MERcado chino

Los orígenes de Marte, CARTA #6

Detrás de estas 5 bandas está la historia de dos músicos que revolucionaron el rock, pero también las historias de fanáticos como el que escribe, cuyas vidas han sido definidas por la música.
domingo, 1 de marzo de 2020 · 00:08

Adrián Nieve

Hola, desde tu pasado,

Te escribo porque hoy me enteré que Juan Alderete hace poco despertó de un coma de cinco semanas. ¿Lo recuerdas, vejete? Espero que sí. No puedes simplemente olvidar a un bajista capaz de brillar en medio del hermoso caos que fue The Mars Volta. Sí, ese Alderete, el de esa banda de rock progresivo experimental que le dio vida nueva al rock atreviéndose a ser rara. 

¿Sigue siendo nuestra banda favorita? Todavía recuerdo la primera vez que escuchamos a Cedric Bixler–Zavala cantando y a Omar Rodríguez–López tocando la guitarra. Aquello fue el paraíso para un adolescente paceño atrapado en Sucre que pronto se vio enfrentado al infierno de conseguir la discografía de todas las bandas que tuvo el dúo a lo largo de sus años activos. Y de eso se trata esta carta, anciano. Porque nuestro yo del pasado, ese mocoso de dieciséis, no pasó en vano por una odisea para conseguir música rara en una ciudad donde el Internet era tan lento y caro que hasta podría decirse que era inexistente. 

Así que te recomiendo que te pongas en sus zapatos. Ve a buscar la música de las bandas listadas, siéntate a través del tiempo con nosotros y redescubre estos sabrosos ritmos vengadores, si es que los olvidaste.   

5# De Facto (1998–2003): No sé cómo fue que Cedric y Omar terminaron siendo este matrimonio artístico musical, pero siempre fue notorio que estaban totalmente dispuestos a explorar y experimentar, nunca conformándose con la música que hacen. Quizás eso fue lo que llamó tanto la atención del legendario tecladista Isaiah “Ikey” Owens, quien inició su viaje con TMV en medio de un concierto de la banda De Facto y su sonido que mezcla el dub con la electrónica, el reggae y salsa. Ese fue el limbo, el momento entre At the Drive–In y The Mars Volta que unió a Cedric y Omar con Ikey, uno de los miembros más importantes de nuestra banda favorita. 

Álbum favorito: Légende du Scorpion a Quatre Queues (2001)

4# Omar Rodríguez López Group (2005– ): Omar creó este proyecto que lleva su nombre para no aburrirse y, de paso, continuar lo que él llama “su eterna guerra contra la guitarra”. Sí, este consumado guitarrista detesta ese instrumento y por eso su música es tan buena: lo suyo es una compleja y contínua lucha para derrotar los convencionalismos de tocar guitarra como los grandes. Por eso es difícil clasificar este proyecto, porque si bien el sonido es inconfundiblemente rock experimental y progresivo, siempre hay algo que diferencia a cada uno de sus cuarenta y nueve álbumes. El sonido, los instrumentos, la rotación de músicos... No lo sé, pero qué tipo más genio para crear explosiones alucinantes con su música.

Álbum favorito: Xenophanes (2009), un disco de absoluta intensidad que debe estar entre lo mejor que Ximena Sariñana y Thomas Pridgen hicieron en sus vidas.

3# At the Drive-In (1994–2001) (2015–2018): ATDI es una banda punk y emo, llena de energía rockera y que te lanza puñetazos con el poder de sus gritos y guitarras. Bueno, era. En su retorno probaron que la juventud era parte importante de su encanto, incluso a nivel de composiciones. Pero igual ATDI siempre será increíble. Recuérdalos como ese momento en el que Cedric y Omar gritaron como monos y se drogaron como Bojacks, entregados al caos que precedió a la belleza caótica de The Mars Volta.

Álbum favorito: In/Casino/Out (1998). Un disco que puedes escuchar de principio a fin sin respirar y al compás de un goce tan primitivo como catártico.

2# The Mars Volta (2001–2012): Una vez Cedric me dijo: “Nunca confíes en las interpretaciones de los demás”. No sé quién eres ahora, viejo, pero quizá la música voltiana significa otra cosa para ti. Y para mí todavía es esta explosión calculada, es la belleza de vivir intensamente. Su música no se calma, toma impulso; no estalla, implosiona; no experimenta, rompe límites. TMV no fue una banda más en el sinfín de bandas que existen, porque se atrevieron a buscar algo más allá de lo común. Hicieron ruido para los simplones y belleza caótica para los locos degenerados que le dieron una oportunidad a su música.

Álbum favorito: El mejor es Amputechture (2006) y nuestro favorito es:

Bedlam in Goliath (2008). Escuchar ambos es saber que el rock no está muerto y no morirá mientras alguien se atreva a hacer discos como estos. 

1# Los Dregtones (1993-1994): Sí, TMV es genial. Pero en nuestros corazones siempre ha habido un lugar especial para esta banda de Cedric sin Omar, en la que tocaba la batería y cantaba canciones que mezclan el ska con rock psicodélico y un poquito de jazz. Solo tienen un disco de cinco canciones (5 Song Alibi) que se siente como ir al concierto de una banda de garaje de unos amigos muy talentosos; es la clase de sonido que te hace pensar que esta gente llegará lejos, muy lejos.

Pórtate bien y un día te mando nuestra forma de escuchar toda la discografía voltiana.

Abrazos,

Adrián Nieve
 

3
1