Redes

Ni te creo ni me entiendes, los podcast políticos juveniles

Los jóvenes participan en acciones y discusiones políticas, lo hacen con las herramientas del nuevo siglo, como los podcast. Pero, ¿de qué hablan, cuáles son los temas que abordan? Quizá hay un gran espacio de discusión que la clase política aún no ha explorado.
domingo, 18 de octubre de 2020 · 00:03

José Luis Durán

La participación política de los jóvenes se realiza en base a dos características: la desligitimidad y el apartidismo. Ambas se complementan y soportan la actitud y posición de una generación ante la política. La primera es la falta de credibilidad ante las instituciones en general y el Estado, la justicia, las propuestas y promesas. No confiamos en que se nos otorgue seguridad, no confiamos en que se mejoren las condiciones de vida, no confiamos en los círculos que forman partidos políticos, y esto nos hace sentir seres foráneos de las actividades y las acciones políticas. Y ahí se sustenta nuestro alejamiento de alguna bandera o identidad partidaria.

Si bien hay jóvenes presentes en los partidos políticos, son una minoría. El resto quiere expresar sus opiniones y realizar una acción por los medios que posee, alternativos a la política tradicional. La mayoría no encuentra identificación alguna con los jóvenes postulantes para diputados por un partido. Los observan como aristócratas que no representan ni entienden los sentidos y gustos. Pero se encuentran varios productos donde pueden conocer diálogos y debates con fuertes críticas a la política y a los postulantes a la presidencia del país. Desde canales de Youtube hasta podcast en Spotify, como por ejemplo “Esto no es chacota”, “Ciencia Política para Todos”, “Iletrados en formato auditivo”. “Ahí les va” es un buen ejemplo audiovisual, o “Insectos Adultos”, un nuevo programa a estrenarse en Bolivia 365. Mucho contenido, con diferentes críticas, formas de análisis, ya sea parodia o en forma de mesa de café, hecho por para jóvenes.

No confiamos en que se nos otorgue seguridad, no confiamos en que se mejoren las condiciones de vida, no confiamos en los círculos que forman partidos políticos, y esto nos hace sentir seres foráneos de las actividades y las acciones políticas.

Desde cualquier dispositivo, los jóvenes tienen la posibilidad de acceder a debates sobre política u otros temas de su interés.

Construyendo Crítica Boliviana es un grupo que realiza análisis político nacional, organizando paneles de varios invitados con diferentes conocimientos, entre sociólogos y politólogos, que dialogan en función a preguntas base. ¿Cómo nos afecta la corrupción? Para el panel que estuvo presente en el podcast que abordó este tema, la corrupción se encuentra de manera macro en principios morales y jurídicos, y es un problema histórico latinoamericano. Ruby Peñaranda, liga la corrupción al accionar netamente político, pero Andrés Claros la relaciona de manera directa con la construcción social, el trabajo de los imaginarios y el devenir histórico, que siempre se impregnaron de corrupción. 

¿Feminismo no hegemónicos? ¿Qué es eso? Stay Waso Radio tiene un excelente podcast (Fiesta y Protesta), con cumbia villera de fondo e ironía en su crítica, que responde a esta pregunta. Ellos plantean el estudio del feminismo no solo a partir de su finalidad –detener la violencia machista, “sexista y la opresión”–, sino de cuestionar el origen de la formulación del pensamiento. ¿Desde dónde pensamos el feminismo? Alejandra Núñez del Prado dice que “pensar que el feminismo es un movimiento antihombres es pensar que en espacios donde solamente hay mujeres sería un entorno libre de violencia patriarcal, cuando no es cierto. (…) El feminismo liberal está representado, por lo general, por mujeres de una clase acomodada, que hablan desde un privilegio”. No es solo la finalidad de la lucha, que es de suma importancia, sino el contexto desde donde se lo plantea.

¿Yo me burlo o se burlan de mí? En el nuevo canal Bolivia 365, un programa llamado Insectos Adultos, que trata sobre las narrativas en la política y cultura juvenil, dirigido por José Luis Durán y Camila Bedregal, se realizó una crítica a las formas “banalizadas” de hacer política en los nuevos candidatos. Los Tik Toks, los reggaetones, las cumbias villeras y las dramatizaciones en los no-debates. Los presentadores de este programa dicen que, al criticar las acciones de la clase política, se debe particularizar primero a los sujetos de esta clase, ya que son personas que buscan el poder, no simples influencers en busca desesperada de vistas. Y que, al tener estas formas tan cómicas de buscar la atención de los jóvenes, no generan un caudal de memes y burlas hacia los político, sino que ellos, en busca del poder, subestiman los sentidos con los que se desenvuelve la juventud y, de ese modo, se burlan de los jóvenes. No viceversa.

al criticar las acciones de la clase política, se debe particularizar primero a los sujetos de esta clase, ya que son personas que buscan el poder, no simples influencers en busca desesperada de vistas.

¿Qué viene después de Evo? Finalmente, regresando a Spotify, podemos encontrar el podcast ¿Mundos Posibles?, producto de Libera Bolivia, donde tratan temas relacionados en su mayoría con los acontecimientos de octubre y noviembre del año pasado. En un programa titulado “Ollas y petardos” se hace un interesante análisis sobre la actitud de la clase media con respecto a la tensión política en contra del gobierno del MAS. Diferencia la agrupación cívica, opositora en ese momento, y la agrupación “social” afín a Morales, que recibía dinero. “Recordarle a esa gente común y corriente que somos mayoría”, era el objetivo principal de este podcast, que propone un análisis de jóvenes para jóvenes.

Algunos podcast se producen en estudios profesionales, pero la mayoría se hacen en casita, con mucha voluntad e imaginación.

Umberto Eco hace una interesante división de crítica en “conservadores amargados y progresistas en tensión”. Apocalípticos e integrados. En esta categorización, podemos ver impresiones sobre la manera juvenil de hacer política mediática, con su respectiva esencia, construcción de sentidos y significados y estética. Pueden criticarlos, como lo haría un apocalíptico que ve en esta nueva manera de expresar ideas de las recientes generaciones de ciudadanos activos el fin mismo de la historia, viendo una mal pensada banalización del idealismo; o desde los ojos de un integrado, que puede entender el uso de nuevas herramientas y el apartidismo juvenil mismo como un síntoma de acciones y actividades que vinieron para quedarse.

No hay derecha o izquierda que acepte quitarle la vida a un ser humano o mermar sus derechos.

Pero, existen otras utopías, diferentes fines particulares que, desde los millenial para adelante, se busca establecer y que se adentren tanto en la estructura como en el ámbito jurídico, y su realización constante en las instituciones. No hay derecha o izquierda que acepte quitarle la vida a un ser humano o mermar sus derechos. El primer punto al que una nueva generación se enfrenta es al de la desinstitucionalización y poca funcionalidad de estas. Las nuevas luchas políticas que se expresan en los podcast juveniles se dirige a la protección y exigencia de garantías de seguridad, de detención de la violencia, se disminución de la pobreza.

 

  • José Luis Durán es presentador de Pica Bolivia y analista cultural en Bolivia 365. Ve la cerveza y la lectura como un mismo gusto.

 

 


   

3
1