SexShop

Moteles, alojamientos y "oscuritos"

Cuando el hogar se convierte en un espacio no apto para la libertad sexual, las parejas buscan otras opciones. ¿Será realmente el sexo un impulso?
domingo, 8 de noviembre de 2020 · 00:01

Natalia Lucía Siles Costa

 

Los moteles, alojamientos y “oscuritos” son tres tipos de espacio donde las parejas pueden tener relaciones. Si pese a la curiosidad, no sabes de qué tratan, te invito a conocer las diferencias que tienen entre sí y algunas de sus características en la ciudad de La Paz.

Los moteles están específicamente diseñados para un encuentro sexual. Aseguran la privacidad de los clientes al evitar que tengan contacto directo con quien atiende al momento de entrar o pagar. A veces tampoco se pide ningún dato personal a quienes ingresan. Las habitaciones suelen tener una luz muy tenue o rojiza, creando un ambiente oscuro. Cuentan con televisión, baño privado y a veces hasta un jacuzzi. Tienen a la venta productos como alcohol, cigarrillos, snacks y preservativos. Muchos cuentan con habitaciones temáticas para crear una ambientación sexual total. En La Paz los más conocidos están por Sopocachi, pero hoy en día se hallan en más zonas, como Los Pinos y Mallasa. Debido al alto costo (alrededor de 70 o más de 100 bolivianos la hora), sus clientes son sobre todo adultos de ingresos consolidados o que están encontrándose con un/a amante, para lo cual es imprescindible la discreción del lugar.

La zona de Sopocachi alberga a los moteles "más conocidos" / foto archivo Página Siete.

Los alojamientos se tratan más bien de habitaciones simples, como las de un hostal. Muchas veces los mismos hostales también ofrecen el servicio de “alojamiento” para incrementar sus ingresos. La diferencia está en el precio y el servicio. Los alojamientos son más baratos (pueden costar alrededor de 30-40 bolivianos la hora o hasta mucho menos), no ofrecen la privacidad del motel (muchas veces incluso, por motivos de seguridad, se les pide a los clientes dejar sus carnets de identidad al ingresar), a veces no cuentan con baño privado y, si bien quizás en algunos halles televisión con cable, no hallarás a la venta otros productos o habitaciones temáticas. Debido a su precio, las parejas jóvenes o de menores ingresos son quienes más optan por estos espacios. Para los jóvenes, muchas veces representan la única posibilidad de tener relaciones, debido al poco espacio que tienen en sus hogares o al control parental que rige ahí. En La Paz, muchos alojamientos se hallan en la avenida América, pero también existen en otras zonas, como San Pedro o Miraflores.

Los alojamientos están distribuidos en la ciudad y sus precios varían llegando incluso hasta los 10 bolivianos la hora / foto archivo Página Siete.

Los “oscuritos”, finalmente, consisten en cualquier espacio donde se halle una relativa privacidad para el furor del momento (por lo general detonado por el consumo de alcohol). Muchos jóvenes me contaron haber tenido relaciones sexuales en una fiesta o incluso en un espacio público, si era de noche, como un parque o una plaza. Existen también otros lugares impredecibles, como el cine o la flota, donde la pareja probablemente no llegue a una relación coital, pero de seguro tendrá un buen momento de besos y toqueteo.

Cualquier espacio sirve para sucumbir ante la pasión.

Estos espacios son escenario de encuentros con diversas motivaciones. Ya sea enamorados, amantes, amistades que se dejaron llevar por los tragos de más, actos terribles, o a veces, una mezcla de algunas o todas estas cosas.

Sea como sea, estos lugares existen no solo porque el hogar puede ser inaccesible para tener relaciones, sino también porque a veces gana el “impulso” sexual. Pero, ¿podemos hablar realmente del sexo como un “impulso”? Dejo la interrogante hasta un próximo encuentro.

 

  • Natalia Lucía Siles Costa es escritora en Talleres de Lu en Facebook, madre de estrenitos, bruja de la luna y aprendiz del retorno de la luz. Es socióloga con publicaciones sobre sexualidad y vendedora en Sacred Sex.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

43
17