Zona verde

¿Cómo evitar la deforestación de 1. 1 millones de hectáreas?

El difícil equilibrio entre el retorno económico y el riesgo socioambiental de 75 carreteras proyectadas en la Amazonia continental.
domingo, 12 de abril de 2020 · 00:06

Alfonso Malky

De 75 proyectos viales propuestos para la Amazonia, casi la mitad no justifica su costo. Esto quiere decir que el beneficio económico es menor al costo del proyecto. Eso demuestra un estudio desarrollado por Conservation Strategy Fund (CSF), en sociedad con IPAM y la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS)

El estudio establece también que las carreteras más eficientes en términos económicos (beneficio es mayor a su costo) no son siempre las mismas que provocan los mayores daños ambientales y sociales, lo cual ofrece una oportunidad para equilibrar lo económico con lo socioambiental. Así, se demuestra que evaluaciones integrales (que además de lo económico consideren lo ambiental y social), permitirían a los países evitar pérdidas económicas y ambientales significativas.

El  estudio, publicado por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, PNAS,  contó con la participación de investigadores bolivianos, brasileños, peruanos y colombianos, y analiza proyectos viales en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. Desde el punto de vista ambiental, todos los proyectos analizados, aunque en diferentes magnitudes, tendrán un impacto negativo en el medio ambiente. Por otro lado, desde el punto de vista económico, cuarenta y cinco por ciento de estos proyectos generarían pérdidas económicas a los países, dado que sus costos superarían los beneficios esperados. La cancelación de esos proyectos (que no cuentan con una justificación económica) evitaría 1.1 millones de hectáreas de deforestación y US $ 7.6 mil millones en los próximos 20 años.

(...) cuarenta y cinco por ciento de estos proyectos generarían pérdidas económicas a los países, dado que sus costos superarían los beneficios esperados. La cancelación de esos proyectos (que no cuentan con una justificación económica) evitaría 1.1 millones de hectáreas de deforestación y US $ 7.6 mil millones en los próximos 20 años.

Por otro lado, para los proyectos que serían económicamente viables, el estudio identifica los que son comparativamente mejores no solo en términos de rendimiento económico, sino también en términos de sus impactos sociales y ambientales. A partir de esa identificación se encontró que, si se seleccionan los 18 proyectos más eficientes (mayores retornos económicos y menores impactos socioambientales) se podría obtener el 77% de beneficio económico, incurriendo solamente en el 10% del daño ambiental y social. Esto demuestra que sistemas de planificación vial más integrales conducen a un uso más eficiente de los recursos, y evitan pérdidas ambientales significativas.

(...) si se seleccionan los 18 proyectos más eficientes (mayores retornos económicos y menores impactos socioambientales) se podría obtener el 77% de beneficio económico, incurriendo solamente en el 10% del daño ambiental y social.

Los resultados específicos para Bolivia son:

  • De las 13 carreteras ubicadas en Bolivia, once presentan un retorno económico negativo (sus beneficios económicos esperados no justifican los costos en los que se incurrirían). Si se evita la construcción de esas carreteras económicamente inviables, más de US $ 26 millones podrían ser redireccionados a proyectos de inversión pública más eficientes.
  • Todas las carreteras en Bolivia generan impactos ambientales negativos. De ser construidas, las trece carreteras analizadas, ocasionarían aproximadamente 223 mil hectáreas de deforestación.
  • De los proyectos analizados, uno en particular se destaca como muy riesgoso e ineficiente, se trata del proyecto vial Isinuta - San Antonio. Este proyecto, además de tener un rendimiento económico negativo, causaría más de 48 mil hectáreas de deforestación adicional, o 22% de la deforestación total proyectada para todas las carreteras analizadas en Bolivia.

Las recomendaciones generales del estudio son:

  • Cancelar los proyectos que son económicamente inviables (sus beneficios económicos esperados no justifican los costos en los que se incurriría).
  • Seleccionar los proyectos cuyos impactos ambientales sean aceptables en relación a los beneficios económicos que generan.
  • Promover procesos de planificación de la red vial sobre la base de datos económicos, ambientales y sociales. Esto permitiría maximizar el retorno económico, mejorar el acceso de un número mayor de personas y evitar la afectación de áreas importantes para la biodiversidad y territorios indígenas.

Con información de: https://www.pnas.org/content/early/2020/03/10/1910853117

El resumen de política puede leerse aquí:  A better Amazon road network for people and the environment

  • Alfonso Malky  es el Director Técnico para AmLat de Conservation Strategy Fund (CSF). Tiene más de 15 años de experiencia aplicando herramientas económicas en proyectos de conservación.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

12
1