la  pantalla de tu celular. Así, la obra empieza con ImillaDev encerrada en su caja blanca y en nuestras propias manos. 

Cintas fosforescentes dibujan caminos y bordes donde ella danza. El baile, del miedo al límite se convierte en una coreografía de angustia, de sofocación. Corre hacia un dispositivo, te da la espalda y te mira a través de la cámara. Empieza a hablar. “Hola, ¿estás ahí?”, “Gracias por venir a verme”, “¿Viniste a ver una obra de arte?”, “¿Te gusta el arte?”, “¿Qué es el arte para ti?”. Y así, abre varias preguntas que interpelan al espectador hasta que gira la pantalla y dice: “Yo también te puedo ver”. Aparecemos en la pantalla y en las de cada uno de nosotros en la sala. Nos encerró en un parpadeo.

 ImillaDev gira y te mira, empieza a hablar con nosotros como una especie de asistente de su propio dispositivo escénico. Pide que le hables, responderá con gusto. Pregunta a una niña qué es portarse bien o mal. Por la esencia mágica y mística de lo escénico la niña responde que cuando se sale de “la raya” se está portando mal. Se abre un juego que saca risas y exclamaciones. ImillaDev da respuestas frías hasta que las preguntas sensibles la afectan y se cuelga “como si sintiera”. Pronto corta y pasa un dato “¿Sabías que los humanos parpadean 20 veces por minuto, pero frente a la pantalla pueden reducir el número a 7 parpadeos?”. “¡Probemos!”. Acerca la cámara a su ojo y empieza a contar… 1, 2, 3... 31, 32, 33…, y el ojo llora. 

Un vaivén acelerado y absurdo en el día a día a ritmo de tren bala nos mece –con o sin nuestro consentimiento- y pese a la velocidad con la que cumplimos nuestra lista de tareas diarias, no dejamos de abrir preguntas sobre el amor, o caer una y otra vez en la noción de vivir en un desierto, tan solos y a la vez conectados con el mundo.

ImillaDev se quiebra con el juego del ojo. Danza el vértigo de su dolor acompañada de la cámara que filma su cuerpo y el espacio mientras se mueve. Millones de preguntas y reproches a sí misma aparecen grabados en direcciones diversas y volúmenes superpuestos como el ruido de su ciudad. Para y habla con su asistente Google. Le pide que le cante. La asistente canta. La hace reír. Le pregunta si ella es importante para la asistente. La máquina responde que es lo más importante. Pregunta si la ama. Le dice que más que a nadie. ImillaDev pregunta si su trenza le queda bien. Dice sí. Pregunta sobre el origen de la trenza. Se lo da. Describe a la trenza como lazos que se unen, como redes que se tejen, como un sistema de interrelación 

-parece una descripción del mundo virtual-. Ella pide que le haga una trenza. La asistente le pasa tutoriales (no puede peinarla). ImillaDev quiere volver a tener su trenza de infancia. La de su madre y su abuela. Pide llamar a “Lupe” para cerrar su obra. Lupe es ella misma, se llama y nadie contesta. 

Parece que aquí alguien pone en nuestra mirada la única posibilidad de su existencia. Y no resulta difícil reconocernos en ese acto. ¿Quién nos mira de verdad?, ¿quién? Lupe Canaviri Maydana, paceña de El Alto. Ella nos estremeció en el festival Cuerpo Digital, realizado en Cochabamba, el pasado lunes 2. 
 

 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.