Cine para ver sin la familia: la lista que no te atreves a buscar en temporada navideña / CARTELERA

domingo, 13 de diciembre de 2020 · 00:00

Rebeca Paz

 

Llegamos a diciembre y lo que ocupa nuestros pensamientos son las fiestas de fin de año. Después de un 2020 tan pesado y de mucha distancia afectiva, necesitamos acercarnos a lo que definimos como “casa”, ese lugar en el cual encontramos familiaridad, apego y muchos recuerdos que marcaron nuestro crecimiento personal. En la cotidianeidad, la unión familiar tiene el peso de una figura casi divina –ya sea representada en la cultura popular, como en casa–, es primordial en los valores que se transmiten de generación en generación. No obstante, esas imágenes de familiaridad que encontramos en las fotos de bautizo, la parrillada dominical, el tecito con los abuelos o las reuniones del pasanaku, pueden mostrar otra cara por una razón u otra, transformándose así en una inquietante familiaridad.

Eraserhead – David Lynch (1980), en Netflix

La sensación de lo inquietante es por definición el cine de David Lynch, uno de mis directores favoritos, que rompe muchas veces los límites de lo razonable para introducirnos a la pesadilla de lo familiar. Eraserhead (Cabeza borradora) es una sátira onírica y grotesca, entre lo real y lo fantástico, que claramente pone en escena la ansiedad de concebir un nuevo ser en el mundo, y en la que un joven adulto se ve obligado a casarse con la madre de lo que ambos concibieron: un ente monstruoso y siniestro. Largometraje hecho en gran parte por sus propias manos, interiores exagerados, personajes oníricos, además de una producción musical experimental (diseñada por Lynch) que le va al ambiente industrial y gris de los exteriores. Angustiante y a veces terrorífica, en la cinta Henry se ve enmarañado en una pesadilla –de la que no logra encontrar salida– al cuidar de lo que parece ser su hijo.

Rosemary’s Baby – Roman Polanski (1968)

La definición de inquietante familiaridad –término creado por Sigmund Freud– contiene en sí dos sentidos antónimos: lo familiar, lo íntimo, reconocible y amable; y lo secreto, oculto, peligroso y dañino. Ello refiere a fenómenos psicológicos que se manifiestan cuando lo que antes era familiar emerge bajo un aspecto amenazante, peligroso, siniestro, como ocurre en la película Rosemary’s Baby (La semilla del diablo). Polanski nos introduce a una película de horror sobre la maternidad, en la cual una joven Mia Farrow recién casada se muda a un viejo edificio de Nueva York con su esposo, esperando encontrar un lugar acogedor para la llegada de su primer hijo. Se trata de un relato espantoso en el que la angustia es producida por los personajes que más deberían cuidar de la protagonista en su primer embarazo; la supuesta amabilidad y los favores que le otorgan parecen ser sospechosos.

The Killing of a Sacred Deer – Yorgos Lanthimos (2017), en Cuevana

Lo siniestro en lo familiar se encuentra igualmente en los relatos épicos de la mitología griega, en los que –como ya conocemos– existe el incesto, el asesinato y los retos morales que ponen a prueba a personajes de la misma sangre. Yorgos Lanthimos, director de origen griego, nos desafía esta vez introduciendo una narrativa así en nuestra época. The Killing of a Sacred Deer (El sacrificio del ciervo sagrado) es la historia de una familia de clase alta americana, protagonizada por Nicole Kidman y Colin Farrell –pareja que tiene una relación fría y siniestra– y sus dos hijos. El elemento perturbador se presenta como un virus en la muy perfecta foto familiar, para poner en jaque todas las creencias y valores que esta familia debería postular. Este intruso, que es un chico de clase media baja, les reta a una suerte de juegos morbosos desplegando un extraño poder fantástico que él posee. El humor negro no faltará a la hora de ver cómo el núcleo familiar de los Muphys se tuerce rápidamente en la fatalidad de su destino épico.

Juste la fin du monde – Xavier Dolan (2016), en Prime Video

No podemos olvidarnos del joven director canadiense Xavier Dolan al hablar de crisis y familia, y del retrato de una muy corta, pero lenta visita del protagonista a la casa de su madre. Juste la fin du monde (Solo el fin del mundo) muestra un personaje ya angustiado por la novedades que trae a la casa de la que se fue mucho tiempo atrás, retornando a esa cuna de las memorias más alegres y a la vez más agrias de su vida. Muy buenas actuaciones de Vincent Cassel, que retrata un hermano mayor con problemas de ira y resentimiento; de Nathalie Baye, como la figura materna disfuncional; y de Léa Seydoux como hermana menor, confundida e ignorante. Las escenas de confrontación particularmente perturbadoras dotan a este largometraje de mucha tensión, lo que le impide ser una relajada película familiar.

Ozark – Bill Dubuque, Mark Williams (2017 – 2021), en Netflix

En el ámbito del cine sobre tráfico de drogas estará siempre el elemento de la familia para hablar de lazos complicados y comprometidos en negocios ilegales. Ozark es una serie que narra la transformación de una familia americana de clase media que se ve obligada a mudarse a Ozark por un malentendido que tiene Marty, el padre, con el jefe de cartel de drogas para el cual lavaba dinero. Más allá de las dificultades que estos cuatro personajes (padre, madre y dos hijos) encuentran con las personas del lugar y los negocios, esta serie de televisión retrata una familia disfuncional que se ve obligada a convertir la unión familiar en método de sobrevivencia, en el que los roles de poder y autoridad se confunden a medida que la trama avanza. Los integrantes de lo que fue el estereotipo de una pequeña familia normal se transforman en colegas de trabajo, cómplices y muchas veces –influenciados por el mismo negocio– en rivales, retando nuevamente los valores supuestamente implícitos en esta unión.

  • Rebeca Paz Prada es artista visual, investigadora en arte contemporáneo y diseñadora boliviana. Se cuestiona constantemente sobre los modos de ver y percibir la realidad hoy en día. Reside actualmente en París, con un amor intenso y discreto por la expresión cinematográfica.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/