Confesiones / Tinta china

La Casa Materna

El pretexto: 25 de mayo, aniversario de Chuquisaca. La historia: el encuentro definitivo de una niña con la pasión de su vida, en un viaje por la memoria que de paso retrata las costumbres de un retazo de la sociedad chuquisaqueña.
domingo, 31 de mayo de 2020 · 00:03

La Casa materna y el primer grito libertario de 1809

Roxana Pinelo Navarro 

Fotografías de Isabel Navia

Sentada bajo la higuera de la casa materna, la niña observa a un grupo de hormigas que desde muy temprano trabaja subiendo y bajando por las pequeñas y frías baldosas del patio principal de la casa materna. Las trenzas de corte impecable y trazo firme acompañan el movimiento de los ojos en sorprendido vaivén que no cesa de mirar su diligente trabajo y que enseguida compara con el trajín de las mujeres de la casa que, afanosas, circulan envueltas en trajes coloridos.

A lo lejos el ruido sube de tono a medida que los habitantes de la ciudad de Sucre, en el siglo anterior, se disponen a realizar sus quehaceres cotidianos entre ofrecimientos del “recado” cotidiano y las noticias más importantes. Y desde el fondo del patio llega el inconfundible ruido de la cocina que anuncia festiva la semana de celebraciones que se inicia con el 25 de mayo.

San Lázaro

El menú en la pizarra de la puerta principal de un comedor chuquisaqueño tan antiguo como hospitalario da cuenta de la importancia de la fiesta. Tres diferentes platos principales acompañan la propuesta especial de la señora de la casa, entre vinos y apetecibles coctelitos. Las empanadas de Santa Clara, especialidad de la anfitriona, anteceden al tradicional picante surtido y al elegante Coq au vin que la abuela prefiere denominar Coco de Pollo, entre mensajes expresados en quechua, aún cifrados para su oído infantil. La mesa dulce es un manjar aparte. La cantidad de masitas acomodadas entre “los más aquí o más al centro” de rigor ocultan misteriosas, como si se tratara del vestido de una novia de costumbres y tradiciones férreas, la delicia principal aún en preparación. Horas más tarde la torta de penco haría su entrada triunfal entre chispeantes saludos y venias de aprobación por parte del selecto grupo de comensales.

Las empanadas de Santa Clara, especialidad de la anfitriona, anteceden al tradicional picante surtido y al elegante Coq au vin que la abuela prefiere denominar Coco de Pollo, entre mensajes expresados en quechua, aún cifrados para su oído infantil.

La niña se escurre entre el ruido incesante de los golpes de madera que emiten las cucharas de todo tamaño en singular batido y el zigzagueante movimiento de boquillas adornando dulcecitos con la fecha de la fiesta patria, mientras distinguidas señoras y caballeros ingresan portando botellas de fino licor o paquetes de chocolate no únicamente chuquisaqueño. Escondida entre las piernas de la abuela advierte que uno de ellos es dueño de una finca en la comunidad de Cachimayu, actualmente olvidada, donde pasan algunas vacaciones atendiendo su gentil invitación. Y entonces el miedo se apodera de sus recuerdos cuando rememora la llegada de la quebrada de alrededor de la casa de campo y la presencia tenebrosa de q’alamayus que, a pesar de su aparente ferocidad, ve descender por entre las piedras con extrema delicadeza cual señoritas en edad de merecer.

San Francisco

Se tapa los ojos con la esperanza de olvidar su apariencia y en el afán por lograr el olvido gira la cabeza hacia la pequeña salita donde su madre, ajena al despliegue de platos, copas y empanadas, come apenas una manzana mientras devora un libro. Pulcra e impecable en la postura y el sentimiento lee, en algún momento, también en voz alta. La niña se acerca sigilosa y espera una señal que no llega nunca. La madre cierra el libro y lo esconde tajante sin dar explicaciones. Ha decidido presentarle uno a uno al compás de su criterio, aunque mantendría algunos bajo llave, que la niña descubre para leer a escondidas, dizque a destiempo.

La Recoleta

Ese episodio marca su vida para siempre y a partir de ese momento las búsquedas personales escapan de la rigurosidad materna impuesta desde el afecto y las buenas costumbres chuquisaqueñas. Y así, entre el recuerdo de las celebraciones de mayo, la lectura de la vida la alienta a tocar “al otro” con las manos del alma, a sentir la fuerza de la vida en el cuerpo físico, a no olvidar que hay fuegos y cenizas debajo de sus pies y, sobre todo, a recordar cada día que tiempo ni espacio existen entre las páginas del libro de la vida. Y en ese proceso tan íntimo descubre la rebeldía innata de la sangre chuquisaqueña correteando libre por sus venas. 

 

  • Tinta China se inaugura así en las Confesiones de Rascacielos, espacio de escritura de Roxana Pinelo Navarro, chukuta chuquisaqueña, amante de la buena vibra, lectura y conversa.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

72
1