Música

Despedida en la azotea

The Beatles hizo un concierto de despedida en un lugar poco usual, como para dejar por sentado que siempre estarían en la cima de la música popular.
domingo, 13 de diciembre de 2020 · 00:02

Iadov Quiroga

Los “Fab Four” habían decidido dejar de presentarse en el año 1966, sin duda excedidos por lo que la fama conllevaba, haciendo que sus vidas prácticamente fueran incontrolables. Sin embargo, Paul, no se encontraba del todo bien con esta decisión y había pensado en una manera emblemática y especial para una nueva presentación de la banda. Los rumores sobre dónde y cuándo sería apuntaban a lugares totalmente inusuales, como las pirámides de Egipto. Para los Beatles, toda opción extravagante era válida, ya que el impacto iba a ser demasiado grande; les costaba entender que lo extraordinario estaba en su presencia, en verlos y en oírlos. La idea resultó complicada debido a la inestabilidad de la banda.

Esos cuatro muchachitos de Liverpool no imaginaban la huella que dejarían.

Los rumores sobre dónde y cuándo sería apuntaban a lugares totalmente inusuales, como las pirámides de Egipto.

La banda inglesa tenía pensado hacer este concierto en un anfiteatro en Grecia, como un fin ideal para su documental Let It Be, pero se canceló, porque Harrison no quiso viajar. George estaba sin ganas, no compartía muchas ideas y percibía de manera rebelde aquel ambiente hostil. Ante tanta discusión y caprichos de los integrantes, se optó por una idea mucho más factible: tocar en la terraza del estudio de grabación de Apple Corps, ubicada en Saville Row, lugar donde se estaba grabando el disco Let it Be, que posteriormente fue editado en mayo de 1970 –salió después del Abbey Road, pero fue grabado antes del mismo–. Una vez tomada la decisión, se armó una logística para subir los instrumentos, amplificadores y otros artefactos para empezar a tocar en vivo.

El jueves 30 de enero de 1969 se dio el que es conocido como “el último concierto de la banda”, aunque, musicalmente hablando, no se puede calificar este hecho como estrictamente un concierto o un recital. Pero esta fecha es esencial para la historia de los Beatles y para la cultura popular general, ya que ese día, desde la terraza de su estudio de grabación, la banda materializó una de sus varias despedidas. Tanto escuchar a los Beatles nos ha enseñado a entender que cada paso que daban nos acercaba a ese final.

Así sucedió, más o menos a mediodía, con la alineación de siempre, pero con la incorporación de Billy Preston en el teclado; aquel 30 de enero, todos los vecinos de la zona quedaron impactados escuchando canciones como Get Back, I´ve got a felling, Don't let me down y Dig a Pony. A medida que las canciones sonaban, el tumulto alrededor del edificio fue creciendo de manera considerable; sin embargo, la presentación no pudo durar más. La policía local apareció para cancelar el show e informar a la banda que estaban atentando contra el orden público y que no existía permiso para tocar en vivo en ese lugar, hecho que resultó provocador, ya que hizo que la cantidad de gente se acrecentara en las afueras del Apple Corps, pidiendo más canciones de la banda.

El jueves 30 de enero de 1969 se dio el que es conocido como “El último concierto de la banda”, aunque musicalmente hablando, no se puede calificar este hecho como estrictamente un concierto o un recital.

Abrigos de piel, instrumentos de rock; extravagancia y genialidad. / Foto EFE.

Estamos a punto de celebrar otro aniversario de este inusual show, por eso, este año es muy importante para rememorar este hito histórico y volver a mirar el Let it Be que Michael Lindsay-Hogg nos dejó en un documental. Además, debido a la pandemia, habrá que esperar hasta agosto y poder leer el Get Back y dejarnos llevar por los rumores sobre el box set de lujo que la banda traerá sobre el Let it Be, con grabaciones de estudio, fotografías inéditas, canciones no publicadas, tomas alternativas y otras sorpresas más. Estrategia que les ha funcionado bien cuando sacaron las ediciones de lujo y aniversario del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, White Album y el Abbey Road.

Paradójicamente, el supergrupo decidió dar fin a su carrera en un lugar donde siempre estuvo y se quedó: en la cima.

 

  • Iadov Quiroga es Psicólogo, músico y escritor amateur. The Beatles, Charly García y The Mars Volta son parte de su religión; los libros y el Thrash sus cables a tierra.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

24