RETRATO

Compadre caminante

domingo, 19 de enero de 2020 · 00:10

 José Eduardo Pepe Murillo

Con Tito, la historia comienza en noviembre de 1967, cuando debuta con Los Caminantes junto a Carlos Palenque y mi persona en el Teatro al Aire Libre de La Paz. Desde ese día ha transcurrido más de medio siglo y para mí, más allá de la popularidad, el éxito y el orgullo de ganar festivales internacionales, lo mejor que me pudo ocurrir es  habernos conocido y haber compartido lo más importante: la vida. 

Qué mayor alegría que ver crecer a nuestros hijos, darnos un abrazo, apretarnos las manos y decirnos: “compadre, te quiero mucho”.

Fuiste ejemplo de valentía al enfrentar las adversidades, ya que de a poquito fuiste perdiendo la vista hasta quedar ciego. Perdiste la vista, pero no perdiste tu calidad humana, niño grande, ni tu sentido del humor, porque todo lo veías con los ojos del alma.  

Ahora estarás con nuestro hermano Carlos Palenque guitarreando en el tiempo eterno, diciendo: “Soy caminante que lleva una flor, flor hecha tierra y amor”, mientras yo me quedo cada vez más solo con los sones de tu bombo en mi corazón.

Se cumplió lo que dice la Cueca del Caminante: “Destino de canto y guitarra, charango y zampoña, siempre hasta morir”. ¡Hasta pronto, hermano!

Reynaldo Peñarrieta (1945-2020), cantante y percusionista paceño, ex integrante del trío Los Caminantes.


 

108